Ir al contenido principal

México de cabeza


En realidad el señor Zavala (Juan Ignacio) en su columna del “imparcial” diario Milenio, cabeceó como “las cosas de cabeza”, si, ese señor que es cuñado de Felipe Calderón y hermano del muy “honestoHildebrando, hace una crítica a lo que pasa en la política nacional, pero se “olvida” del estado en que ellos dejaron este país.

Mientras Edmundo Jacobo Molina, consejero del INE, dijo que: “no se trata de minimizar el problema de inseguridad en el país, pero tampoco será obstáculo para los siguientes comicios del 7 de junio”, así como minimizando sin minimizar, diciendo, sin decir, y creyendo como se cree en la santísima trinidad.

Mientras en Los Pinos, se reunió (en reunión privada, dicen las crónicas) con su gabinete legal y ampliado (aunque hay versiones de que primero lo hizo en petit comité con el Gabinete de seguridad y Luis Videgaray) para emitir un “comunicado de presa” que dice palabras más o palabras menos que Peña Nieto: “exhortó a los integrantes de su Gabinete a redoblar los esfuerzos que permitan avanzar en el cumplimiento de los cinco grandes objetivos para 2015” es decir se reunieron para que el presidente les recordara que hay que trabajar.

Hasta creo que como dice el “ilustreZavala, las cosas están de cabeza, pero la verdad no importa, ya faltan 20 días para el proceso electoral y según me dicen los que encuestan, las tendencias son irreversibles y muy desfavorables para Peña y su gabinete, pero también para otras fuerzas políticas.
Pero eso tampoco importa, la razón de esa cabeza para este post en un hecho que debía importarnos a todas y todos los mexicanos, para un evento ocurrido el jueves pasado en una de las muchas zonas marginadas de la ciudad de Chihuahua.

Se nos mostró primero como descomposición de la sociedad, cuando la pérdida de capacidad para distinguir hasta donde está permitido y a partir de adonde deja de estarlo: primero se permitió que viéramos normal cuando un padre o esposo levanta la voz, después nos parece normal que la mujer golpee (para corregir) al niño, más adelante permitimos que el jovencito orine en la calle, dejamos que el presidente municipal se robe unos pesos (pero que robe poquito diría el siñor Cardenal o el “ilustre” candidato a ese puesto de elección popular) y al final del día, aceptamos que un puñado de “honbrezotes” se apropien de un país, de sus instituciones y de la “legalidad”, son ellos los primeros en incumplir y nosotros sus cómplices.

Al principio vimos como “normal” que un grupo de personas armadas “se mataran entre ellas” (versión oficial) y hasta parte de la sociedad asumía como sano eso; después “aceptamos” que la presencia de cuerpos colgados y cabezas tiradas era parte de esos “inconvenientes” de que se enfrentaran las organizaciones criminales; finalmente se nos mostraron cientos de fosas con cadáveres que (según nos quieren hacer creer) son de criminales; últimamente se ven enfrentamientos de personas armadas cerrando calles, quemando vehículos, destruyendo propiedad privada y hasta matando personas y pues el sólo la continuación de las acciones que los grupos criminales hacen (también bajo la versión oficial) al sentirse acorralados por la autoridad.

Todo ello pasó en un breve lapso de tiempo, desayunábamos con notas policiacas que daban cuenta del nivel de barbarie que vivía nuestro país, los comunicólogos oficiales del régimen en radio y televisión nos mostraban un día y el otro también los niveles de inmundicia que nos estaban carcomiendo como sociedad y nosotros sin mayor reparo, pues lo aceptamos.

Ahora, un grupo de cinco jovencitos (casi niños) “jugaron” al secuestro de un niño de 6 años y en su “juego” pues lo mataron, con tortura y saña inusitadas, para que la “autoridad” nos indique que “no se podrá procesar más que a los dos mayores

Así: México ensangrentado, México desgarrado, México tomado, México sin valor y sin sentido, México de cabeza; sin autoridad y sin sociedad capaz de asumirse para exigir.

