Ir al contenido principal

Cobrando el favor para su beneficio


Antes de este post, debes ver:


Como dije, Meade fue colocado en la Subsecretaría de Ingresos de la SHCP (enero de 2008) para “apoyar” la intención de llevar a Mouriño a la candidatura del PAN a la presidencia de la República, sin embargo a la muerte de ese siniestro personaje caldeRon tuvo que modificar la estrategia, adoptando a Ernesto Cordero como posible garante de la “continuidad” panista.

Así, coloca al nuevo “delfín” al frente de la SHCP (diciembre de 2009) bajo la encomienda de “apoyar” la posible candidatura del titular.

Desde la llegada de Cordero a la SHCP, se buscó modificar la legislación del Fondo de Excedentes en materia energética (que se logró en 2010), esto generó fricciones entre Carstens y Cordero, pues según el primero la inserción discrecional de recursos a actividades no programadas podía ocasionar presiones inflacionarias, Meade entonces fungió como “amortiguador” entre ambos personajes.

Carstens se “alió” convenientemente al grupo que apoyaba la candidatura de Josefina Vázquez Mota, para evitar la reforma legal y Meade realizó las gestiones ante el congreso para lograrla; resultando un encarnizado pleito que quizá impidió que Meade fuese ratificado en la SHCP, pues Carstens mantuvo hasta hace poco gran influencia en ese nombramiento.

Al final, el fondo generado para apoyar la candidatura de Cordero fue directamente negociado por Meade con Peña Nieto (no sé si con la aprobación de caldeRon o sin ella), ese apoyo en su momento fue cobrado.

Por lo que ya en esta administración de Peña, el señor Meade fue colocado como titular de la SRE, que parecía ser el preámbulo de su ocaso, pero no, pues precisamente ahí donde señaló “Yo voy a ser presidente de México”, y según algunos enterados y cercanos colaboradores desde entonces inició una intensa agenda (campaña) dirigida primero a las estructuras latinoamericanas, cambiando lealtades a cambio de “favores” logrando en la Conferencia de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC) un “acuerdo” con muchos “favores a las naciones leales” y pocos avances reales a la unidad.

Después un “acercamiento” con las estructuras de poder norteamericano, especialmente en una “negociación” de la Iniciativa Mérida que costó a México la retención de 100 millones de dólares por parte del Senado norteamericano y “moverse” al Plan Colombia al aceptar que el problema es de nuestro país y que los gringos son los afectados, con una “política flácida” y una abyección inaudita, desde 2013 México entregó parte de la soberanía nacional al aceptar de manera incondicional los postulados establecidos, que según dicen Peña Nieto consideró muy por debajo de sus expectativas y por lo tanto cambió la sede de las negociaciones a Bucareli en mayo de 2013.

Con lo que Meade reorganizó su “estrategia” viendo un “horizonte” en Europa, en donde varios países habían manifestado su interés en establecer tratados comerciales bilaterales con México, así inició con Dinamarca (y los países nórdicos) y Rusia; logrando a mediados de 2013 una “promesa” del gobierno de Suecia para un tratado bilateral de comercio, que por cierto no ha sido concretado.

El proyecto presidencial de Meade, desde esa dependencia del Ejecutivo Federal logra sus primeros frutos, cuando logra “conjuntar” voluntades para la integración de la Alianza del Pacífico (APEC) pero especialmente cuando (a raíz de la aprobación de la Reforma Energética) logra un “acuerdo comercial” con los inversionistas texanos interesados en el tema.

Pero, quizá la parte medular de esa estrategia fue la negociación para una visita de Francisco a México, logrando la promesa de tal situación hacia finales de 2014, aunque ya no le toco recibirlo.

Pero, en concreto, la “administraciónmeada (así) en la SRE aparte de promesas, NO trajo nada, no dejó nada, no propició mejores niveles de integración internacional y sí una inmensa ola de “posibilidades”, de “promesas” y nada de compromisos.

Cobró el favor, usó el cargo para promocionar su imagen, permitió la degradación de las relaciones de México frente a Estados Unidos de Norteamérica, sin chistar siquiera ante el incremento exponencial de las deportaciones de compatriotas por parte de ese gobierno.

Pese a que en enero de 2014 logró que Peña fuera recibido por el gobierno cubano (ya siendo titular Raúl Castro) y por el mismo Fidel como un acto de cortesía diplomática, no logró recuperar el nivel de esa entrañable relación, en el marco de la II Cumbre de la CELAC.

