Ir al contenido principal

Sin novedad en el frente

Había caído boca abajo y quedó, como dormido, sobre la tierra. Al darle la vuelta pudieron darse cuenta de que no había sufrido mucho.
Erich María Remarque

Bueno, ya le preguntamos a la presidencia del H Congreso del estado libre y soberano de Guerrero, si todo está en orden y nos respondió que ellos “trabajan en total normalidad” (SALUD) “que han desarrollado sus sesiones en tiempo y forma y que en ningún momento se han abandonado o dejado de cumplir las funciones ordinarias que ordena la Constitución General de la República, la de Guerrero, las leyes federales y las de la entidad federativa” además la diligente Senadora Cristina Díaz, presidenta de la Comisión de Gobernación de la cámara alta señaló: “en ningún momento se han abandonado o dejado de cumplir las funciones ordinarias que ordena la Constitución General de la República, la de Guerrero, las leyes federales y las de la entidad federativa”  SALUD

Con ello quedó de manifiesto que allá no pasa nada o como decían los Cadetes de Linares “Aquí todo sigue igual” mientras el director ejecutivo para las Américas de Human Rights Watch (HRW), José Miguel Vivanco, en un seminario de la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP), aseguró “México vive la peor crisis de derechos humanos desde 1968; la desaparición de 43 estudiantes en Iguala y el hallazgo de las muchas fosas clandestinas que ha aparecido mientras se busca a los normalistas secuestrados, son muestra de la degradación más profunda en la que ha caído México en ámbitos como la justicia, la violencia, la vigencia de los derechos humanos, la corrupción y la impunidad” pues sí “Aquí todo sigue igual” desde 1968 cuando mataron estudiantes en plaza pública y a la vista de todo el mundo, ahora siguen haciéndolo con ABSOLUTA impunidad.  SALUD

La crisis de derechos humanos, de impunidad, de abuso de poder, de inexistencia de Estado de derecho, es continuada desde entonces, con mayores o menores síntomas públicos, es un evento que se soslaya (o trata de ocultarse) pero no puede olvidarse; Guerrero es desde entonces (y desde antes) una muestra clara de la permanencia de la violación de derechos humanos a la población, ahí las “fuerzas del orden” agreden y matan a los opositores desde siempre, ahí desde hace cuando menos 10 años, las estructuras de poder están cimentadas en dolor y sufrimiento poblacional.

Pero las “instituciones” trabajan normalmente, pues para ellas lo normal es precisamente el homicidio, la desaparición, las agresiones permanentes, la coerción y dominación, sin que tengan que actuar, pues esos actos de violencia son al amparo institucional, son con las fuerzas del Estado mexicano, son perpetradas por los dueños del poder, son encubiertas por los grupos de interés local, son resguardadas por las instituciones a su servicio, son impunemente olvidadas tras unos meses de “averiguaciones” y pasan a ser parte del escenario que vive la población de estados como Guerrero, Hidalgo, Oaxaca, Veracruz, Chiapas, Puebla y otros muchos.

La población ahí vive en estado permanente de alerta y desgraciadamente los hechos de violencia son (han sido) permanentes y continuadas.

SALUD

Debes ver:




Comentarios

Entradas más populares de este blog

millennials y milleniums

Me acuerdo de aquel mensaje de “esperanza e ilusiones” transmitido por un presidente nacional del PRI, en el que tras el caso de Ayotzinapa; me acordé de el “ya sé que no aplauden” o del “ya me cansé” o del “mal momento”; me acordé de la Casa Banca; de la señora martita; me acordé de tantos improperios cometidos por esos gobernantes en las últimas dos décadas.
Vino a mi memoria el pequeño hombrecito de caldeRon y su devastadora política de guerra; vinieron a mi memoria tantos momentos “ilustres” de la actuación de nuestro cartel político nacional.
El 19 de setiembre, apenas unas horas después del movimiento telúrico, un joven (de no más de 25 años de edad <gracias Bosco>) con traje, corbata y zapatos de marca dijo algo así como “yo si me voy a ayudar a esa gente”; me impactó una muchacha (casi una niña <gracias Lau>) que en una esquina muy transitada por gente con dinero, en el periférico pasaba a “platicar” con los automovilistas (de sexo masculino y de más de 35 años) para…

Inicia su “carrera” en la administración pública a nuestras costillas

Esta es la segunda entrega de la “vida impoluta” de Meade, la ascendencia familiar de tan “digno” personaje, José Antonio Meade Kuribreña, hijo de la impunidad.

En 1991 (recién egresado de Economía en el ITAM) cuando Banamex aún era parte del sistema bancario público y se estaba “pensando” la reprivatizado a favor de Alfredo Harp Helú y Roberto Hernández Ramírez (sus dueños desde 1971 y hasta la privatización en 1982) y un grupo de inversionistas agrupados en su entorno; fue colocado como “analista” por su padre que era parte de la dirección de Grupo Mexicano Somex.

Junto con un “equipo” de “ejecutivos” se encargó de generar la primeras “bases” para la reprivatización de esa institución de banca nacional (guiando el regreso de la misma a su previo dueño); así inicia su carrera profesional, entregando parte del patrimonio nacional a los dueños del poder real.

Sólo como dato para el anecdotario, es importante señalar que en marzo de 1994 el señor Harp Helú fue secuestrado (por quienes inte…

Un camino lleno de incógnitas o de corrupción

Esta es la tercera entrega de la “vida impoluta” de Meade, la ascendencia familiar de tan “digno” personaje, José Antonio Meade Kuribreña, hijo de la impunidad.
El uso de recursos públicos para la realización de sus estudios como abogado de la UNAM y su maestría en Yale, Inicia su “carrera” en la administración pública a nuestras costillas.

Pero siendo Secretario Adjunto, fue aprobada la Ley del IPAB y entonces (ante la “emergencia” le fueron asignadas funciones discrecionales para la cancelación de pasivos del Fobaproa y la transferencia como deuda pública al instituto, desde ahí sus “negociaciones” con las cabezas de las instituciones financieras nacionales, especialmente con las más emproblemadas durante el crack del 95-97 fueron muy discrecionales, beneficiando siempre a las que “aportaban” más al crecimiento nacional (o a las que prometían aportar más), a las que aportaban más “crédito” para actividades productivas (o decían que lo harían) pero sobre todo a las que “apoyaban” ciert…