Ir al contenido principal

Reventar al PRI


Hacia mediados de 1989 cuando Salinas ya había encarcelado a La Quina (la joaquina, como en realidad era el apelativo) decidió ofrecer su primer gran viraje a favor de la “democracia” de México y entre otras cosas estaba limitar la capacidad de actuar del PRI y sus estructuras en los procesos electorales locales a fin de contener el descontento social en algunas entidades federativas, especialmente del norte del país

La primera campanada se dio después del proceso electoral de ese año en Baja California cuando Ruffo fue reconocido como ganador del proceso y tanto la estructura local, como la federal del PRI tuvieron que aceptarlo.  Entonces en algún momento, Salinas expresó la posibilidad de asistir a la toma de protesta “como muestra de civilidad política"  SALUD

En aquel entonces el PRI (las estructuras hasta entonces acríticas, amorfas y ajenas) decidieron unificarse para lanzar una embestida contra Salinas; resultaba pues un verdadero acto suicida que no llevaba a ninguna parte, pero que mantuvo tensión durante unos meses; quizá el triunfo de los candidatos federales en el proceso de 1991 logró la distensión.

Sin embargo, Salinas no quitó de su mente la necesidad de “limitar” el actuar caciquil de las estructuras partidistas, quizá por ello tuvo que aflojar su ímpetu y ceder en casos paradigmáticos como Guanajuato y San Luis Potosí.

En realidad Salinas siempre consideró esas estructuras caciquiles locales como parte de los resabios de una cultura política acartonada y “muy atrasada” pero no pudo desmontarla a pesar de los esfuerzos realizados.

Pasaron dos décadas, la presidencia se alejó del PRI y el PRI dejó de tener la presidencia; en ese tiempo, las estructuras caciquiles locales se fortalecieron, pues no tenían freno y se sintieron libres de actuar.

Para el proceso electoral federal de 2012 el PRI se cohesionó en torno a un candidato que “les ofrecía la posibilidad de regresar al poder” y tras la “victoria” del PRI en 2012 esos grupos reclamaron su participación, querían la partecita de poder que creían merecían por su cohesión y el régimen simplemente los ignoró.

Desde hace unos días parece que algo se descompone al interior de ese partido político, en principio pensé que Oceanografía era un caso aislado que se les había salido de control pero parece que las diferencias al interior de la estructura partidista se ahondaron, después vino el caso de Gutiérrez de la Torre y en principio, por de donde venía consideré a posibilidad de que Beatriz Paredes estuviera tras el rimbombante caso.

El fin de semana se “destapa” el caso Jesús Reyna García, un ex candidato de ese partido a la gubernatura del estado y entonces Secretario de Gobierno (segundo a bordo) y a quien se le encargó la gubernatura durante la ausencia del titular, no es una pieza desechable y menos menor.

Entonces reconsidero la posibilidad de que desde el poder estén minando las estructuras caciquiles locales, así como dije en los dos casos de corrupción (Reyna y Gutiérrez) que se trataba de mandar mensajes, creo que el mensaje es claro: “se alinean o se los lleva la chingada

No es un ataque aislado, es una serie de mensajes que llevan a la necesidad de mantener a raya al partido respecto del gobierno, son actos dirigidos contra grupos específicos y son resultado de la necesidad de ganar credibilidad ante la creciente pérdida de ella entre la población.

No son actos sólo para desacreditar a grupos, están enfocados a “cambiar la percepción” y por lo tanto a lograr reponerse en 2015 de lo que puede ser una dolorosa pérdida del congreso federal.

Sin embargo, muy lejos de esa posibilidad, la división puede llevar a una verdadera debacle.

SALUD

Te recomiendo:


Comentarios

Entradas más populares de este blog

millennials y milleniums

Me acuerdo de aquel mensaje de “esperanza e ilusiones” transmitido por un presidente nacional del PRI, en el que tras el caso de Ayotzinapa; me acordé de el “ya sé que no aplauden” o del “ya me cansé” o del “mal momento”; me acordé de la Casa Banca; de la señora martita; me acordé de tantos improperios cometidos por esos gobernantes en las últimas dos décadas.
Vino a mi memoria el pequeño hombrecito de caldeRon y su devastadora política de guerra; vinieron a mi memoria tantos momentos “ilustres” de la actuación de nuestro cartel político nacional.
El 19 de setiembre, apenas unas horas después del movimiento telúrico, un joven (de no más de 25 años de edad <gracias Bosco>) con traje, corbata y zapatos de marca dijo algo así como “yo si me voy a ayudar a esa gente”; me impactó una muchacha (casi una niña <gracias Lau>) que en una esquina muy transitada por gente con dinero, en el periférico pasaba a “platicar” con los automovilistas (de sexo masculino y de más de 35 años) para…

Inicia su “carrera” en la administración pública a nuestras costillas

Esta es la segunda entrega de la “vida impoluta” de Meade, la ascendencia familiar de tan “digno” personaje, José Antonio Meade Kuribreña, hijo de la impunidad.

En 1991 (recién egresado de Economía en el ITAM) cuando Banamex aún era parte del sistema bancario público y se estaba “pensando” la reprivatizado a favor de Alfredo Harp Helú y Roberto Hernández Ramírez (sus dueños desde 1971 y hasta la privatización en 1982) y un grupo de inversionistas agrupados en su entorno; fue colocado como “analista” por su padre que era parte de la dirección de Grupo Mexicano Somex.

Junto con un “equipo” de “ejecutivos” se encargó de generar la primeras “bases” para la reprivatización de esa institución de banca nacional (guiando el regreso de la misma a su previo dueño); así inicia su carrera profesional, entregando parte del patrimonio nacional a los dueños del poder real.

Sólo como dato para el anecdotario, es importante señalar que en marzo de 1994 el señor Harp Helú fue secuestrado (por quienes inte…

Un camino lleno de incógnitas o de corrupción

Esta es la tercera entrega de la “vida impoluta” de Meade, la ascendencia familiar de tan “digno” personaje, José Antonio Meade Kuribreña, hijo de la impunidad.
El uso de recursos públicos para la realización de sus estudios como abogado de la UNAM y su maestría en Yale, Inicia su “carrera” en la administración pública a nuestras costillas.

Pero siendo Secretario Adjunto, fue aprobada la Ley del IPAB y entonces (ante la “emergencia” le fueron asignadas funciones discrecionales para la cancelación de pasivos del Fobaproa y la transferencia como deuda pública al instituto, desde ahí sus “negociaciones” con las cabezas de las instituciones financieras nacionales, especialmente con las más emproblemadas durante el crack del 95-97 fueron muy discrecionales, beneficiando siempre a las que “aportaban” más al crecimiento nacional (o a las que prometían aportar más), a las que aportaban más “crédito” para actividades productivas (o decían que lo harían) pero sobre todo a las que “apoyaban” ciert…