Ir al contenido principal

Las tormentas que vienen (9ª parte) la disciplina priista y la previsión de otra gran derrota

Si no las has visto, debes ver:

El Partido nacional Revolucionario (PNR) abuelito del PRI, nació “oficialmente” en el último informe de gobierno de Plutarco Elías Calles como presidente de la república; fue en un acto “solemne” de Estado, en donde se anunció la necesaria creación “de ese instituto que garantice la estabilidad nacional”, el Proyecto de Estatutos del PNR (presentado el 20 de enero de 1929) dice “Art. 1o. El objeto del Partido Nacional Revolucionario es el de mantener de modo permanente y por medio de la unificación de los elementos revolucionarios del país, una disciplina de sostén al orden legal creado por el triunfo de la Revolución Mexicana” nació oficialmente en marzo de ese año, tras una Convención y obviamente su primer presidente fue el mismo Elías Calles, que además “ostento” (o usurpó) el título de “Jefe Máximo” del movimiento.

Tras el asesinato de Obregón (ya candidato electo), Elías Calles decidió no prolongar su periodo y nombrar un candidato emergente (que aún violando la carta magna (pues Emilio Portes Gil es hijo de Domingo Portes, un exiliado Dominicano; lo que contravenía la posibilidad de ser presidente, pero “en bien de la nación” el Congreso de la Unión pasó por alto el detalle)

Para el proceso electoral que se convocó, Aarón Sáenz Garza (cuasi hermano de Álvaro Obregón y administrador de los inmensos recursos de la ya entonces muy poderosa familia Creel-Terrazas, de la familia Escalante (Amparo Escalante viuda de Ramón Corral es hija de Vicente Escalante, para entonces poderoso comerciante sonorense) y con muy importantes vínculos con las familias neolonesas de entonces, quiso ser postulado; pero el “Jefe Máximo” se inclinó por postular a Pascual Ortiz Rubio (michoacano y tibio carrancista), a quien manejaría con mayor facilidad.

Ese es el primer acto de “sumisión” de un hombre a la “institución” electoral del PRI, ese es el inicio de lo que se conoce como la “disciplina partidista” apenas a unos meses de la fundación del partidazo.

Esos episodios se repitieron de manera reiterada y permanente durante los primeros 60 años del predominio de esa fuerza política en México (fue hasta 1989 en que el PRI pierde por primera vez una gubernatura) ahí caben infinidad de “anécdotas”; de “jocosos episodios”; de “incidentes” y hasta de actos de franca represión por parte de los órganos del Estado mexicano, contra quienes intentaron no acatarla.

En verdad intentar platicar cada uno de ellos o los más relevantes, es más sólo enumerarlos (sin abundar en lo que pasó) no alcanzarían a hacerlo en unas cuatrocientas cuartillas; pero recordaré dos, uno de relevancia nacional y otro de impacto muy regional: en 1951, Miguel Henríquez Guzmán, que se había integrado al Ejército en 1938 y que participó de manera insustancial en la campaña presidencial de Juan Andrew Almazán de 1940; que era miembro del Partido de la Revolución Mexicana (PRM) y que se mantuvo como miembro del PRI (pese a que se eliminó el sector militar en 1946); decidió con el apoyo de su hermano Jorge Henríquez Guzmán (importante empresario de la época, era dueño de la constructora El Águila, que cimentó las carreteras México-Laredo y México-Guadalajara, durante la administración de Miguel Alemán), con el “apoyo” no declarado de Lázaro Cárdenas del Río y de amplias capas de mandos militares y de los grupos cardenistas, que al interior del gobierno y del ejército mantenían amplia presencia; lanzó su candidatura a la presidencia de la república como candidato del Partido Constitucionalista Mexicano de Francisco J. Mújica (muy amigo de Lázaro Cárdenas, en cuyo gobierno fue Secretario de Economía) y la Federación de Partidos del Pueblo de México.

Su campaña se basó en una pieza musical que se repitió hasta el cansancio hasta en los más apartados rincones del territorio nacional, sin importar el resultado real del proceso electoral, se le reconoció casi el 16% del voto (más del doble que al candidato del PAN Efraín González Luna.

