Ir al contenido principal

2015 marcará el destino

Hace un año escribí el inicio del declive, sólo parte del camino que recorrimos en el año que acaba de culminar entonces dije “ver significa atreverse a mirar” hoy puedo decir que: querer significa atreverse a luchar para lograr.

Un año lleno de ilegalidad: en que tres entidades federativas fueron tomadas por la federación bajo el argumento fatuo de “restaurar el orden” sin resultado alguno y sin esperanza de ello; una política económica que olvidó pilares básicos como el campo; que entregó franjas importantes de extracción mineral y sentó las bases para entregar la renta petrolera; una “administración” que en el entramado de su corrupción nos muestra el descarado contubernio con “empresarios” y que nos grita a diario lo que dijo el tristemente célebre profesor “político pobre, pobre político”; un podrido sistema de partidos que en sus cúpulas alberga la crema y nata de personajes como Carlos Hank y bajo argumentos de mejorar la condición de la población sólo aboga por su propio benefició; una sociedad llena de hartazgo y decidida a hacerles ver que todo está mal hasta que dejen el poder.

Pero sobre todo un año en que la violencia institucional atacó con mayor fuerza a la población que dicen representar, un año en que muy lejos de avanzar hacia la recuperación del tejido social, se muestra un grave deterioro de él y una inmensa debilidad del Estado para siquiera intentar sanarlo.

El reclamo social dejó de estar en pequeños grupos y pasó a ser un clamor general, ese reclamo ahora lo hacen hasta los otrora incondicionales de quien ocupa la presidencia y ahí, en la soledad de su “gobierno” sabe que es frágil y está inerme, por eso lanza ya sus últimas frases de coparticipación social, intenta generar cohesión sin tener más argumento que lo bien que nos irá en el futuro.  Verdaderamente, nos irá mejor, mucho mejor sólo que sin él.

Las inversiones que tanto ansiaban están siendo postergadas por la incapacidad para atraerlas, los parámetros de medición de México en el mundo dejan a esta administración en una situación muy desfavorable y los grandes capitales se mueven a mercados más seguros; los grupos de poder local observan en esos “gobernantes” una inmensa inestabilidad y ya marcan su deslinde.

Una sociedad dolida en lo más íntimo, lastimada por la indolencia, por la incapacidad, por el latrocinio, por la corrupción y la impunidad; está dispuesta a luchar hasta lograr un cambio.
En la primera parte de este año, las organizaciones políticas habrán de registrar a sus candidatos a la Cámara de Diputados federal y en 14 estados a las locales, habrá además nueve candidaturas a gubernaturas y en ese proceso habrán de salir una gran cantidad de historias de los propuestos, historias que enardecerán mucho más los ánimos de amplias franjas de la población, generando grandes manifestaciones para evitar la realización de elecciones; en algunos estados de la república ya hay tal nivel de descontento social respecto de la incapacidad de sus cuerpos de seguridad para controlar a la delincuencia o por el franco contubernio de esas autoridades con las organizaciones criminales que hacia marzo o abril tendremos más de cuatro revueltas locales con un grave desgaste federal por el uso de la fuerza para tratar de someter los descontentos; llegará un momento que el clamor para evitar la realización del proceso electoral que obligará a las fuerzas armadas a definir una posición al respecto; los medios cada vez se volverán más críticos del sistema y expondrán de manera documentada muchas de las corruptelas, llevando el enardecimiento poblacional a límites de violencia contra los corruptos; hacia mayo más de un gobernador (quizá tres) habrán de haber dejado el cargo por actos de corrupción demostrados e indignación social violenta.

Los mercados nacionales verán un franco deterioro causado por un precio internacional del petróleo muy bajo y habrán de realizarse severos ajustes presupuestales que llevarán a franco enfrentamiento de las cúpulas de poder, especialmente entre los capos mayores de Gobernación y Hacienda.