En ese evento Peña se “placeo” teniendo entrevistas además con la presidenta de Costa Rica, Laura Chinchilla; Dilma Rousseff, de Brasil; Cristina Fernández de Kirchner, de Argentina; la mandataria electa de Chile, Michelle Bachelet; el presidente de Nicaragua, Daniel Ortega Saavedra; el de Ecuador, Rafael Correa; el Primer Ministro de San Vicente y las Granadinas, Ralph Gonsalves; el presidente de Chile, Sebastián Piñera; el de Perú, Ollanta Humala y el de Colombia, Juan Manuel Santos.

Además, Peña Nieto entregó “La Orden Mexicana del Águila Azteca” al presidente de Uruguay José Mujica por ser amigo de México y servir a la humanidad.

Eso le hizo ganar algunos puntitos a Meade y acercarse al “corazoncito” de Peña.
Esta historia de avado e IMPUNIDAD continuará.

Otras entradas relacionadas:


Comentarios

Entradas más populares de este blog

millennials y milleniums

Me acuerdo de aquel mensaje de “esperanza e ilusiones” transmitido por un presidente nacional del PRI, en el que tras el caso de Ayotzinapa; me acordé de el “ya sé que no aplauden” o del “ya me cansé” o del “mal momento”; me acordé de la Casa Banca; de la señora martita; me acordé de tantos improperios cometidos por esos gobernantes en las últimas dos décadas.
Vino a mi memoria el pequeño hombrecito de caldeRon y su devastadora política de guerra; vinieron a mi memoria tantos momentos “ilustres” de la actuación de nuestro cartel político nacional.
El 19 de setiembre, apenas unas horas después del movimiento telúrico, un joven (de no más de 25 años de edad <gracias Bosco>) con traje, corbata y zapatos de marca dijo algo así como “yo si me voy a ayudar a esa gente”; me impactó una muchacha (casi una niña <gracias Lau>) que en una esquina muy transitada por gente con dinero, en el periférico pasaba a “platicar” con los automovilistas (de sexo masculino y de más de 35 años) para…

Inicia su “carrera” en la administración pública a nuestras costillas

Esta es la segunda entrega de la “vida impoluta” de Meade, la ascendencia familiar de tan “digno” personaje, José Antonio Meade Kuribreña, hijo de la impunidad.

En 1991 (recién egresado de Economía en el ITAM) cuando Banamex aún era parte del sistema bancario público y se estaba “pensando” la reprivatizado a favor de Alfredo Harp Helú y Roberto Hernández Ramírez (sus dueños desde 1971 y hasta la privatización en 1982) y un grupo de inversionistas agrupados en su entorno; fue colocado como “analista” por su padre que era parte de la dirección de Grupo Mexicano Somex.

Junto con un “equipo” de “ejecutivos” se encargó de generar la primeras “bases” para la reprivatización de esa institución de banca nacional (guiando el regreso de la misma a su previo dueño); así inicia su carrera profesional, entregando parte del patrimonio nacional a los dueños del poder real.

Sólo como dato para el anecdotario, es importante señalar que en marzo de 1994 el señor Harp Helú fue secuestrado (por quienes inte…

¿De qué se sorprenden?

Cuando Fox andaba de campaña, de manera campirana, de forma común, en un lenguaje entendible nos dijo que los hombres del gobierno no eran dioses, los llamó rateros, les dijo víboras, los comparó con tepocatas (que para los que no lo sepan son las crías del renacuajo); su florido lenguaje lo hizo ser gracioso y hasta le ganó adeptos, pero su suprema ignorancia de la historia y hasta de temas comunes, nos permitió a nosotros poder decirle estúpido; Fox al hacer descender a los otros se hizo vulnerable a él mismo.
Cuando formó el gabinetazo, había entre sus integrantes algunos que ni su nombre sabían escribir, les platico de un subsecretario que se llamaba Oscar (y cuando se lo pronuncié me dijo no: Óscar (pues entonces hay que ponerle acento) también de un Director General que sus apellidos eran Ortíz Ortíz y cuando le explicabas que no iban tildados, te respondía que no era ideota (así)
En 2004 una secretaria (de ese gabinetazo) se jactaba de haber permanecido toda la noche esperando…