Ir al contenido principal

PANAL, estructura en oferta

El PANAL en el proceso electoral federal de 2012 representó el 2.3 por ciento del total de la votación nacional y fue la séptima fuerza electoral (es decir el partido político con menor presencia nacional) ya para los 14 procesos locales (que se definirán el próximo domingo) el PANAL definió ir sin alianza en seis de ellos:

En Oaxaca (en donde no alcanzó a venderse) buscó aliarse con el PRI y el Verde Ecologista pero ahí (ente mis paisanos y con una Coordinadora fuerte) sólo representa el 1 por ciento de los votos locales y hasta el PAN lo desdeñó.

El PANAL en Veracruz representó en el proceso federal de 2012 menos del 1.5 por ciento de la votación y sin embargo logró aliarse con PRI y PVEM, en un convenio muy ventajoso para ellos, pues lograron colocar primera fórmula en tres alcaldías y en dos distritos; este acuerdo es resultado de la desesperación de parte de el PRI y algunos funcionarios, pues en las elecciones federales pasadas, Peña Nieto no obtuvo mayoría.

Otros dos estados en los que habrá elecciones locales este año y donde Nueva Alianza no tiene mayor peso, son Durango (2.3 por ciento) y Quintana Roo (1.9 por ciento), en el primero se presenta sólo al proceso electoral local y en Quintana Roo logró una alianza ventajosa, pero nada extraordinaria también con el PRI y el Verde.

Además de Oaxaca y Durango, el PANAL se presenta a proceso electoral de manera independiente (sin aliarse) en Aguascalientes, Hidalgo, Tlaxcala y Zacatecas; en la primera de cesas entidades federativas, el PANAL representa casi el 7 por ciento de la votación local y aunque NO aspiran a lograr un triunfo, si esperan alcanzar el 10 por ciento de la votación y quizá a colocar tres diputados ocales de mayoría (plurinominales)

En Hidalgo su peso local es poco mayor al cuatro por ciento y a pesar de que también se fijaron aumentar ese nivel todo parece indicar que tenderán a mantenerse e incluso a reducir esa participación.
En Tlaxcala y Zacatecas, son una fuerza electoral marginal (tres por ciento) y la presencia de partidos políticos con gran organización e historia en la estructura hace suponer que su capacidad para mantenerse en ese nivel, se verá seriamente cuestionada.

La alianza con sus “históricos” aliados PRI y PVEM se concretó aparte de Quintana Roo y Veracruz, en Coahuila, Sinaloa y Tamaulipas; en estas tres entidades federativas Elba Esther tradicionalmente colocaba a sus huestes desde que era Secretaria General del CEN del PRI y aun en la actualidad parte de las estructuras gubernamentales estatales y municipales se mantienen en poder de profesores con tendencia vanguardista y muy ligados a las estructuras partidistas.

Pese a ello, la votación en esas tres entidades federativas la votación a favor del PANAL (como partido político) fue apenas sus promedios nacionales pero seguramente esa alianza mantendrá los “equilibrios” hasta ahora obtenidos y en el reparto de la votación le “pagarán” con incrementos importantes de su voto y con posiciones en algunas carteras municipales (que gane la alianza) y entre dos y tres diputados locales por cada entidad federativa.

El caso del estado de Chihuahua es verdaderamente sorprendente, pues la alianza fue parcial (sólo para las alcaldías más importantes del estado) y además de ir con PRI y Verde, se agregó el PT y ocasionalmente el PRD; en este estado el PANAL representa más del 4 por ciento de la última votación local y ante la necesidad del PRI de ganar municipios como Ciudad Juárez o Chihuahua; el convenio de coalición fue muy ventajoso (incluso se habla de posiciones en el gabinete estatal de Duarte en caso de lograr las dos alcaldías mayoritarias) pues en Juárez se comprometió la cartera de educación municipal en caso de ganar.

A juzgar por los todo lo anterior, el PRI con el Verde quiere ganar en las entidades en que buscó la alianza con PANAL y no le basta con las fuerza del PVEM ante un escenario de elecciones locales competidas usó como “socio” a Nueva Alianza, son precisamente en esas entidades federativas en las que logró mayores “beneficios” el PANAL.

