Ir al contenido principal

La cara de la indolencia del Estado mexicano

Sumergirse en la “información” que se publica de nuestro país en el mundo ya no resulta terapéutico, es repugnante.

Hace unos años, muchos mexicanos como catarsis nos remitíamos a la información que se publicaba en España o Estados Unidos, para medir el disenso internacional respecto de la política mexicana; desde hace tres años las notas sobre México pasaron a diarios de Francia, Alemania e Inglaterra (Reino Unido) y los mexicanos nos regodeábamos con el tratamiento que ahí se daba a nuestro gobierno y en general a las “instituciones” de nuestro país.

Hoy recorrer esas páginas ya no resulta terapéutico, es repugnante; dejó de ser alentador The New York Times deja claro que “el gobierno mexicano está inmerso en una profunda crisis de credibilidad interna y externa”; The Economist (pese a su marcado conservadurismo respecto de la política mexicana) marca al gobierno de Peña Nieto como “inoperante y poco autocrítico, respecto de las políticas sociales”; El País ha publicado en el último mes un centenar de notas respecto de Ayotzinapa y la Casa Blanca de la primera dama (como para ejemplo nacional); hoy aparecen tres reportajes (en tres influyentes medios europeos) que comparan la barbarie entre la “guerra” de Felipe Calderón y los dos años de Peña Nieto, en los que este último sale muy mal librado.

A propósito de esa “propiedad” de la familia presidencial Financial Times dice: “El Presidente mexicano bajo fuego luego de que cuestionamientos sobre mansión recrudecen protestas” y aunque no hay matemática social o “predicción del comportamiento social” la liga parece llegar al límite de su resistencia.

Apenas ayer leía un artículo de Zukerman respecto de lo barato que le ha salido a Peña Nieto el escándalo de la casa blanca y me acordé de un caso de un candidato al senado norteamericano, en el que su esposa (inversionista de una constructora) había “negociado” con una empresa (del mismo ramo de la construcción) la triangulación de fondos para la campaña.  Hoy la esposa del candidato y el socio mayoritario de la otra empresa están en la cárcel y obviamente el candidato retiró su postulación; pero en México la esposa del presidente pudo “negociar” la construcción de una casa a cambio de quien sabe qué cosa y no hay consecuencia legal alguna, ese es el país de la absoluta impunidad en que vivimos.

Pero regresando al tema, hoy los padres de los jóvenes desaparecidos en Iguala (jóvenes estudiantes de una escuela normal) fueron recibidos por granaderos ante la sede del Senado y sólo llamaron indolentes a los senadores; también hoy The Telegraph nos muestra cuantos mexicanos “desaparecen” diariamente y como acumulados en lo que va de este año son más de 2 mil; hoy también se nos dice que Javier Villarreal (que fue secretario de finanzas de Humberto Moreira) entregó 2.3 millones de dólares al gobierno de Texas (para enfrentar en libertad un proceso penal por lavado de dinero) pero aquí ni siquiera es requerido por la autoridad para aclarar el destino de los recursos de la deuda del milenio.

La cara de la indolencia llega a niveles inusitados y como dije antes, la liga llegó al límite de resistencia; la sociedad está muy cansada y ya es repugnante enterarnos de su indolencia.

SALUD

No dejes de ver:









Comentarios

Entradas populares de este blog

¿De qué se sorprenden?

Cuando Fox andaba de campaña, de manera campirana, de forma común, en un lenguaje entendible nos dijo que los hombres del gobierno no eran dioses, los llamó rateros, les dijo víboras, los comparó con tepocatas (que para los que no lo sepan son las crías del renacuajo); su florido lenguaje lo hizo ser gracioso y hasta le ganó adeptos, pero su suprema ignorancia de la historia y hasta de temas comunes, nos permitió a nosotros poder decirle estúpido; Fox al hacer descender a los otros se hizo vulnerable a él mismo.
Cuando formó el gabinetazo, había entre sus integrantes algunos que ni su nombre sabían escribir, les platico de un subsecretario que se llamaba Oscar (y cuando se lo pronuncié me dijo no: Óscar (pues entonces hay que ponerle acento) también de un Director General que sus apellidos eran Ortíz Ortíz y cuando le explicabas que no iban tildados, te respondía que no era ideota (así)
En 2004 una secretaria (de ese gabinetazo) se jactaba de haber permanecido toda la noche esperando…

Desastre previsible

Hace ya más de un mes me atrevía a “pronosticar” con base en datos estadísticos, que Morena sería la beneficiaria de la crisis de credibilidad en edoMex, hoy, ya lejos de la información estadística y más cerca de la información política, primero el PRD ya “decidió” (muy forzado por las circunstancias) por Juan Zepeda, ex presidente municipal de Netzahualcoyotl, el PT va con Óscar González Yáñez y se registraron tres “independientes” entre ellos el expresidente estatal del PRI, Isidro Pastor Medrano y una empresaria de nombre Teresa Castell.
Todos ellos con muy pocas posibilidades de lograr un resultado favorable en el proceso electoral, de hecho, hay análisis que prevén que PT perderá su registro local y que colocan al PRD en quinto lugar.
La desesperación del PRI, se muestra con la “caravana” de funcionarios locales y federales repartiendo dádivas en Toluca y los municipios más poblados de la entidad, llegando incluso al ridículo de mandar a la güilota (gaviota); también se muestra en …

millennials y milleniums

Me acuerdo de aquel mensaje de “esperanza e ilusiones” transmitido por un presidente nacional del PRI, en el que tras el caso de Ayotzinapa; me acordé de el “ya sé que no aplauden” o del “ya me cansé” o del “mal momento”; me acordé de la Casa Banca; de la señora martita; me acordé de tantos improperios cometidos por esos gobernantes en las últimas dos décadas.
Vino a mi memoria el pequeño hombrecito de caldeRon y su devastadora política de guerra; vinieron a mi memoria tantos momentos “ilustres” de la actuación de nuestro cartel político nacional.
El 19 de setiembre, apenas unas horas después del movimiento telúrico, un joven (de no más de 25 años de edad <gracias Bosco>) con traje, corbata y zapatos de marca dijo algo así como “yo si me voy a ayudar a esa gente”; me impactó una muchacha (casi una niña <gracias Lau>) que en una esquina muy transitada por gente con dinero, en el periférico pasaba a “platicar” con los automovilistas (de sexo masculino y de más de 35 años) para…