Ir al contenido principal

El “moderno” simulador

Dice Cesar Camacho que “estamos viviendo las secuelas de una absurda guerra en la que Calderón involucró al país” y yo agregaría que desde Miguel de la Madrid (cuando él era un simple y mediocre auxiliar de la Sección de Amparos, de la Dirección Jurídica y Consultiva del Gobierno del estado de México) el gobierno de la república perdió el control de las organizaciones criminales y con ello la estructura fáctica se sobrepuso a la estructura de gobierno, esta guerra estaba perdida.

El señor Camacho que en sólo 10 años pasó de esa muy menor posición de auxiliar en una junta local a Gobernador sustituto del que nunca ha acabado nada Emilio Chuayffet (que es desde siempre su protector) le tocó ser parte de los grupos que entremezclados con la criminalidad (oficial y real) y en contubernio con su Secretario de Finanzas José Luis Acevedo Valenzuela, generó toda una red de saqueo institucional (entre contratos ficticios y fideicomisos de apoyo a fantasmas) “amigo” y prestanombres que dejó ahí para seguir lucrando, durante la “administración” de Alfredo del Mazo.

Cesar Camacho además ha mantenido desde entonces en su poder las arcas municipales de Metepec (un municipio conurbado de Toluca) extrayendo en los 20 años siguientes a su gubernatura no menos de 500 millones (en contratos de obra con cuates y hasta con fantasmas; contratando a todo un séquito de inútiles y bajo severa sospecha de proteger talamontes y otro tipo de fauna criminal)

Luego el señor Camacho Quiroz asegura que Calderón es "un regular abogado y un mal político" (claro sin morderse la lengua) pues él como regular político y buen abogado (pues ha abogado por su causa desde hace más de 30 años y ha pasado de ser un paria social a Presidente del CEN del PRI en ese periodo) además de contar con una respetable cantidad de recursos y bienes, deslinda la responsabilidad del gobierno federal actual en las administraciones panistas; desde su simple (convenenciera) visión de las cosas, la culpa (como siempre) es de los otros.

Pues bien señor César Camacho Quiroz, desde hace algún tiempo a los mexicanos dejó de importarle quien es el culpable del desastre que vive México, desde hace algún tiempo sabe que la culpa de esta situación es de TODOS USTEDES y que la única manera de corregirlo es sacándolos a TODOS.

Hay mucho cansancio en la población; hay gran cantidad de rabia contenida durante esos treinta años que tu dedicaste a robar y proteger; hay innumerables agravios que debemos cobrarles a todos y que todos deben pagar antes de seguir lucrando con los erarios locales y federales.

Intentar descargar culpas en otros, es simplemente tratar de distraer a la población que ya está cansada de distracciones, los simuladores de siempre se convierten en los modernos simuladores y ya los mexicanos estamos cansados de simuladores viejos, nuevos y modernos.

SALUD

No dejes de ver:




Comentarios

Entradas más populares de este blog

millennials y milleniums

Me acuerdo de aquel mensaje de “esperanza e ilusiones” transmitido por un presidente nacional del PRI, en el que tras el caso de Ayotzinapa; me acordé de el “ya sé que no aplauden” o del “ya me cansé” o del “mal momento”; me acordé de la Casa Banca; de la señora martita; me acordé de tantos improperios cometidos por esos gobernantes en las últimas dos décadas.
Vino a mi memoria el pequeño hombrecito de caldeRon y su devastadora política de guerra; vinieron a mi memoria tantos momentos “ilustres” de la actuación de nuestro cartel político nacional.
El 19 de setiembre, apenas unas horas después del movimiento telúrico, un joven (de no más de 25 años de edad <gracias Bosco>) con traje, corbata y zapatos de marca dijo algo así como “yo si me voy a ayudar a esa gente”; me impactó una muchacha (casi una niña <gracias Lau>) que en una esquina muy transitada por gente con dinero, en el periférico pasaba a “platicar” con los automovilistas (de sexo masculino y de más de 35 años) para…

Inicia su “carrera” en la administración pública a nuestras costillas

Esta es la segunda entrega de la “vida impoluta” de Meade, la ascendencia familiar de tan “digno” personaje, José Antonio Meade Kuribreña, hijo de la impunidad.

En 1991 (recién egresado de Economía en el ITAM) cuando Banamex aún era parte del sistema bancario público y se estaba “pensando” la reprivatizado a favor de Alfredo Harp Helú y Roberto Hernández Ramírez (sus dueños desde 1971 y hasta la privatización en 1982) y un grupo de inversionistas agrupados en su entorno; fue colocado como “analista” por su padre que era parte de la dirección de Grupo Mexicano Somex.

Junto con un “equipo” de “ejecutivos” se encargó de generar la primeras “bases” para la reprivatización de esa institución de banca nacional (guiando el regreso de la misma a su previo dueño); así inicia su carrera profesional, entregando parte del patrimonio nacional a los dueños del poder real.

Sólo como dato para el anecdotario, es importante señalar que en marzo de 1994 el señor Harp Helú fue secuestrado (por quienes inte…

Un camino lleno de incógnitas o de corrupción

Esta es la tercera entrega de la “vida impoluta” de Meade, la ascendencia familiar de tan “digno” personaje, José Antonio Meade Kuribreña, hijo de la impunidad.
El uso de recursos públicos para la realización de sus estudios como abogado de la UNAM y su maestría en Yale, Inicia su “carrera” en la administración pública a nuestras costillas.

Pero siendo Secretario Adjunto, fue aprobada la Ley del IPAB y entonces (ante la “emergencia” le fueron asignadas funciones discrecionales para la cancelación de pasivos del Fobaproa y la transferencia como deuda pública al instituto, desde ahí sus “negociaciones” con las cabezas de las instituciones financieras nacionales, especialmente con las más emproblemadas durante el crack del 95-97 fueron muy discrecionales, beneficiando siempre a las que “aportaban” más al crecimiento nacional (o a las que prometían aportar más), a las que aportaban más “crédito” para actividades productivas (o decían que lo harían) pero sobre todo a las que “apoyaban” ciert…