Un México de cabeza, mientras miles de candidatos hacen campaña y un grupito de iluminados nos dicen que la violencia no afecta al proceso electoral; un México de cabeza mientras uno de los más grandes beneficiarios de la “guerra contra el narco” nos quiere hacer ver todo lo mal que está el país, pero sin asumir su parte de culpa; un México de cabeza mientras Peña Nieto se reúne con su gabinete para recordarles que hay que trabajar.

México de cabeza que dentro de unos meses verá como normal que los niños “jueguen” al secuestro; un México secuestrado por la ineptitud de todos.

Por cierto, ellos (y otros igual que ellos) serán los próximos sicarios, los grandes o pequeños capos, la basura que habremos de enfrentar en el futuro cercano.

SALUD

Te recomiendo:




Comentarios

Entradas populares de este blog

Moreno futuro de edoMex

Antes que cualquier cosa, esto no es una encuesta, tampoco está basado en conocimientos profundos y “serios” de la población de esa entidad federativa; es un simple análisis estadístico (muy fragmentado) a nivel sección electoral (hasta donde se puede) con datos del IEEM (que por cierto carece de una absoluta falta de ética y sistematicidad en la presentación de sus resultados electorales) desde 1990 y hasta 2015.
Después, para todos aquellos que hablan de voto duro de los partidos políticos (como si supieran de lo que hablan) les puedo decir que hay secciones electorales que en las tres elecciones 1996 Diputados locales, 1999 Gobernador y 2000 Diputados locales ganan los tres partidos políticos “mayoritarios” hasta con una diferencia de 25 puntos porcentuales entre una y otra; sin mayor explicación que la que ya señalé en Cuajimalpa, tierra del crimen organizado.
Empecemos por señalar que el edoMex es la entidad federativa con el mayor padrón electoral del país (por eso resulta tan imp…

A pagar los favores a los poderosos

Hace unas horas, ante la "escases" de combustible que se vive en el centro del país la SHCP "anunció" los precios que regirán el precio de la gasolina el año venidero (feliz 2017, para quienes tienen que cargar ese ahora valioso líquido y para los mexicanos que pueden comprar las cosas que se transportan con él)

En los noticieros matutinos los "estúpidos" conductores dijeron que es un incremento de entre el 14 y el 20 por ciento, pero para José Antonio Meade esto no es cierto, pues puntualiza: "es el 14% en la magna y del 20% es en la Premium, que casi no se usa" (lo que aunque no parezca es diferente) También puntualiza tan "excelso" economista que ese cambio en el precio "no causará una variación en los niveles de inflación ya que es un cambio de una sola vez" cuando hasta un estúpido abogado que escribe de economía como Luis Pasos está consciente que cuando aumenta la gasolina, sólo aumenta el precio de otra cosa que se llam…

¿De qué se sorprenden?

Cuando Fox andaba de campaña, de manera campirana, de forma común, en un lenguaje entendible nos dijo que los hombres del gobierno no eran dioses, los llamó rateros, les dijo víboras, los comparó con tepocatas (que para los que no lo sepan son las crías del renacuajo); su florido lenguaje lo hizo ser gracioso y hasta le ganó adeptos, pero su suprema ignorancia de la historia y hasta de temas comunes, nos permitió a nosotros poder decirle estúpido; Fox al hacer descender a los otros se hizo vulnerable a él mismo.
Cuando formó el gabinetazo, había entre sus integrantes algunos que ni su nombre sabían escribir, les platico de un subsecretario que se llamaba Oscar (y cuando se lo pronuncié me dijo no: Óscar (pues entonces hay que ponerle acento) también de un Director General que sus apellidos eran Ortíz Ortíz y cuando le explicabas que no iban tildados, te respondía que no era ideota (así)
En 2004 una secretaria (de ese gabinetazo) se jactaba de haber permanecido toda la noche esperando…