Miguel Henríquez, se retiró de la vida pública hasta su muerte en 1972 y su hermano Jorge, perdió parte de sus empresas y se dedicó a la administración de hoteles hacia el final de su vida; el sistema les cobró su osadía.

Por cierto el resultado de ese proceso electoral le dio la victoria a Adolfo Ruiz Cortines y el presidente en turno era Miguel Alemán Valdés; pues bien, el señor Alemán, un más bien proletario que tardó 10 años en concluir la carrera de leyes (pues tenía que trabajar para lograrlo) se hace “amigo” de Gabriel Ramos Millán (uno de los más importantes emprendedores y adinerados empresarios de la década de los 20 en México) y se dedica a la defensa de empresas en materia laboral; se interesa en la política y con el apoyo de unos empresarios veracruzanos a los que había defendido en diversos casos, logra la postulación como diputado suplente, después como Senador de la República también por Veracruz; pues bien, siendo senador electo y siendo Gobernador electo (Manlio Fabio Altamirano Flores) una noche es “asesinado” (aun no se sabe por quién) ese señor y así, como de la nada surge la figura (que era NADA) de Migél Alemán, para ocupar el puesto del asesinado.

El sistema el partido, el proyecto superior de nación, las circunstancias hacen de la nada una figura, que por cierto desde el poder hizo multimillonarios negocios a costa de todos nosotros.

Pero como esas historias de la picaresca nacional, hay miles, quizá millones desde el nivel local; de sumisión, de disciplina e indisciplina, de rebelión y represión que siempre se justificó en el bien de la nación” ahí se justificaron actos brutales como la matanza de jóvenes en Tlatelolco en 1968; ahí se ahí “justificó” la guerra sucia contra los disidentes entre los años 70 y hasta los 90.

Así “argumentóSalinas su actuar las concertacesiones; así Zedilloarguyó” su actuar frente a la limitación selectiva de recursos para las entidades federativas.
Aún en el régimen salinista, la presidencia nacional del CEN del PRI, era una cartera más, un nombramiento más que estaba abrogado de manera meta constitucional al presidente de la república, es más aun la actual dirigencia nacional del partido obedece a los intereses del presidente y estará ahí hasta que a él le sirva.

Me centré en la “disciplina” partidista, pues la agenda del PRI tras el proceso electoral y ante el cambio de México desde 1997, en que Fox trastocó el sistema, los priistas no han entendido y parece que no entenderán; la “campaña” de Fox se basó en atacar, minar, enfrentar al sistema y hacerlo ver como algo caduco e inservible; descarnadamente, Vicente se encargó de presentarnos unas estructuras absolutamente caducas y logró ganar.
Pero Fox era parte de esa corrupción rampante que se da en México, de hecho era beneficiario de las complicidades y componendas del régimen y Zedillo, en lugar de dejar que los titulares de las Dependencias se encargaran de encuerarlo, les “pidió” no intervenir; Vicente Fox era responsable de actos criminales en México y en Estados Unidos existía una investigación sobre las empresas de los Hermanos Fox, por contrabando de estupefacientes (cocaína). Para los interesados revisen: El Oso y el Puercoespín de Jefrey Davidow, p. 100 y ss (y la 1ª edición norteamericana es mucho más profusa y explícita en lo ahí dicho)

Zedillo, “aconsejó” a los tiradores a la presidencia de la república, “no entrar en confrontación con Vicente Fox”, es más puedo decirles que ya en campaña, que el día del debate presidencial, cuando Fox atacó a Labastida señalándolo como parte del Fobaproa y acusándolo de haberse beneficiado de él, Labastida tenía en sus mano un contrato original autógrafo (firmado por Vicente Fox, en representación de Hermanos Fox) en el que se había “renegociado” la deuda de las empresas familiares con COMERMEX, pasando de 3,600 a menos de 400 millones de pesos, bastaba con habérselo mostrado y preguntarle “si esa era su firma”; no entiendo el nivel de sumisión de Labastida, tampoco el de otros miles de priistas que agachaban la cabeza y aceptaban las “instrucciones

Pero entiendo que el régimen totalitario de más de 70 años de priismo (con sus diferente facetas) mantuvo estructuras de control (premio-castigo) que filtró a los más aptos, a los “menos” corruptos, a los “más acordes”, a los subordinados y hasta a los sumisos.  Esa estructura que repartía el poder y enfrentaba a los integrantes, ofreció resultados pero ya no; además la actual administración ni siquiera ha logrado eso.