Sin embargo, en Baja California única entidad en donde se disputa la gubernatura, el PRI no le llegó al precio o el precio fue demasiado alto para la negociación y el PANAL se coaligó con la “alianza contraria” y según mi opinión la “alianza perdedora” y esta misma coalición se dio en Puebla en donde según parece el PRI ya no pelea ni la capital del estado y en donde según dicen algunos el PRI (el de Peña Nieto) hace crecer a Moreno Valle, con miras a que logre posicionarse como “aspirante” real a la presidencia de la República en 2018 y estire las negociaciones entre PAN y PRD hacia final el periodo de PeñaSALUD

En lo personal me parece que el PANAL alcanzó las mejores negociaciones que pudo en donde las alcanzó y va solo (con muy pocas posibilidades reales de alcanzar algo) en donde no tuvo más remedio, el PANAL ahora con la profesora guardada y con una dirigencia nacional que está más ocupada en sus a$$unto$$ que en negociar con las estructuras nacionales de otros partidos políticos, no ha logrado penetrar (exceptuando casos concretos) ni impactar a la población y dada su incapacidad e movilización a nivel local recogerá ente el 2 y 2.2 por ciento de la votación emitida el próximo domingo y su capacidad de negociación se reducirá de manera gradual.


SALUD

Comentarios

Entradas más populares de este blog

millennials y milleniums

Me acuerdo de aquel mensaje de “esperanza e ilusiones” transmitido por un presidente nacional del PRI, en el que tras el caso de Ayotzinapa; me acordé de el “ya sé que no aplauden” o del “ya me cansé” o del “mal momento”; me acordé de la Casa Banca; de la señora martita; me acordé de tantos improperios cometidos por esos gobernantes en las últimas dos décadas.
Vino a mi memoria el pequeño hombrecito de caldeRon y su devastadora política de guerra; vinieron a mi memoria tantos momentos “ilustres” de la actuación de nuestro cartel político nacional.
El 19 de setiembre, apenas unas horas después del movimiento telúrico, un joven (de no más de 25 años de edad <gracias Bosco>) con traje, corbata y zapatos de marca dijo algo así como “yo si me voy a ayudar a esa gente”; me impactó una muchacha (casi una niña <gracias Lau>) que en una esquina muy transitada por gente con dinero, en el periférico pasaba a “platicar” con los automovilistas (de sexo masculino y de más de 35 años) para…

Inicia su “carrera” en la administración pública a nuestras costillas

Esta es la segunda entrega de la “vida impoluta” de Meade, la ascendencia familiar de tan “digno” personaje, José Antonio Meade Kuribreña, hijo de la impunidad.

En 1991 (recién egresado de Economía en el ITAM) cuando Banamex aún era parte del sistema bancario público y se estaba “pensando” la reprivatizado a favor de Alfredo Harp Helú y Roberto Hernández Ramírez (sus dueños desde 1971 y hasta la privatización en 1982) y un grupo de inversionistas agrupados en su entorno; fue colocado como “analista” por su padre que era parte de la dirección de Grupo Mexicano Somex.

Junto con un “equipo” de “ejecutivos” se encargó de generar la primeras “bases” para la reprivatización de esa institución de banca nacional (guiando el regreso de la misma a su previo dueño); así inicia su carrera profesional, entregando parte del patrimonio nacional a los dueños del poder real.

Sólo como dato para el anecdotario, es importante señalar que en marzo de 1994 el señor Harp Helú fue secuestrado (por quienes inte…

Un camino lleno de incógnitas o de corrupción

Esta es la tercera entrega de la “vida impoluta” de Meade, la ascendencia familiar de tan “digno” personaje, José Antonio Meade Kuribreña, hijo de la impunidad.
El uso de recursos públicos para la realización de sus estudios como abogado de la UNAM y su maestría en Yale, Inicia su “carrera” en la administración pública a nuestras costillas.

Pero siendo Secretario Adjunto, fue aprobada la Ley del IPAB y entonces (ante la “emergencia” le fueron asignadas funciones discrecionales para la cancelación de pasivos del Fobaproa y la transferencia como deuda pública al instituto, desde ahí sus “negociaciones” con las cabezas de las instituciones financieras nacionales, especialmente con las más emproblemadas durante el crack del 95-97 fueron muy discrecionales, beneficiando siempre a las que “aportaban” más al crecimiento nacional (o a las que prometían aportar más), a las que aportaban más “crédito” para actividades productivas (o decían que lo harían) pero sobre todo a las que “apoyaban” ciert…