Ir al contenido principal

Prospera el próspero negocio de financiar a los pobres

Me permito retomar el título de un artículo publicado el día de hoy en la edición impresa de El País (España) para realizar algunas reflexiones:

La semana pasada, se “oficializó” el programa que “combatirá a la pobreza en México”, el evento se realizó en Ecatepec (tierra de pobreza y marginación urbana, ejemplo mundial), en esa demarcación política con m{as de 1.5 millones de habitantes, hay localidades en las que sus pueblos no cuentan con mínimos de alimentación; ahí Peña dijo: “El Gobierno de la República transforma la política social para hacerla más eficaz y lograr mejores resultados” dando cuenta que dos años después de haber asumido como presidente, hay que hacer algo, para “lograr mejores resultados”, pero no para mejorar las condiciones de vida de los mexicanos, sino para obtener rentabilidad política de los programas sociales.  SALUD

El cambo de nombre de Oportunidades a Prospera, es sólo un esquema publicitario (propagandístico le llaman los encargados de su explotación política) ahora como ya dije antes, se pintará de los colores patrios y estilizará el logo para vincularlo directamente con una estructura partidista; si en México aumenta o disminuye la pobreza es aleatorio (cuestión divina diría el señor Regil) lo que verdaderamente importa es que esa masa humana, observe una intención gubernamental para “atenderlos” de hecho no se trata de acabar con la pobreza, se trata de mantener a los pobres organizados y utilizarlos como parte de los procesos políticos federales a desarrollarse primero en 2015 y después en 2018.

La pobreza en México es multifactorial, pero el origen de esos “factores” está en la incapacidad, benevolencia o complicidad de las instancias de gobierno (TODAS) para aplicar la ley, este país está regulado hasta la saciedad, simplemente la regulación no se aplica, se aplica a favor de los poderosos o se aplica mal.

Ahora se integra a Prospera una vertiente “productiva” que permita a las familias “generar ingresos por su propia cuenta” pero la micro financiera oficial llamada Compartamos Banco (que otorga el 60 por ciento de los micro créditos a las personas y empresas productivas solamente cobra el 140 por ciento de interés anual (aunque en algunas ofertas aplica apenas el 70 por ciento anual) SALUD

En esa sobre regulación como explicarnos que eso pase, pues sólo considerando la absoluta complicidad de la autoridad (en este caso federal que regula la acción bancaria) y la benevolencia de “alguien” que permite que esa institución además se ubique a unos pasos de la Coordinación de Prospera (para que los usuarios no tengan ni que cruzar la calle).  SALUD

Prospera, abarcará ahora estratos poblacionales muy convenientes para las estructura partidista en el poder, irá a mujeres jóvenes (preparatorianas y universitarias), se enfocará a egresados universitarios (de ambos sexos) y fortalecerá sus acciones en centros urbanos densamente poblados (Ecatepec por ejemplo) para hacer de esos grupos poblacionales un nuevo banco corporativo de votos, no para acabar con su pobreza.

Han pasado 25 años del lanzamiento de Solidaridad y no hay un pobre menos, pero si hay mucha más efervescencia mediática para hacer creer que “ahora sí, se mueve México

SALUD

Te recomiendo



Comentarios

Entradas más populares de este blog

millennials y milleniums

Me acuerdo de aquel mensaje de “esperanza e ilusiones” transmitido por un presidente nacional del PRI, en el que tras el caso de Ayotzinapa; me acordé de el “ya sé que no aplauden” o del “ya me cansé” o del “mal momento”; me acordé de la Casa Banca; de la señora martita; me acordé de tantos improperios cometidos por esos gobernantes en las últimas dos décadas.
Vino a mi memoria el pequeño hombrecito de caldeRon y su devastadora política de guerra; vinieron a mi memoria tantos momentos “ilustres” de la actuación de nuestro cartel político nacional.
El 19 de setiembre, apenas unas horas después del movimiento telúrico, un joven (de no más de 25 años de edad <gracias Bosco>) con traje, corbata y zapatos de marca dijo algo así como “yo si me voy a ayudar a esa gente”; me impactó una muchacha (casi una niña <gracias Lau>) que en una esquina muy transitada por gente con dinero, en el periférico pasaba a “platicar” con los automovilistas (de sexo masculino y de más de 35 años) para…

Inicia su “carrera” en la administración pública a nuestras costillas

Esta es la segunda entrega de la “vida impoluta” de Meade, la ascendencia familiar de tan “digno” personaje, José Antonio Meade Kuribreña, hijo de la impunidad.

En 1991 (recién egresado de Economía en el ITAM) cuando Banamex aún era parte del sistema bancario público y se estaba “pensando” la reprivatizado a favor de Alfredo Harp Helú y Roberto Hernández Ramírez (sus dueños desde 1971 y hasta la privatización en 1982) y un grupo de inversionistas agrupados en su entorno; fue colocado como “analista” por su padre que era parte de la dirección de Grupo Mexicano Somex.

Junto con un “equipo” de “ejecutivos” se encargó de generar la primeras “bases” para la reprivatización de esa institución de banca nacional (guiando el regreso de la misma a su previo dueño); así inicia su carrera profesional, entregando parte del patrimonio nacional a los dueños del poder real.

Sólo como dato para el anecdotario, es importante señalar que en marzo de 1994 el señor Harp Helú fue secuestrado (por quienes inte…

Un camino lleno de incógnitas o de corrupción

Esta es la tercera entrega de la “vida impoluta” de Meade, la ascendencia familiar de tan “digno” personaje, José Antonio Meade Kuribreña, hijo de la impunidad.
El uso de recursos públicos para la realización de sus estudios como abogado de la UNAM y su maestría en Yale, Inicia su “carrera” en la administración pública a nuestras costillas.

Pero siendo Secretario Adjunto, fue aprobada la Ley del IPAB y entonces (ante la “emergencia” le fueron asignadas funciones discrecionales para la cancelación de pasivos del Fobaproa y la transferencia como deuda pública al instituto, desde ahí sus “negociaciones” con las cabezas de las instituciones financieras nacionales, especialmente con las más emproblemadas durante el crack del 95-97 fueron muy discrecionales, beneficiando siempre a las que “aportaban” más al crecimiento nacional (o a las que prometían aportar más), a las que aportaban más “crédito” para actividades productivas (o decían que lo harían) pero sobre todo a las que “apoyaban” ciert…