Ir al contenido principal

Su robo "legal"


El fin de semana un artículo de investigación periodística, de esos que tanto critican los anti obradoristas pero no pueden hacer en contra de López Obrador (ya sea porque no hay cosa que informar ahí o porque no hay periodistas de investigación que lo hagan) los periodistas Mathieu Tourliere y Homero Campa, indicaron (con documentos que lo comprueban) que la CFE (empresa de clase mundial <aunque en el mundo no lo sepan>), entregó una liquidación de 1.2 millones de pesos al finísimo personaje que se enfundó en la bandera de la lucha contra la corrupción.

La “pulcra” argumentación del embustero personaje fue: “todo está apegado a la legalidad” y para demostrarlo, ya mandó entregar un foldercito con las “liquidaciones” de: Francisco Rojas Gutiérrez y Jaime González Aguadé; lo que únicamente demuestra que la ilegalidad se ha cometido desde siempre.

Pero como en México la costumbre hace leyes pues habrá que llevarlo al Congreso, para que nuestros solícitos legisladores lo aprueben (pues faltaba más).

No hay argumento legal, no existe reglamentación interna y no hay sustento administrativo para el monto y es más siendo estrictos, no hay razón para que la CFE realice esas liquidaciones, como tampoco hay razones en PEMEX, en la SCJN, en BANOBRAS (en donde bajo términos semejantes “liquidaron” a Felipe caldeRon) o en una innumerable cantidad de organismos públicos en donde se realiza de manera cotidiana (lo cual NO lo hace legal)

Saquear los recursos públicos es su hooby (el de Ochoa Reza, el de Peña Nieto y el de otros muchos políticos) pero el que siempre lo hayan hecho NO lo hace legal; la multiplicación de un acto ilegal por millones de ocasiones que se cometa no hace que sea legal, no es legal que “un amigo” pague los impuestos de un departamento de la señora suripanta; tampoco es legal que un “amigo” construya una casa para en secretario; tampoco es legal que los expresidentes de la república tengan una pensión (aunque siempre se haya hecho <o desde 1976>)

El señor Ochoa Reza que predica la honestidad muestra el verdadero talante de su género (de los políticos mexicanos) que acostumbrado a lucrar, a robar, a despojar, a sacar tajada, a estafar, a mentir, a usufructuar lo que es de todos nosotros; él se cubrió con la bandera anticorrupción y lo primero que muestra es el verdadero nivel que alcanza esa en las “instituciones” que tanto defienden (por eso a la mierda con SUS instituciones) de esas instituciones que les llenan la boca de discursos y los bolsillos de dinero substraído de las arcas nacionales.

El señor Ochoa Reza, como casi todos ellos, no sólo han exfoliado a México y a los mexicanos, han creado un entramado de reglamentaciones por encima de la ley, para hacer aparecer sus fortunas como “legales”, pero en realidad es lo que han ROBADO.

No, no se dejen engañar, lo que siempre han hecho es ROBAR y luego decirnos que su ROBO es legal.

SALUD

Te recomiendo






Comentarios

Entradas más populares de este blog

millennials y milleniums

Me acuerdo de aquel mensaje de “esperanza e ilusiones” transmitido por un presidente nacional del PRI, en el que tras el caso de Ayotzinapa; me acordé de el “ya sé que no aplauden” o del “ya me cansé” o del “mal momento”; me acordé de la Casa Banca; de la señora martita; me acordé de tantos improperios cometidos por esos gobernantes en las últimas dos décadas.
Vino a mi memoria el pequeño hombrecito de caldeRon y su devastadora política de guerra; vinieron a mi memoria tantos momentos “ilustres” de la actuación de nuestro cartel político nacional.
El 19 de setiembre, apenas unas horas después del movimiento telúrico, un joven (de no más de 25 años de edad <gracias Bosco>) con traje, corbata y zapatos de marca dijo algo así como “yo si me voy a ayudar a esa gente”; me impactó una muchacha (casi una niña <gracias Lau>) que en una esquina muy transitada por gente con dinero, en el periférico pasaba a “platicar” con los automovilistas (de sexo masculino y de más de 35 años) para…

Inicia su “carrera” en la administración pública a nuestras costillas

Esta es la segunda entrega de la “vida impoluta” de Meade, la ascendencia familiar de tan “digno” personaje, José Antonio Meade Kuribreña, hijo de la impunidad.

En 1991 (recién egresado de Economía en el ITAM) cuando Banamex aún era parte del sistema bancario público y se estaba “pensando” la reprivatizado a favor de Alfredo Harp Helú y Roberto Hernández Ramírez (sus dueños desde 1971 y hasta la privatización en 1982) y un grupo de inversionistas agrupados en su entorno; fue colocado como “analista” por su padre que era parte de la dirección de Grupo Mexicano Somex.

Junto con un “equipo” de “ejecutivos” se encargó de generar la primeras “bases” para la reprivatización de esa institución de banca nacional (guiando el regreso de la misma a su previo dueño); así inicia su carrera profesional, entregando parte del patrimonio nacional a los dueños del poder real.

Sólo como dato para el anecdotario, es importante señalar que en marzo de 1994 el señor Harp Helú fue secuestrado (por quienes inte…

Un camino lleno de incógnitas o de corrupción

Esta es la tercera entrega de la “vida impoluta” de Meade, la ascendencia familiar de tan “digno” personaje, José Antonio Meade Kuribreña, hijo de la impunidad.
El uso de recursos públicos para la realización de sus estudios como abogado de la UNAM y su maestría en Yale, Inicia su “carrera” en la administración pública a nuestras costillas.

Pero siendo Secretario Adjunto, fue aprobada la Ley del IPAB y entonces (ante la “emergencia” le fueron asignadas funciones discrecionales para la cancelación de pasivos del Fobaproa y la transferencia como deuda pública al instituto, desde ahí sus “negociaciones” con las cabezas de las instituciones financieras nacionales, especialmente con las más emproblemadas durante el crack del 95-97 fueron muy discrecionales, beneficiando siempre a las que “aportaban” más al crecimiento nacional (o a las que prometían aportar más), a las que aportaban más “crédito” para actividades productivas (o decían que lo harían) pero sobre todo a las que “apoyaban” ciert…