Ir al contenido principal

Las tormentas que vienes (10ª parte) disertaciones respecto de candidatos independientes

La primera parte de esta saga incluye la agenda ciudadana, lo que los mexicanos debemos exigir a los poderes para propiciar mayor equidad, una mejor calidad democrática, mejores instituciones electorales, con financiamiento público diferente y que el entiendan que el voto nulo fue un castigo.
La segunda parte, revisa desde mi perspectiva la agenda de los partidos políticos:
Hoy me gustaría tratar algunos puntos referentes a las Candidaturas Independientes; pues el “primer” caso moderno de candidatura independiente es el presentado por Jorge Castañeda Gutman ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos y por esta a la Corte Interamericana de Derechos Humanos, a raíz de que “el Estado Mexicano” le negó su inscripción como tal en el proceso electoral de 2006.

El desatino de la “justicia” mexicana en el caso de referencia fue soberbio, pues aun y cuando el Juzgado Séptimo en Materia Administrativa, aceptó que se violaban  derechos fundamentales de Castañeda y las garantías individuales, consagrados en la Constitución; acaba diciendo “el juicio de amparo resulta improcedente” y finalmente la Suprema Corte de Justicia de la Nación, resolvió confirmar la sentencia recurrida y sobreseer el amparo respecto de los artículos del COFIPE cuya constitucionalidad cuestionaba el peticionario; es decir puso por arriba de la Carta Magna una disposición legal inferior, el COFIPE.
La resolución de la Corte fue:
  1.  adelantar las reformas legislativas y de otro orden que sean necesarias para adecuar su ordenamiento jurídico interno al artículo 25 de la Convención Americana, en particular las normas relevantes de la Ley de Amparo y el COFIPE, a fin de brindar un recurso sencillo y efectivo para el reclamo de la constitucionalidad de los derechos políticos. 
  2. otorgar una indemnización al señor Jorge Castañeda Gutman por el daño derivado de la violación de sus derechos; y
  3. pagar las costas y gastos legales incurridos en la tramitación del caso tanto a nivel nacional, como las que se originen en la tramitación del presente caso ante el sistema interamericano.

Habrá que preguntar al “dignísimo” señor Castañeda cuanto cobró tras esa resolución de la CIDH.

Las modificaciones constitucionales para dar paso a esta figura jurídica, fueron publicadas hasta febrero de 2014 (apenas siete años después de la resolución de la CIDH), muestra del acato a la ley y las “instituciones” que tanto defienden nuestros representantes.

Pero, en la legislación secundaria que dejó de ser código para convertirse en ley LEGIPE, se establecieron los requisitos para ser candidato independiente, sólo para quienes estén interesados en ser Presidente de la República requiere la firma del 1% del Padrón Electoral (parece que de ese términó sólo se acuerdan cuando hay que beneficiarse) además el 1% en cuando menos 17 entidades federativas y las firmas se deben obtener en 120 días.

Con ese parámetro un ciudadano deberá llegar con más de 800 mil firmas (de ciudadanos de TODO el país) para poder aspirar a ser registrado, que serían los votos que obtuvo el PH en el recién concluido proceso electoral y no conservó su registro.  Las firmas recolectadas para ser inscrito como candidato independiente a Senador y Diputado Federal son similares, no imposibles, pero sí muy injustas (contradictoriamente a los principios de equidad, igualdad e imparcialidad electoral).

Un dato que poco se ha analizado es el destino del voto por candidatos independientes, pues esa fracción de voto ciudadano no estará representada en las cámaras, por lo que se convertirá en un mayor reparto de las curules de representación proporcional para los partidos políticos, es decir si los candidatos independientes no ganan, las fracciones de votación que obtienen, son distribuidas entre los partidos políticos para la distribución de las plurinominales y (por supuesto) para las prerrogativas.

Otro dato de inequidad en la competencia se deriva de que en caso de rebasarse los topes de campaña en el periodo de la búsqueda de apoyos, el aspirante pierde el derecho a ser candidato mediante la cancelación de su registro, mientras que los partidos políticos sólo son sancionados en caso de rebasar los topes de campaña a posteriori (a chivo pasado)

Pero incluso, si el candidato independiente logra ganar la contienda, se convierte en Diputado o Senador de segunda, pues no gozará del derecho de reelegirse, algo verdaderamente aberrante.

En fin, las leyes estatales son reflejo de la nacional y en tal sentido, un equiparable de la misma; por lo que resultará urgente su revisión y adecuación a parámetros electorales de normalidad.

Dejando de lado el asunto jurídico de las candidaturas independientes, centrándonos en los “análisis” políticos de los casos de éxito en las contiendas recién concluidas, el más común de ellos habla de la “puerta que le abrimos al narcotráfico” y pues parece que esa puerta está abierta con o sin candidaturas independientes, un cálculo conservador establece que más de 800 de los 2,400 municipios (una tercera parte) está influenciado por intereses económicos ilegales y un cálculo personal me indica que más de la mitad de las estructuras administrativas estatales están muy fuertemente vinculadas a actividades ilegales.

