Ir al contenido principal

Ante la eventualidad de una “coalición”

Que en estricto sentido en México según el Capítulo segundo del Título cuarto del COFIPE es el registro común de un candidato (Artículos 95 y ss)

Me quisiera preguntar, ¿cuándo la izquierda (aun la institucional) abandonó la lucha, para integrarse al juego electoral?

Quizá hay que buscar la respuesta en el mismo devenir institucional. En el desarrollo de la “práctica” electoral, en el camino en el que nos metimos en 1987-88 ante la posibilidad real (o ficticia) de un cambio.

Pero, con todo respeto la izquierda es mucho más que un momento en la historia política de este país, para los que aún les queda memora, el PC en México es anterior al PRI, su padre el PRM y su abuelo el PNR, el PC y los que en él militaron tienen mucha más (pero mucha) historia que la bola de “políticos” que han administrado este país durante más de 90 años.

Es más, buscándole en la historia la Constitución mexicana, es más de izquierda que de derecha, la “aplicación” de la norma constitucional y la indolencia de la administración han hecho de esta, un instrumento en desuso.

Por tanto, buscar las causas profundas de la pérdida de competencia (no electoral) de la izquierda mexicana, pues ahí, en la circunstancia real de nuestro pueblo, existe suficiente razón para continuar con la lucha, pues ahí, en las instituciones de educación superior se sigue discutiendo la necesidad de lograr mayor justicia social y los caminos para lograrlo, pues ahí, en los espacios públicos (no mediatizados) se establece como principio de lucha, la necesidad de igualdad social, pues aquí en estas redes sociales se sabe de la necesidad de acabar (o cuando menos disminuir) de desigualdad social, de denunciar las injusticias.

Entonces ¿cómo explicar la disgregación entre lucha e institucionalización de la izquierda?, quizá hay que buscar en la “cooptación” de la intelectualidad, ahí en ese momento histórico 1988-90 esos señores que aparecían en los medios públicos, que incluso eran invitados por las televisoras comerciales y lanzaban un royo, dejaron de aparecer, se convirtieron como lo dijo alguien en los “a nexos” o en “intelectuales de bolsillo”, aunque también podemos buscar en la incapacidad organizativa y de comunicación de las instituciones educativas o quizá en el descrédito que estas han logrado, hoy la institución educativa se ha convertido en poco menos que nada, es decir que conciencia social podemos esperar de una masa de estudiantes que se “preparan” para el trabajo (cuando bien les va) que podemos esperar en la formación de jóvenes cuando los maestros están ahí por que no hay otro con mayor capacitación que acepte el sueldo ofrecido, con profesores sin convicción, sin capacidad y sin formación.

Habrá quien juzgue necesario buscar en las estructuras partidistas, en la izquierda tres partidos políticos nacionales dejaron de transmitir “ideología” a sus bases, no cuentan siquiera con un producto periódico de convocatoria, de reflexión, de masas. No recuerdo a uno sólo de sus “dirigentes” convocando a mítines en plazas públicas o llevando cualquier tipo de ayuda a cualquier tipo de desastre natural o social. Desde 1994 en que PT candidateó a Cecilia Soto a la Presidencia de la República su capacidad de convocatoria electoral (a nivel nacional) las otras fuerzas políticas siguen en sus márgenes de participación y no son capaces de potencializarla, es más con ganas de de hacer una revisión estadística, hasta han dejado de tener voto duro.

Pero también podemos culpar a los medios, esos tan culpados de todo, ellos que se han colocado en la retaguardia de la capacidad de entendimiento de la realidad (ya sea por interés o por comodidad), hoy la población recibe la visión de la realidad que dos grandes cadenas televisivas le presentan, le quieren presentar y les interesa presentar.

El radio que llega a otra parte de la población, también dejó de ser un producto de comunicación de interés político e incluso una parte importante de las cadenas radiofónicas se han alejado de su cometido original, de comunicadoras locales, de apoyo comunitario, de interacción social.

