Ir al contenido principal

Hacia el “nacionalismo revolucionario”

En 1987 se presenta la primera escisión del partido de estado al formarse la Corriente Democrática y junto con Muñoz Ledo dejan el PRI un grupo de “distinguidos miembros de ese partido, forman al interior del mismo un grupo en busca de la democratización de las decisiones” (lo que eso pueda significar), meses después el PARM (satélite del gobierno) ofrece la candidatura presidencial a Cuauhtémoc Cárdenas.  SALUD


Ahí inicia el reacomodo de la política nacional los “políticoslas estructuras del PRI se quedaron en manos de los “modernizadores que dejaron de “explotar” las estructuras corporativas del partido, que pensaron que desquebrajando los grupos de poder fáctico, podían avanzar hacia nuevos estadios de desarrollo nacional (ejemplos de debilitamiento o intento de ello de los caciques nacionales y locales hay por millares)

El surgimiento de Solidaridad pretendió trastocar las estructuras de poder local, partiendo de la generación de “nuevos” liderazgos, de la dinamización social y diversificación económico productiva regional, situación que se logró en parte, pese a las resistencias internas (gobernadores, “líderes de opinión” y grupos de poder interno)

El “programa político” implicaba dar continuidad política a las medidas iniciadas, fortalecer las “débiles estructuras” locales surgidas y “enfrentarlas” con los tradicionales grupos de poder, es decir, aplicar la teoría del rompimiento, para poder acabar con el viejo régimen, había que enfrentarlo a la realidad de un México moderno.

La meta era acabar con el nacionalismo revolucionario (que exaltaba un idílico pasado prehispánico impregnado del izquierdismo en boga en aquellos años), era dejar atrás las raíces que ataban a México a su pasado y proponer revolcarlas para lograr un futuro “moderno

México a las puertas de los mercados globales o como dijo Salinas, “México, un paso difícil a la modernidad” (conste que no lo recomiendo, pero es un documento que trata de explicar desde su perspectiva lo que se “avanzó”)

Tras el rompimiento del Pacto Político, y lo que sobreviene en la historia, se observa que Zedillo, lejos de dar “continuidad” al sistema, se guió por el librito económico, es decir siguió la receta para lograr la cura, no propuso, abandonó la política y el Laissez faire fue su resguardo de seguridad.

Ya se había fundado el PRD que lejos de dar continuidad a la lucha histórica del PCM, PC, PMS, PSUM y la izquierda mexicana, se convierte en la nueva casa del “nacionalismo revolucionario”, esa estructura reproduce rápidamente los más repugnantes vicios del PRI, las estructuras corporativas y clientelares dan nacimiento al sectarismo, se magnifica la repartición de cuotas (que además se dificulta ante la existencia de tribus –bandas- que reclaman “su pedazo de poder”)

Sus “dirigentes” postulan con falta de vergüenza y una inmensa ignorancia “Recuperaremos los ideales históricos de la Revolución Mexicana, la vigencia plena de la Constitución y la legitimidad de nuestro gobierno y nuestros gobernantes”  SALUD

Hoy, esa fuerza política está “dirigida” por esos grupos que en el echeverriato y salinato son los verdaderos dueños del poder, la mano tras el títere o los operadores “políticos” de los reyezuelos sexenales.

Hoy la política mexicana de izquierda, se parece mucho más a la teoría echeverrista que a la visión de Lázaro Cárdenas y conste que no es eso lo que espero que México sea cuando mis nietos lo disfruten.

SALUD


Comentarios

Entradas más populares de este blog

millennials y milleniums

Me acuerdo de aquel mensaje de “esperanza e ilusiones” transmitido por un presidente nacional del PRI, en el que tras el caso de Ayotzinapa; me acordé de el “ya sé que no aplauden” o del “ya me cansé” o del “mal momento”; me acordé de la Casa Banca; de la señora martita; me acordé de tantos improperios cometidos por esos gobernantes en las últimas dos décadas.
Vino a mi memoria el pequeño hombrecito de caldeRon y su devastadora política de guerra; vinieron a mi memoria tantos momentos “ilustres” de la actuación de nuestro cartel político nacional.
El 19 de setiembre, apenas unas horas después del movimiento telúrico, un joven (de no más de 25 años de edad <gracias Bosco>) con traje, corbata y zapatos de marca dijo algo así como “yo si me voy a ayudar a esa gente”; me impactó una muchacha (casi una niña <gracias Lau>) que en una esquina muy transitada por gente con dinero, en el periférico pasaba a “platicar” con los automovilistas (de sexo masculino y de más de 35 años) para…

Inicia su “carrera” en la administración pública a nuestras costillas

Esta es la segunda entrega de la “vida impoluta” de Meade, la ascendencia familiar de tan “digno” personaje, José Antonio Meade Kuribreña, hijo de la impunidad.

En 1991 (recién egresado de Economía en el ITAM) cuando Banamex aún era parte del sistema bancario público y se estaba “pensando” la reprivatizado a favor de Alfredo Harp Helú y Roberto Hernández Ramírez (sus dueños desde 1971 y hasta la privatización en 1982) y un grupo de inversionistas agrupados en su entorno; fue colocado como “analista” por su padre que era parte de la dirección de Grupo Mexicano Somex.

Junto con un “equipo” de “ejecutivos” se encargó de generar la primeras “bases” para la reprivatización de esa institución de banca nacional (guiando el regreso de la misma a su previo dueño); así inicia su carrera profesional, entregando parte del patrimonio nacional a los dueños del poder real.

Sólo como dato para el anecdotario, es importante señalar que en marzo de 1994 el señor Harp Helú fue secuestrado (por quienes inte…

Un camino lleno de incógnitas o de corrupción

Esta es la tercera entrega de la “vida impoluta” de Meade, la ascendencia familiar de tan “digno” personaje, José Antonio Meade Kuribreña, hijo de la impunidad.
El uso de recursos públicos para la realización de sus estudios como abogado de la UNAM y su maestría en Yale, Inicia su “carrera” en la administración pública a nuestras costillas.

Pero siendo Secretario Adjunto, fue aprobada la Ley del IPAB y entonces (ante la “emergencia” le fueron asignadas funciones discrecionales para la cancelación de pasivos del Fobaproa y la transferencia como deuda pública al instituto, desde ahí sus “negociaciones” con las cabezas de las instituciones financieras nacionales, especialmente con las más emproblemadas durante el crack del 95-97 fueron muy discrecionales, beneficiando siempre a las que “aportaban” más al crecimiento nacional (o a las que prometían aportar más), a las que aportaban más “crédito” para actividades productivas (o decían que lo harían) pero sobre todo a las que “apoyaban” ciert…