Ir al contenido principal

Sigamos supongando

Ya hace casi un año escribí “vamos a supongar” entonces proponía tres escenarios; parece confirmarse lo entonces señalado, pero ahora aderezado con una “alianza” de derecha entre PRD-PAN (la PRANDilla), en la que seguramente se agregarán otras fuerzas políticas de menor membrecía (quizá PVEM y PANAL) que ahora declara (explícitamente) andar buscando al Macron mexicano.

Claro a ellos se les olvida que Emmanuel Macron, tiene 40 años y participó sólo dos años en actividad administrativa pública y en total no más de 10 años en política partidista; se les olvida que no tiene antecedentes familiares de administradores o políticos (ni corruptos ni no corruptos); se les olvida que en 2008 fue miembro de la Commission Attali, que redactó una propuesta integral para el crecimiento y desarrollo de Francia; se les olvida que Macron renunció a cualquier prebenda gubernamental; se les olvida que Macron definió un camino para la integración de una Asociación Social independiente (sin financiamiento oficial) para cambiar la política francesa.

Es posible que no se les olvide, es más también es posible que no sean ignorantes, es más ya con ganas de no agredirlos hasta puedo aceptar que lo sean; pero lo más seguro es que sólo estén alimentando una idea preconcebida, pues como dije hace unos días el programa que este país ha seguido desde 1985 (cuando menos) fue definido en principio por las “fuerzas modernizadoras” y alimentado desde hace una década por el PRD.

Las “alianzas” de esas fuerzas electorales datan de 1991, aunque la primera “exitosa” fue Nayarit en 1999 (casualmente por iniciativa de López Obrador) que dio cobijo a Antonio Echevarría, tránsfuga e ignorado por el PRI, de ahí pa’lante (como dicen en mi pueblo) en todas las otras han “cachado” al rechazado y en algunas han ganado (sacaron al PRI, para meter al PRI) o ¿ha ganado el PRI?

Me dicen algunos que la pugna entre Salinas y Peña por la “apropiación” de la candidatura del partidazo es cada vez más descarada, que de manera insolente y hasta grosera se han enfrentado y que el delfínBurrogaray y el hijo pródigoMeado las patadas, pellizcos, manotazos, muecas y caracolitos, son cada vez más frecuentes y suben de tono y pues de ahí saldría el Macron mexicano (aunque parezca de risa)

Me dicen también que otro posible Macron estaría siendo Woldenberg o incluso JuanRa, pero parece que a ambos ya se les acabó el gas y han declinado la posibilidad (ambos tienen más de 60)

Supongando, sólo supongando, que no se rompan las “negociaciones” cuando los “precalenturientos”: Moreno Valle o Margarita Zavala (por un lado) o Miguel Ángel Mancera o Graco Ramírez (por el otro) tengan que renunciar a sus aspiraciones personales (y de grupo) para dejar pasar a Videgaray o Meade o JuanRa o Woldenberg, me imagino un Macron atado a una estructura de poder preconcebida, hijo, nieto y bisnieto de personajes que han lucrado TODA su vida de la administración pública; un Macron que nunca ha visto (pensado o concebido) la idea de un México diferente, pues eso significa dejar su status de lujo y relumbrón; un Macron acostumbrado a la “negociación” y la prebenda; pero sobre todo, un Macron que espera que otros hagan la organización para él obtener las ventajas.

No hay parangón: pero Macron no es Meade.

SALUD

Te recomiendo mucho:
Las tormentas que vienen (ahí empieza y son diez partes)

También te recomiendo:


De las biografías:




Comentarios

Entradas más populares de este blog

millennials y milleniums

Me acuerdo de aquel mensaje de “esperanza e ilusiones” transmitido por un presidente nacional del PRI, en el que tras el caso de Ayotzinapa; me acordé de el “ya sé que no aplauden” o del “ya me cansé” o del “mal momento”; me acordé de la Casa Banca; de la señora martita; me acordé de tantos improperios cometidos por esos gobernantes en las últimas dos décadas.
Vino a mi memoria el pequeño hombrecito de caldeRon y su devastadora política de guerra; vinieron a mi memoria tantos momentos “ilustres” de la actuación de nuestro cartel político nacional.
El 19 de setiembre, apenas unas horas después del movimiento telúrico, un joven (de no más de 25 años de edad <gracias Bosco>) con traje, corbata y zapatos de marca dijo algo así como “yo si me voy a ayudar a esa gente”; me impactó una muchacha (casi una niña <gracias Lau>) que en una esquina muy transitada por gente con dinero, en el periférico pasaba a “platicar” con los automovilistas (de sexo masculino y de más de 35 años) para…

Inicia su “carrera” en la administración pública a nuestras costillas

Esta es la segunda entrega de la “vida impoluta” de Meade, la ascendencia familiar de tan “digno” personaje, José Antonio Meade Kuribreña, hijo de la impunidad.

En 1991 (recién egresado de Economía en el ITAM) cuando Banamex aún era parte del sistema bancario público y se estaba “pensando” la reprivatizado a favor de Alfredo Harp Helú y Roberto Hernández Ramírez (sus dueños desde 1971 y hasta la privatización en 1982) y un grupo de inversionistas agrupados en su entorno; fue colocado como “analista” por su padre que era parte de la dirección de Grupo Mexicano Somex.

Junto con un “equipo” de “ejecutivos” se encargó de generar la primeras “bases” para la reprivatización de esa institución de banca nacional (guiando el regreso de la misma a su previo dueño); así inicia su carrera profesional, entregando parte del patrimonio nacional a los dueños del poder real.

Sólo como dato para el anecdotario, es importante señalar que en marzo de 1994 el señor Harp Helú fue secuestrado (por quienes inte…

¿De qué se sorprenden?

Cuando Fox andaba de campaña, de manera campirana, de forma común, en un lenguaje entendible nos dijo que los hombres del gobierno no eran dioses, los llamó rateros, les dijo víboras, los comparó con tepocatas (que para los que no lo sepan son las crías del renacuajo); su florido lenguaje lo hizo ser gracioso y hasta le ganó adeptos, pero su suprema ignorancia de la historia y hasta de temas comunes, nos permitió a nosotros poder decirle estúpido; Fox al hacer descender a los otros se hizo vulnerable a él mismo.
Cuando formó el gabinetazo, había entre sus integrantes algunos que ni su nombre sabían escribir, les platico de un subsecretario que se llamaba Oscar (y cuando se lo pronuncié me dijo no: Óscar (pues entonces hay que ponerle acento) también de un Director General que sus apellidos eran Ortíz Ortíz y cuando le explicabas que no iban tildados, te respondía que no era ideota (así)
En 2004 una secretaria (de ese gabinetazo) se jactaba de haber permanecido toda la noche esperando…