Ir al contenido principal

El dictador humano, según Televisa

Hacia mediados de los 60 llegó a mis manos un libro llamado “El verdadero Juárez y la verdad sobre la intervención francesa” desde entonces una de las figuras que más llamó mi atención fue la de Porfirio Díaz Mori, que según la obra había sido hacia el final de sus múltiples presidencias, un propulsor de la figura y la obra juarista pese al Plan de la Noria y su aparente distanciamiento ideológico.

Apareció ante mí la figura de Ignacio Ramírez (El Nigromante) como el “puente“ que unía a ambas figuras de las revoluciones de México (como las conocería después ya con lecturas más especializadas) como lo demuestra Luis González y González, en su recorrido histórico; Díaz requirió de una figura consolidada para “justificarse” para “aglutinar” pero sobre todo para lograr legitimidad ante lo que ya para entonces era su principal problema, los grupos medios emergentes que buscaban un cambio en la administración.

No lo logró, de hecho esos “intelectuales” clasemedieros retomaron la figura juarista para llamar a las masas a la rebelión y derrocar al tirano y a la tiranía.
En México existen pocas tonalidades de gris respecto de los personajes históricos, para algunos Juárez es el hombre absolutamente recto e inquebrantable, mientras que para otros es sólo un dictador más de los muchos que esta patria ha dado; así Porfirio Díaz es tratado, tanto como el modernizador de México, como el peor dictador que hemos tenido.

Pero ahora, a 100 años de su muerte (en el exilio), la televisora oficial, con el siempre “muy dispuestoEnrique Krauze y su muy acomodaticia empresa editorial Clio, nos presentan una serie de cinco capítulos que “desmitifican” al dictador; lo hacen un “dictador bueno” un “dictador humano

Una dictadura, no puede convertirse en una “dictablanda” no hay tonalidades o gradaciones en la dictadura, como no la hay en el respeto irrestricto o de los derechos humanos; sin embargo Clio y Televisa en un afán por legitimar las “reformas estructurales” y el régimen del señor Peña, quieren presentarnos “todos los grandes logros del profiriato” y en un “velado” trasfondo, lo que representaron para México.

El proyecto editorial, tiene como objetivo esencial presentar esos años de la dictadura porfirista como una etapa necesaria en la historia nacional para alcanzar el desarrollo a partir de la paz y la estabilidad que se logró gracias a la “mano dura” del régimen; pero tienen como objetivo real (como decía mi maestro Juan Saldaña) presentar al público la necesidad que el régimen actual tiene de aplicar la “mano dura” para hacer valer su visión de México.

El México que ellos creen (así de creencia cuasi religiosa) que ellos y sus verdaderos patrones necesitan, para seguir sangrando a los mexicanos, Televisa y Clio, en un verdadero despropósito editorial e histórico, queriendo dar legalidad a las “reformas estructurales” del peñismo o al peñejísimo.

El lema porfirista: “Paz, orden y progreso” nada tienen que ver con justicia y equidad; la premisa editorial de “un gran constructor de México” nada tienen que ver con lo que heredamos los mexicanos de esa “construcción”; el México que en los ochenta “trataron” de “modernizar” los “modernizadores” y que más de un siglo después el se nos tratan de hacer creer en una política editorial no declarada pero subsumida en el interés editorial de Clio y Televisa, es esa amalgama mucho más desigual que tenemos.

Dado que el hubiera no se conjuga en la historia, el balance del porfirismo es absolutamente sencillo, el balance de 70 años de dictadura priista también lo es, no hay que ser un gran historiador para darse cuenta del desastre en que estamos.
Las dictaduras, desquebrajan las estructuras por más sólidas que estas sean, las dictaduras, la imposición de una visión de México, sobre las visiones de todos, la exigencia de su modernidad en los ochentas  y actualmente, son sólo la visión de un pequeñísimo grupo de privilegiados que quieren hacernos creer que “después vendrá la bonanza para todos” así desde finales del siglo XIX México ha pasado de unas manos dictatoriales a otras manos dictatoriales.

Ellos, los que hacen las leyes, los que hacen el gobierno y los que hacen la televisión tienen una visión de su México, que en nada se parece a la visión que los mexicanos tenemos.

