Ir al contenido principal

Grupos ante el fatal desenlace

Para los viejos mexicanos creados en la sociedad de hace unos años, había cuatro “instituciones” que se respetaban y hasta se veneraban: la Virgen de Guadalupe, la Bandera, el Presidente y el Ejército; hoy la única que sigue incólume es la Virgen de Guadalupe; el Presidente (quizá desde Zedillo, pero seguramente desde Fox) ya muy pocos espacios reverenciales le quedan (bueno, pues hasta Televisa se burla de él); la Bandera ha sido ultrajada tantas veces y de manera tan repetida que hasta los “señores” legisladores la usan de escenografía o nos dicen “alegremente” que también es azul, y; el Ejército ha perdido credibilidad y respeto de manera sistemática desde principios del siglo, pero más certeramente desde hace una década.

Ese descrédito, que ha caído ya en un grave deterioro de la imagen del Ejército Mexicano ha llegado a los “medios internacionales” (Le Monde y Le Figaro, las dos principales publicaciones diarias francesas hicieron de esa “institución” una caricatura tras el desfile del 14 de julio), pero lo más grave de él es que el reconocimiento que antes tenía en foros internacionales simplemente se ha desvanecido, los agregados militares en nuestro país “transmiten” a sus gobiernos una opinión muy desfavorable (desafortunada) de nuestras fuerzas armadas.

Ya desde hace casi dos años algunas fuentes especializadas nacionales, han señalado que los generales del Ejército mexicano: “están muy descontentos” ante las constantes ineficiencias del gobierno y el sistema judicial nacional.

Ya también entre otros mandos del Ejército mexicano, se ventilan casi de manera cotidiana y sin mayor recato, temas como los niveles de inexperiencia, de falta de capacidad y hasta de estupidez del titular del Ejecutivo federal y de casi todo su gabinete; en algunas de las pláticas de café o copa de esos mandos “el respeto a la institución presidencial ha pasado a segundo término

Así, la figura de Enrique Peña Nieto, se ha deteriorado primero entre los mexicanos comunes (hoy su nivel de aprobación es menor al de cualquier presidente en cualquier momento de su mandato), después entre los grupos políticos nacionales opositores al mismo Peña (de partidos opositores y del mismo PRI), también en los círculos financieros internacionales (pasó del saving México a Peña Nieto es una figura políticamente insignificante) y ahora entre los mandos del Ejército mexicano.

Desde hace algunos meses, se maneja la posibilidad de que Peña Nieto esté “gravemente enfermo” y que “no concluya vivo su periodo”, un conocido que trabaja en el área de comunicación social de la presidencia, me dice que para la redacción de los “boletines de prensa” que se han emitido tras las ocasiones que ha sido internado, se buscó la asesoría de especialistas en redacción para evitar caer en imprecisiones y no se ha dicho la verdad, pero tampoco mentiras respecto del estado de salud real de Peña.  Rafael Loret de Mola asegura que es un cáncer de próstata, pero nadie lo sabe.

Hacia finales del año pasado un antiguo compañero de generación que “asesora” al grupo parlamentario del PRI en la Cámara de Senadores, literalmente me dijo: “hay pocas posibilidades de que logre concluir su mandato vivo, está tan enfermo que permanentemente está dopado” y pues sí, versiones periodísticas cada vez más repetitivas señalan que su incapacidad para recordar datos elementales, su extravío en el discurso y hasta la torpeza para mencionar palabras o tartamudeo en los discursos, son muestra de un deterioro de sus capacidades cognitivas causado por un agente médico que le hace desvariar.

Peña Nieto nunca fue brillante (es más sus compañeros de escuela lo consideran hasta mediocre), pero hasta una persona con graves problemas en sus capacidades, puede saber que el puerto de Veracruz no es la capital del estado de ese nombre o que Lagos de Moreno no es un estado.

Ya hace más de un año escribí que Peña estaba secuestrado por los mando militares y que limitaban sus apariciones pública y hasta controlaban sus alocuciones, parece que de alguna manera se libro de ese grillete, pero sus errores ahora son absolutamente inaceptables.

Dicen los que saben de temas de imagen, que e Peña está muy erosionada, que está tan lastimada que no habría posibilidad alguna de revertir el daño; también dicen algunos investigadores de fisonomías que el rostro del presidentes está muy demacrado y cadavérico, que se nota un rápido quebranto de su salud.