Otra de las críticas viene de “la inexperiencia” y pues de los 500 diputados que habrán de asumir su cargo a nivel federal, menos de 200 (dos quintas partes o 40%) tienen experiencia, los otros 300 son personajes que saltan de organizaciones políticas, corporaciones empresariales o ciudadanas, organizaciones sociales y hasta de la farándula o de actividades deportivas, sin mayor conocimiento respecto del trabajo legislativo.

El aletargamiento (para el caso de los ejecutivos) que puede generar un “enfrentamiento” de los intereses políticos ocales contra el titular que haya llegado por la vía de independiente; pero eso se da también independientemente de que sea de partido.

La más “severa” de las críticas habla de situaciones irregulares, que pudieran presentarse en las administraciones de candidatos independientes, pero, por favor esas las vemos todos los días con ejecutivos emanados de partidos políticos.

Lo que para mi si es importante, es que una parte mayoritaria de la población, cansada de los partidos políticos y de los políticos, deposita en una figura “independiente” la esperanza de un mejor futuro y que quizá (sólo quizá) como en 2000 el “independiente” o salga más mandilón que los que estaban o sea absolutamente incapaz de hacer lo que la gente espera que haga; eso sería un verdadero retroceso al sistema que hemos creado, pues pone en riesgo la estabilidad y propiciará o el absoluto desencanto o verdaderas revueltas locales.

Ya México se cansó de políticos con o sin partido que no hace lo que tienen que hacer.

SALUD

Te recomiendo:




Comentarios

Entradas más populares de este blog

Inicia su “carrera” en la administración pública a nuestras costillas

Esta es la segunda entrega de la “vida impoluta” de Meade, la ascendencia familiar de tan “digno” personaje, José Antonio Meade Kuribreña, hijo de la impunidad.

En 1991 (recién egresado de Economía en el ITAM) cuando Banamex aún era parte del sistema bancario público y se estaba “pensando” la reprivatizado a favor de Alfredo Harp Helú y Roberto Hernández Ramírez (sus dueños desde 1971 y hasta la privatización en 1982) y un grupo de inversionistas agrupados en su entorno; fue colocado como “analista” por su padre que era parte de la dirección de Grupo Mexicano Somex.

Junto con un “equipo” de “ejecutivos” se encargó de generar la primeras “bases” para la reprivatización de esa institución de banca nacional (guiando el regreso de la misma a su previo dueño); así inicia su carrera profesional, entregando parte del patrimonio nacional a los dueños del poder real.

Sólo como dato para el anecdotario, es importante señalar que en marzo de 1994 el señor Harp Helú fue secuestrado (por quienes inte…

Un camino lleno de incógnitas o de corrupción

Esta es la tercera entrega de la “vida impoluta” de Meade, la ascendencia familiar de tan “digno” personaje, José Antonio Meade Kuribreña, hijo de la impunidad.
El uso de recursos públicos para la realización de sus estudios como abogado de la UNAM y su maestría en Yale, Inicia su “carrera” en la administración pública a nuestras costillas.

Pero siendo Secretario Adjunto, fue aprobada la Ley del IPAB y entonces (ante la “emergencia” le fueron asignadas funciones discrecionales para la cancelación de pasivos del Fobaproa y la transferencia como deuda pública al instituto, desde ahí sus “negociaciones” con las cabezas de las instituciones financieras nacionales, especialmente con las más emproblemadas durante el crack del 95-97 fueron muy discrecionales, beneficiando siempre a las que “aportaban” más al crecimiento nacional (o a las que prometían aportar más), a las que aportaban más “crédito” para actividades productivas (o decían que lo harían) pero sobre todo a las que “apoyaban” ciert…

Meade negociador de leyes a modo

Antes de este post, debes ver:
José Antonio Meade Kuribreña, hijo de la impunidad Inicia su “carrera” en la administración pública a nuestras costillas
Un camino lleno de incógnitas o de corrupción Financiera Rural para ser lavador profesional

Tras la “victoria” de Felipe caldeRon y ante un congreso muy fracturado, vendió primero la idea de sacar una reforma fiscal que permitiera al panismo alzarse con una victoria (que Fox ni quiso ni pudo anotarse).
Además, 2007 resultaba un año electoral muy importante pues había cambio de presidencias municipales y congresos locales en 14 estados de la república y tres gubernaturas en juego (dos del PAN y una del PRD), por lo que ofreció a Carstens y a caldeRon, lograr resultados acordes a sus necesidades.
Había procesos electorales para Gobernador, congresos locales y presidencias municipales en Yucatán, Baja California y Michoacán, además intermedias en Aguascalientes, Chiapas, Chihuahua, Durango, Oaxaca, Puebla, Sinaloa, Tamaulipas, Tlaxcala, Vera…