Pero los que hacen la televisión, son capaces de transmitirnos de una muy florida manera su visión y mediatizar nuestra visión; pero tampoco las visiones de México se conjugan y hacer que la de la mayoría de los mexicanos se sobreponga a la de ellos, es un trabajo que con menor recursos ero con más voluntad hacemos muchos mexicanos a diario.

Ellos tienen la TV y un gran aparato de “promoción” oficial, nosotros las redes sociales y nuestra férrea voluntad de heredar a nuestros descendientes un mucho mejor país.

En el perverso juego de Televisa y su visión de México, no cabemos los mexicanos más que como consumidores, pero se olvidan que para ello requerimos capacidad de compra y que hoy esa capacidad está tan limitada, como en el porfiriato.

Como dijo El NigromanteQue los cielos y la tierra retumben para maldecir a esos traidores que entregaron a su país y a su gente a una nación extranjera; que sus almas no encuentren reposo hasta el fin de los tiempos porque lo más sagrado que tiene un hombre es su honor y la patria” 

SALUD

Te recomiendo:






Comentarios

  1. Gracias por este artículo lo leí con mucho interés,desde hoy ,leeré lo que publicas,Saludos

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

¿De qué se sorprenden?

Cuando Fox andaba de campaña, de manera campirana, de forma común, en un lenguaje entendible nos dijo que los hombres del gobierno no eran dioses, los llamó rateros, les dijo víboras, los comparó con tepocatas (que para los que no lo sepan son las crías del renacuajo); su florido lenguaje lo hizo ser gracioso y hasta le ganó adeptos, pero su suprema ignorancia de la historia y hasta de temas comunes, nos permitió a nosotros poder decirle estúpido; Fox al hacer descender a los otros se hizo vulnerable a él mismo.
Cuando formó el gabinetazo, había entre sus integrantes algunos que ni su nombre sabían escribir, les platico de un subsecretario que se llamaba Oscar (y cuando se lo pronuncié me dijo no: Óscar (pues entonces hay que ponerle acento) también de un Director General que sus apellidos eran Ortíz Ortíz y cuando le explicabas que no iban tildados, te respondía que no era ideota (así)
En 2004 una secretaria (de ese gabinetazo) se jactaba de haber permanecido toda la noche esperando…

Moreno futuro de edoMex

Antes que cualquier cosa, esto no es una encuesta, tampoco está basado en conocimientos profundos y “serios” de la población de esa entidad federativa; es un simple análisis estadístico (muy fragmentado) a nivel sección electoral (hasta donde se puede) con datos del IEEM (que por cierto carece de una absoluta falta de ética y sistematicidad en la presentación de sus resultados electorales) desde 1990 y hasta 2015.
Después, para todos aquellos que hablan de voto duro de los partidos políticos (como si supieran de lo que hablan) les puedo decir que hay secciones electorales que en las tres elecciones 1996 Diputados locales, 1999 Gobernador y 2000 Diputados locales ganan los tres partidos políticos “mayoritarios” hasta con una diferencia de 25 puntos porcentuales entre una y otra; sin mayor explicación que la que ya señalé en Cuajimalpa, tierra del crimen organizado.
Empecemos por señalar que el edoMex es la entidad federativa con el mayor padrón electoral del país (por eso resulta tan imp…

Simplemente nos sale bien (es nuestra naturaleza)

Pensaba dejar descansar al peñejo, pero ni cómo ayudarlo, dicen que dijo “ni un presidente, ni yo me levanto pensando como joder a México” … “es más ningún gobernador se levanta pensando como robar, simplemente es parte de nuestra naturaleza” (debió haber concluido); me acordé tanto de la fábula del alacrán y la rana, lo vi tan vívido, que no podía parar de reír (aunque esto no es cosa de chiste) y haya querido parecer "chistoso"
Pues como dijo algún comentarista de radio: “se puso de a pechito”, para rematar diciendo: “habrá alguien que cuide su imagen” y como dije antes el idiota del pueblo sigue lucrando con su “aparente” estupidez, él desde la campaña dejó claro que estaba “invirtiendo” para recuperar su inversión con creces, él como muchos de los gobernadores (de todos los partidos políticos) buscan a sus “amigos”, se ponen de acuerdo con los verdaderos poderes para que les apoyen con recursos y a cambio les “ofrecen” algunos negocios para reponer sus “apoyos
Ya desde la…