La mafia partidista (de todos los partidos políticos) empezarán una batalla campal interna por las posiciones políticas y el ejecutivo se debilitará a tan grado que no podrá contener siquiera a sus correligionarios.

El General Secretario se enfrentará de manera frontal con Peña Nieto para tratar de evitar el inicio de una guerra civil, de continuar aferrado al poder, muy seguramente hacia agosto tendremos los primeros enfrentamientos civiles contra fuerzas del orden y la caída de otros gobernadores.

Para entonces, el señor que dice gobernar, estará absolutamente marginado del poder y de persistir las cosas hacia la última parte del año habrá caído.

SALUD

Te recomiendo:



Comentarios

Entradas más populares de este blog

millennials y milleniums

Me acuerdo de aquel mensaje de “esperanza e ilusiones” transmitido por un presidente nacional del PRI, en el que tras el caso de Ayotzinapa; me acordé de el “ya sé que no aplauden” o del “ya me cansé” o del “mal momento”; me acordé de la Casa Banca; de la señora martita; me acordé de tantos improperios cometidos por esos gobernantes en las últimas dos décadas.
Vino a mi memoria el pequeño hombrecito de caldeRon y su devastadora política de guerra; vinieron a mi memoria tantos momentos “ilustres” de la actuación de nuestro cartel político nacional.
El 19 de setiembre, apenas unas horas después del movimiento telúrico, un joven (de no más de 25 años de edad <gracias Bosco>) con traje, corbata y zapatos de marca dijo algo así como “yo si me voy a ayudar a esa gente”; me impactó una muchacha (casi una niña <gracias Lau>) que en una esquina muy transitada por gente con dinero, en el periférico pasaba a “platicar” con los automovilistas (de sexo masculino y de más de 35 años) para…

Inicia su “carrera” en la administración pública a nuestras costillas

Esta es la segunda entrega de la “vida impoluta” de Meade, la ascendencia familiar de tan “digno” personaje, José Antonio Meade Kuribreña, hijo de la impunidad.

En 1991 (recién egresado de Economía en el ITAM) cuando Banamex aún era parte del sistema bancario público y se estaba “pensando” la reprivatizado a favor de Alfredo Harp Helú y Roberto Hernández Ramírez (sus dueños desde 1971 y hasta la privatización en 1982) y un grupo de inversionistas agrupados en su entorno; fue colocado como “analista” por su padre que era parte de la dirección de Grupo Mexicano Somex.

Junto con un “equipo” de “ejecutivos” se encargó de generar la primeras “bases” para la reprivatización de esa institución de banca nacional (guiando el regreso de la misma a su previo dueño); así inicia su carrera profesional, entregando parte del patrimonio nacional a los dueños del poder real.

Sólo como dato para el anecdotario, es importante señalar que en marzo de 1994 el señor Harp Helú fue secuestrado (por quienes inte…

Un camino lleno de incógnitas o de corrupción

Esta es la tercera entrega de la “vida impoluta” de Meade, la ascendencia familiar de tan “digno” personaje, José Antonio Meade Kuribreña, hijo de la impunidad.
El uso de recursos públicos para la realización de sus estudios como abogado de la UNAM y su maestría en Yale, Inicia su “carrera” en la administración pública a nuestras costillas.

Pero siendo Secretario Adjunto, fue aprobada la Ley del IPAB y entonces (ante la “emergencia” le fueron asignadas funciones discrecionales para la cancelación de pasivos del Fobaproa y la transferencia como deuda pública al instituto, desde ahí sus “negociaciones” con las cabezas de las instituciones financieras nacionales, especialmente con las más emproblemadas durante el crack del 95-97 fueron muy discrecionales, beneficiando siempre a las que “aportaban” más al crecimiento nacional (o a las que prometían aportar más), a las que aportaban más “crédito” para actividades productivas (o decían que lo harían) pero sobre todo a las que “apoyaban” ciert…