El PRI debe buscar desligarse de la férula aplastante del cacique mayor; imponer su agenda independientemente de la del presidente de la república, de lo contrario se enfila irremediablemente a otra gran derrota; pues las televisoras pueden hacer hasta un “candidato independiente

Como reza esa premisa de Don Jesús: "se buscan priistas para salvar al partido"

SALUD
Te recomiendo:



Comentarios

Entradas populares de este blog

¿De qué se sorprenden?

Cuando Fox andaba de campaña, de manera campirana, de forma común, en un lenguaje entendible nos dijo que los hombres del gobierno no eran dioses, los llamó rateros, les dijo víboras, los comparó con tepocatas (que para los que no lo sepan son las crías del renacuajo); su florido lenguaje lo hizo ser gracioso y hasta le ganó adeptos, pero su suprema ignorancia de la historia y hasta de temas comunes, nos permitió a nosotros poder decirle estúpido; Fox al hacer descender a los otros se hizo vulnerable a él mismo.
Cuando formó el gabinetazo, había entre sus integrantes algunos que ni su nombre sabían escribir, les platico de un subsecretario que se llamaba Oscar (y cuando se lo pronuncié me dijo no: Óscar (pues entonces hay que ponerle acento) también de un Director General que sus apellidos eran Ortíz Ortíz y cuando le explicabas que no iban tildados, te respondía que no era ideota (así)
En 2004 una secretaria (de ese gabinetazo) se jactaba de haber permanecido toda la noche esperando…

Moreno futuro de edoMex

Antes que cualquier cosa, esto no es una encuesta, tampoco está basado en conocimientos profundos y “serios” de la población de esa entidad federativa; es un simple análisis estadístico (muy fragmentado) a nivel sección electoral (hasta donde se puede) con datos del IEEM (que por cierto carece de una absoluta falta de ética y sistematicidad en la presentación de sus resultados electorales) desde 1990 y hasta 2015.
Después, para todos aquellos que hablan de voto duro de los partidos políticos (como si supieran de lo que hablan) les puedo decir que hay secciones electorales que en las tres elecciones 1996 Diputados locales, 1999 Gobernador y 2000 Diputados locales ganan los tres partidos políticos “mayoritarios” hasta con una diferencia de 25 puntos porcentuales entre una y otra; sin mayor explicación que la que ya señalé en Cuajimalpa, tierra del crimen organizado.
Empecemos por señalar que el edoMex es la entidad federativa con el mayor padrón electoral del país (por eso resulta tan imp…

A pagar los favores a los poderosos

Hace unas horas, ante la "escases" de combustible que se vive en el centro del país la SHCP "anunció" los precios que regirán el precio de la gasolina el año venidero (feliz 2017, para quienes tienen que cargar ese ahora valioso líquido y para los mexicanos que pueden comprar las cosas que se transportan con él)

En los noticieros matutinos los "estúpidos" conductores dijeron que es un incremento de entre el 14 y el 20 por ciento, pero para José Antonio Meade esto no es cierto, pues puntualiza: "es el 14% en la magna y del 20% es en la Premium, que casi no se usa" (lo que aunque no parezca es diferente) También puntualiza tan "excelso" economista que ese cambio en el precio "no causará una variación en los niveles de inflación ya que es un cambio de una sola vez" cuando hasta un estúpido abogado que escribe de economía como Luis Pasos está consciente que cuando aumenta la gasolina, sólo aumenta el precio de otra cosa que se llam…