Pero ¿será suficiente encontrar los culpables?, es quizá la otra parte que la izquierda institucionalizada mexicana adolece, se queda en el diagnóstico, acepta los parámetros socioculturalmente transmitidos, pero no crea categorías para cambiar esa realidad. Es más, una característica de esa izquierda institucionalizada, cuando menos en los últimos 16 años ha sido no rebatir la estructura formal de los grandes programas nacionales es decir considerar que el planteamiento gubernamental parte de un diagnóstico acertado y las soluciones que se aplican “pueden solucionarla”, con ello acepta los límites de acción a los que se puede sujetar la actividad pública, desde ahí y sólo desde ahí se puede pensar como lo dije hace unos días el gradualismo es pariente del continuismo y no del cambio verdadero, es decir. más vale dar pasitos que ir directa y decididamente hacia el objetivo final.

Otra característica que ha dejado de tener la izquierda institucional o moderna, es el abandono de las causas sociales, ha dejado de luchar por condiciones dignas, materiales y simbólicas de la población, de manera abyecta han negociado posiciones, en lugar de programas, no han siquiera intentado guiar un polo de desarrollo básico (o no lo han logrado).

Sólo en el marco de esto puede entenderse una “coalición” que incluso en caso de que el candidato fuese de “izquierda” acotaría su capacidad de acción, no me explico, desde otra perspectiva la intención de ir con un candidato común.


Comentarios

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

¿De qué se sorprenden?

Cuando Fox andaba de campaña, de manera campirana, de forma común, en un lenguaje entendible nos dijo que los hombres del gobierno no eran dioses, los llamó rateros, les dijo víboras, los comparó con tepocatas (que para los que no lo sepan son las crías del renacuajo); su florido lenguaje lo hizo ser gracioso y hasta le ganó adeptos, pero su suprema ignorancia de la historia y hasta de temas comunes, nos permitió a nosotros poder decirle estúpido; Fox al hacer descender a los otros se hizo vulnerable a él mismo.
Cuando formó el gabinetazo, había entre sus integrantes algunos que ni su nombre sabían escribir, les platico de un subsecretario que se llamaba Oscar (y cuando se lo pronuncié me dijo no: Óscar (pues entonces hay que ponerle acento) también de un Director General que sus apellidos eran Ortíz Ortíz y cuando le explicabas que no iban tildados, te respondía que no era ideota (así)
En 2004 una secretaria (de ese gabinetazo) se jactaba de haber permanecido toda la noche esperando…

Moreno futuro de edoMex

Antes que cualquier cosa, esto no es una encuesta, tampoco está basado en conocimientos profundos y “serios” de la población de esa entidad federativa; es un simple análisis estadístico (muy fragmentado) a nivel sección electoral (hasta donde se puede) con datos del IEEM (que por cierto carece de una absoluta falta de ética y sistematicidad en la presentación de sus resultados electorales) desde 1990 y hasta 2015.
Después, para todos aquellos que hablan de voto duro de los partidos políticos (como si supieran de lo que hablan) les puedo decir que hay secciones electorales que en las tres elecciones 1996 Diputados locales, 1999 Gobernador y 2000 Diputados locales ganan los tres partidos políticos “mayoritarios” hasta con una diferencia de 25 puntos porcentuales entre una y otra; sin mayor explicación que la que ya señalé en Cuajimalpa, tierra del crimen organizado.
Empecemos por señalar que el edoMex es la entidad federativa con el mayor padrón electoral del país (por eso resulta tan imp…

A pagar los favores a los poderosos

Hace unas horas, ante la "escases" de combustible que se vive en el centro del país la SHCP "anunció" los precios que regirán el precio de la gasolina el año venidero (feliz 2017, para quienes tienen que cargar ese ahora valioso líquido y para los mexicanos que pueden comprar las cosas que se transportan con él)

En los noticieros matutinos los "estúpidos" conductores dijeron que es un incremento de entre el 14 y el 20 por ciento, pero para José Antonio Meade esto no es cierto, pues puntualiza: "es el 14% en la magna y del 20% es en la Premium, que casi no se usa" (lo que aunque no parezca es diferente) También puntualiza tan "excelso" economista que ese cambio en el precio "no causará una variación en los niveles de inflación ya que es un cambio de una sola vez" cuando hasta un estúpido abogado que escribe de economía como Luis Pasos está consciente que cuando aumenta la gasolina, sólo aumenta el precio de otra cosa que se llam…