Ir al contenido principal

Entre planear y salir a robar

Dicho ocupado para referirse a los músicos malos y que puede aplicarse de manera permanente a los ineficientes administradores públicos de todos los niveles de gobierno, pues sólo para hacer memoria: apenas en febrero de 2013 con platillos sonoros y bombín fueron a la sierra chiapaneca para “anunciar” la “cruzada” contra el hambre, que según ellos: evitaría el hambre a partir de una alimentación adecuada; eliminaría la desnutrición infantil aguda; aumentaría la producción de alimentos; reduciría las pérdidas post-cosecha y de alimentos, y (como gran agregado para los populistas) impulsaría la participación comunitaria y la movilización popular.

Después tras el paso de dos huracanes que causaron daños selectivos se anunció el Plan Nuevo Guerrero y unos 30 mil millones de pesos para (67 mil en cinco años) y que según Videgaray y Robles (entonces titular de SEDESOL) era un “programa integral para combatir la pobreza de las comunidades, como mecanismo para abatir la violencia

Pues no han pasado los cinco años y ahora nos anuncian Guerrero Próspero e incluyente en el que se reconoce de manera implícita y explícita que no ha funcionado nada de lo anterior y ahora el estado de Guerrero se encuentra en condiciones mucho más adversas que antes de los huracanes (los de la naturaleza y los de los humanos)

Ahí en Guerrero en septiembre de 2014, la violencia institucionalizada, mostró la peor cara de un estado represor, la cara de las “instituciones” que usadas por ellos para atacar a la población, la cara descarnada de la violación sistemática y permanente de los derechos humanos de los opositores al régimen.

Ahí en Guerrero la población casada de la ineficiencia de una administración local ineficiente, ratera y represora, les dijo basta con un voto en contra; ahí en Guerrero, en donde las estructuras criminales se han adueñado de las estructuras gubernamentales y de los presupuestos.

Para Guerrero o para las estructuras gubernamentales locales que al final son parte de las estructuras criminales nacionales, ahora se propone mayores recursos, sin una clara definición de acciones, sin una estructura definida de responsabilidades, sin un claro programa de evaluación en el uso de los recursos; pero especialmente sin aceptar que los recursos destinados con anterioridad, sólo fueron parte del botín de las anteriores administraciones, sin resultados reales.

Guerrero no requiere mayores recursos, cuando menos no los requiere sin una definición clara del destino de los mismos y sin una estructura de seguimiento y evaluación del mismo.  Guerrero merece una clara definición del problema y a partir de ella una estructura programático presupuestal capaz de atacar la pobreza desde la raíz para poder generar empleos, reactivar la producción agropecuaria, dinamizar los mercados locales y dinamizar (potencializar) la actividad turística local.

Lejos, muy lejos de ello, los administradorcitos federales y locales sólo se frotan las manos con anuncios de mayores recursos públicos destinados a generar más ricos en menos tiempo.

Entre afinar y salir a mear, se decía de los músicos malos; aquí aplica entre robar y salir libres es lo que aplica para la autoridad.

SALUD

Te recomiendo:


Sobre Guerrero debes ver:





Comentarios

Entradas más populares de este blog

millennials y milleniums

Me acuerdo de aquel mensaje de “esperanza e ilusiones” transmitido por un presidente nacional del PRI, en el que tras el caso de Ayotzinapa; me acordé de el “ya sé que no aplauden” o del “ya me cansé” o del “mal momento”; me acordé de la Casa Banca; de la señora martita; me acordé de tantos improperios cometidos por esos gobernantes en las últimas dos décadas.
Vino a mi memoria el pequeño hombrecito de caldeRon y su devastadora política de guerra; vinieron a mi memoria tantos momentos “ilustres” de la actuación de nuestro cartel político nacional.
El 19 de setiembre, apenas unas horas después del movimiento telúrico, un joven (de no más de 25 años de edad <gracias Bosco>) con traje, corbata y zapatos de marca dijo algo así como “yo si me voy a ayudar a esa gente”; me impactó una muchacha (casi una niña <gracias Lau>) que en una esquina muy transitada por gente con dinero, en el periférico pasaba a “platicar” con los automovilistas (de sexo masculino y de más de 35 años) para…

Inicia su “carrera” en la administración pública a nuestras costillas

Esta es la segunda entrega de la “vida impoluta” de Meade, la ascendencia familiar de tan “digno” personaje, José Antonio Meade Kuribreña, hijo de la impunidad.

En 1991 (recién egresado de Economía en el ITAM) cuando Banamex aún era parte del sistema bancario público y se estaba “pensando” la reprivatizado a favor de Alfredo Harp Helú y Roberto Hernández Ramírez (sus dueños desde 1971 y hasta la privatización en 1982) y un grupo de inversionistas agrupados en su entorno; fue colocado como “analista” por su padre que era parte de la dirección de Grupo Mexicano Somex.

Junto con un “equipo” de “ejecutivos” se encargó de generar la primeras “bases” para la reprivatización de esa institución de banca nacional (guiando el regreso de la misma a su previo dueño); así inicia su carrera profesional, entregando parte del patrimonio nacional a los dueños del poder real.

Sólo como dato para el anecdotario, es importante señalar que en marzo de 1994 el señor Harp Helú fue secuestrado (por quienes inte…

Un camino lleno de incógnitas o de corrupción

Esta es la tercera entrega de la “vida impoluta” de Meade, la ascendencia familiar de tan “digno” personaje, José Antonio Meade Kuribreña, hijo de la impunidad.
El uso de recursos públicos para la realización de sus estudios como abogado de la UNAM y su maestría en Yale, Inicia su “carrera” en la administración pública a nuestras costillas.

Pero siendo Secretario Adjunto, fue aprobada la Ley del IPAB y entonces (ante la “emergencia” le fueron asignadas funciones discrecionales para la cancelación de pasivos del Fobaproa y la transferencia como deuda pública al instituto, desde ahí sus “negociaciones” con las cabezas de las instituciones financieras nacionales, especialmente con las más emproblemadas durante el crack del 95-97 fueron muy discrecionales, beneficiando siempre a las que “aportaban” más al crecimiento nacional (o a las que prometían aportar más), a las que aportaban más “crédito” para actividades productivas (o decían que lo harían) pero sobre todo a las que “apoyaban” ciert…