Ir al contenido principal

Entre el Congreso, el peso, el petróleo y la inflación

Ya llegaron al Congreso de la Unión las propuestas de reforma legislativa enviadas por Peña Nieto y lejos de ser consideradas como un verdadero cambio, las fracciones parlamentarias del PAN anuncian que “no aceptan las culpas de la inactividad gubernamental” y consideran que aunque es necesario realizar modificaciones “no todo es culpa de la falta de legislación” es decir el aliado natural del gobierno, lejos de aparearse de manera natural con el gobierno, pone condiciones a la aprobación del “paquete” legislativo; nada que no pueda negociarse de manera civilizada y con tantitas ganas de que el gobierno abra parte de los negocios a los panistas.

En principio no les gustó mucho el asunto de desaparición de poderes municipales (pues claro) bajo argumentos absolutamente carentes de calidad moral; ellos que tienen en su poder administrativo poco más de la tercera parte de los municipios de este país (entre ellos algunos de los más ricos) y que desde ahí hacen negocitos con los presidentes municipales y algunas empresas de los amigos de unos parientes, se sienten agredidos ante tal situación.

Por otra parte el peso mexicano alcanza su nivel más bajo en más de cinco años y parece que esta vez no hay posibilidad de detenerlo, pues ya China anuncia (de manera inequívoca) una devaluación para hacer competitivo su mercado internacional; es decir para México, sólo queda un camino (el mismo camino que China) esa devaluación preocupa a Cartens que desde su caja de cristal en Banxico “ve riesgos de incremento de los niveles inflacionarios

Lo realmente grave es que el petróleo en el mundo pierde de manera acelerada (ya vale menos de 60 dólares el barril), aunque la gasolina alcanza en el mercado mexicano el precio más alto de la historia y en enero próximo (por cortesía de nuestros muy antentos legisladores) será la más cara del mundo, a pesar de nuestra riqueza petrolera, pagamos gasolinas más caras que en países en donde ni se produce petróleo o gasolina.

Así, un efecto negativo en el precio de la moneda nacional combinado con un efecto de alza en el precio del combustible, son un muy explosivo detonador de inflación y un escalamiento de la devaluación.

Ya parece que la navidad está bastante opacada para una parte importante de la población mexicana, pero parece que en el corto plazo hay un gran desplome del precio del peso mexicano (sólo para que unos cuantos puedan hacer negocios) y con ello mayor depresión social ante “las fiestas
Esa devaluación que hoy ya alcanza cerca del 6% afectará de manera irremediable los precios internos (aunque ya no afectará de manera sustancial la inflación de 2014) y afectará la capacidad de los hogares mexicanos para festejar.

Sin embargo, ya poco, muy poco margen de operación tiene la “administraciónpeñeja para cohesionar la ya de por sí erosionada confianza nacional.

Así que a prepararse para una triste navidad y un cruento cambio.

SALUD

No dejes de ver:








Comentarios

Entradas más populares de este blog

millennials y milleniums

Me acuerdo de aquel mensaje de “esperanza e ilusiones” transmitido por un presidente nacional del PRI, en el que tras el caso de Ayotzinapa; me acordé de el “ya sé que no aplauden” o del “ya me cansé” o del “mal momento”; me acordé de la Casa Banca; de la señora martita; me acordé de tantos improperios cometidos por esos gobernantes en las últimas dos décadas.
Vino a mi memoria el pequeño hombrecito de caldeRon y su devastadora política de guerra; vinieron a mi memoria tantos momentos “ilustres” de la actuación de nuestro cartel político nacional.
El 19 de setiembre, apenas unas horas después del movimiento telúrico, un joven (de no más de 25 años de edad <gracias Bosco>) con traje, corbata y zapatos de marca dijo algo así como “yo si me voy a ayudar a esa gente”; me impactó una muchacha (casi una niña <gracias Lau>) que en una esquina muy transitada por gente con dinero, en el periférico pasaba a “platicar” con los automovilistas (de sexo masculino y de más de 35 años) para…

Inicia su “carrera” en la administración pública a nuestras costillas

Esta es la segunda entrega de la “vida impoluta” de Meade, la ascendencia familiar de tan “digno” personaje, José Antonio Meade Kuribreña, hijo de la impunidad.

En 1991 (recién egresado de Economía en el ITAM) cuando Banamex aún era parte del sistema bancario público y se estaba “pensando” la reprivatizado a favor de Alfredo Harp Helú y Roberto Hernández Ramírez (sus dueños desde 1971 y hasta la privatización en 1982) y un grupo de inversionistas agrupados en su entorno; fue colocado como “analista” por su padre que era parte de la dirección de Grupo Mexicano Somex.

Junto con un “equipo” de “ejecutivos” se encargó de generar la primeras “bases” para la reprivatización de esa institución de banca nacional (guiando el regreso de la misma a su previo dueño); así inicia su carrera profesional, entregando parte del patrimonio nacional a los dueños del poder real.

Sólo como dato para el anecdotario, es importante señalar que en marzo de 1994 el señor Harp Helú fue secuestrado (por quienes inte…

Un camino lleno de incógnitas o de corrupción

Esta es la tercera entrega de la “vida impoluta” de Meade, la ascendencia familiar de tan “digno” personaje, José Antonio Meade Kuribreña, hijo de la impunidad.
El uso de recursos públicos para la realización de sus estudios como abogado de la UNAM y su maestría en Yale, Inicia su “carrera” en la administración pública a nuestras costillas.

Pero siendo Secretario Adjunto, fue aprobada la Ley del IPAB y entonces (ante la “emergencia” le fueron asignadas funciones discrecionales para la cancelación de pasivos del Fobaproa y la transferencia como deuda pública al instituto, desde ahí sus “negociaciones” con las cabezas de las instituciones financieras nacionales, especialmente con las más emproblemadas durante el crack del 95-97 fueron muy discrecionales, beneficiando siempre a las que “aportaban” más al crecimiento nacional (o a las que prometían aportar más), a las que aportaban más “crédito” para actividades productivas (o decían que lo harían) pero sobre todo a las que “apoyaban” ciert…