Dado que las “instituciones” fundamentales de esta sociedad están muy desgastadas y una de ellas está a punto de fenecer (sin figuraciones), desde diversos ámbitos del poder real ya vemos posicionamientos claros (la perorata de Brozo en televisión abierta es sólo una de las múltiples manifestaciones de ello), los senadores (que no cambian) y los diputados electos de las diferentes fuerzas políticas nacionales realizan “acuerdos” tendientes a “mantener la estabilidad” y los mandos del Ejército están cerrando filas en torno a figuras emblemáticas ante el fatal desenlace.

Lo grave, lo realmente espeluznante es que la iglesia católica (con su emblema) también se aglutina en torno de figuras políticas que parecen garantizar sus canonjías.

La sociedad parece estar ajena a una situación de emergencia, no veo organización social capaz de influir en la decisión de la sustitución presidencial.

SALUD

Te recomiendo:





Comentarios

Entradas más populares de este blog

Inicia su “carrera” en la administración pública a nuestras costillas

Esta es la segunda entrega de la “vida impoluta” de Meade, la ascendencia familiar de tan “digno” personaje, José Antonio Meade Kuribreña, hijo de la impunidad.

En 1991 (recién egresado de Economía en el ITAM) cuando Banamex aún era parte del sistema bancario público y se estaba “pensando” la reprivatizado a favor de Alfredo Harp Helú y Roberto Hernández Ramírez (sus dueños desde 1971 y hasta la privatización en 1982) y un grupo de inversionistas agrupados en su entorno; fue colocado como “analista” por su padre que era parte de la dirección de Grupo Mexicano Somex.

Junto con un “equipo” de “ejecutivos” se encargó de generar la primeras “bases” para la reprivatización de esa institución de banca nacional (guiando el regreso de la misma a su previo dueño); así inicia su carrera profesional, entregando parte del patrimonio nacional a los dueños del poder real.

Sólo como dato para el anecdotario, es importante señalar que en marzo de 1994 el señor Harp Helú fue secuestrado (por quienes inte…

Un camino lleno de incógnitas o de corrupción

Esta es la tercera entrega de la “vida impoluta” de Meade, la ascendencia familiar de tan “digno” personaje, José Antonio Meade Kuribreña, hijo de la impunidad.
El uso de recursos públicos para la realización de sus estudios como abogado de la UNAM y su maestría en Yale, Inicia su “carrera” en la administración pública a nuestras costillas.

Pero siendo Secretario Adjunto, fue aprobada la Ley del IPAB y entonces (ante la “emergencia” le fueron asignadas funciones discrecionales para la cancelación de pasivos del Fobaproa y la transferencia como deuda pública al instituto, desde ahí sus “negociaciones” con las cabezas de las instituciones financieras nacionales, especialmente con las más emproblemadas durante el crack del 95-97 fueron muy discrecionales, beneficiando siempre a las que “aportaban” más al crecimiento nacional (o a las que prometían aportar más), a las que aportaban más “crédito” para actividades productivas (o decían que lo harían) pero sobre todo a las que “apoyaban” ciert…

Desastres naturales vs desastre gubernamental

Dos movimientos telúricos en un lapso de menos de 15 días el primero, el mayor que se haya sentido en México desde que se tiene registro de ellos y el segundo (cuando menos que yo recuerde) el primero con esa magnitud en tierra firme, uno as unos kilómetros de Chiapas y el otro en los límites de los territorios de Puebla y Morelos.
El primero día siete de septiembre, que actuó contra poblaciones del sur del país, causando el mayor daño en el Istmo de Tehuantepec, en una ya muy de por sí olvidada y depauperada zona; apenas habían reaccionado nuestros “ilustrísimos” personajes públicos y estaban realizando (o cuando menos eso decían) los censos de daños (como si un censo sirviera para algo) y un nuevo cataclismo que me hizo recordar (de manera vívida) una imagen satelital que mostraba la devastación causada en Managua por un sismo de 6.5 grados Richter a unos Kilómetros de esa capital Centroamericana en 1972 y pensar en la inmensa pérdida humana, material y financiera que podría ocasiona…