Ir al contenido principal

Asuman las consecuencias de un Estado Corrupto

Antes el Régimen Político se plegaba a las “órdenes superiores”, además de cooptar, sobornar y descaradamente amenazar a sus críticos, asesinaba (en sentido figurado y en sentido real a sus opositores) ocupaba para esto último a viles sicarios, personajes que se incrustaban en las fuerzas de “seguridad” del Estado Mexicano (DFS, DIPD, PM, CISEN y sus correlatos en cada una de las entidades federativas y en los grandes municipios)

Ellos se encargaban de amedrentar y (en su caso) limpiar los focos rojos que amenazaban la “supervivencia” del régimen, cumplían “ordenes superiores” aunque nunca tenían claro de “quien eran las órdenes

Me pueden decir que estas son puras eculubraciones (así) pero las acciones represivas de la maquinaria gubernamental era implacable y además gozaba de absoluta impunidad, siempre las “investigaciones” eran llevadas a puntos muertos, eran relegadas a un cajón y al olvido, no habría espacio en este block para indicar caso por caso.

Hay casos emblemáticos generalmente de personajes que habían logrado notoriedad por su activismo o de personas que trascendieron el ámbito local gracias a su capacidad de relacionarse, incluso, Loret (el bueno) narra en uno de sus textos como es “salvado” por un siniestro personaje de otro aun más siniestro como Víctor Cervera.

Aunque en realidad en esos casos, era el propio régimen quien “ajustaba” tornillos y evitaba el inútil desgaste de un acto que pudiera ser calificado por la prensa exterior de barbarie o que colocara a sus “gobernantes” en el banquillo de caciques o “gorilas

La permanencia del régimen durante esa cantidad de años obedeció al contubernio local y federal a los mecanismos de control de contingencias y a la coacción de personas que pensaban diferente, a mecanismos de omnipotencia y omnipresencia de los aparatos de información que permitían a la “autoridad” tomar control respecto de cualquier brote de inconformidad, las estructuras partidistas locales funcionaban rápidamente se agregaban a o a los inconformes, les ofrecía posiciones partidistas o ejecutivas y los subsumía.

Los mecanismos de control eran muchos y muy diversos y ahora parecen repetirse, pero bajo otro esquema, es decir, la participación de la sociedad organizada, de los medios libres, de los órganos internacionales y sobre todo de la ciudadanía envuelta en redes vuelve esto muy difícil, además desde finales de los 80 las estructuras de poder local se han partido, se han vuelto plurales y los órganos federales han dejado de tener poder (o tener tanto poder como tenían en el pesado)

El hecho de que Televisa ingrese a la arena de cooptación de opositores y “contrate” a un miembro del #yosoy132 es preocupante no por el acto en sí, sino por las implicaciones que tiene:
  1. Ya desde la campaña se habló mucho de la participación de las televisoras y otros grupos de poder en la campaña del ahora Presidente Electo.
  2. Se supo con certeza el financiamiento ilegal de parte de una institución bancaria y un centro comercial.
  3. Se probó la triangulación de recursos (muy probablemente de actividades ilícitas) para financiar la campaña de ese partido político.
  4. Se comprobó que cuando menos tres de los colaboradores cercanos de Peña Nieto tienen o tenían vínculos con grupos de poder non santos.
Por otra parte desde el régimen totalitario del PRI el financiamiento de campañas era “recompensado” con prebendas, situación que dados los mecanismos de adelgazamiento del aparato gubernamental y de transparencia en el uso de recursos gubernamentales se hizo a contraprestación, es decir, yo te aflojo algo y a cambio tu me das algo.

Casos documentados existen en PEMEX y CFE (empresa de clase mundial) y mediáticos infinidad (recuerdo ahorita la Humer de Fox o la Estela de luz)

Digo, la intromisión de Televisa en este caso, implica que el “imperio contraataca” (haciendo analogía de esa zaga cinematográfica, es decir los verdaderos barones que manda en México ahora van a ayudar con esos “inconvenientes”, van a apoyar con sus recursos al gobierno (claro para después cobrar con prebendas y olvidos en el pago fiscal no reducciones o condonaciones)

Pero ya pensándolo bien, las “empresas” no van a hacer el trabajo sucio, la limpia de los inconvenientes mayores, los disidentes (que dicen diferente) que no se “plieguen” a las condiciones del régimen, los hombres que como Don Alejo que fue acribillado por defender su rancho y sigue impune su asesinato.

Esos casos tendrán que ser “encargados” a alguien que sepa como apagarlos y en tanto que ya existe una cultura de culpar al crimen organizado (criminalizando a la víctima) pues quien mejor que los aliados del nuevo gobierno, para hacerse cargo de los “inconvenientes” sin que haya (o aiga como dice el burro) consecuencias, así que si a partir de ya empiezan a aparecer luchadores sociales asesinados y es inmediatamente criminalizado el muerto, no su espanten, asuman las consecuencias de un Estado Corrupto, que fue avalado por sus instituciones.



Comentarios

Entradas más populares de este blog

millennials y milleniums

Me acuerdo de aquel mensaje de “esperanza e ilusiones” transmitido por un presidente nacional del PRI, en el que tras el caso de Ayotzinapa; me acordé de el “ya sé que no aplauden” o del “ya me cansé” o del “mal momento”; me acordé de la Casa Banca; de la señora martita; me acordé de tantos improperios cometidos por esos gobernantes en las últimas dos décadas.
Vino a mi memoria el pequeño hombrecito de caldeRon y su devastadora política de guerra; vinieron a mi memoria tantos momentos “ilustres” de la actuación de nuestro cartel político nacional.
El 19 de setiembre, apenas unas horas después del movimiento telúrico, un joven (de no más de 25 años de edad <gracias Bosco>) con traje, corbata y zapatos de marca dijo algo así como “yo si me voy a ayudar a esa gente”; me impactó una muchacha (casi una niña <gracias Lau>) que en una esquina muy transitada por gente con dinero, en el periférico pasaba a “platicar” con los automovilistas (de sexo masculino y de más de 35 años) para…

Inicia su “carrera” en la administración pública a nuestras costillas

Esta es la segunda entrega de la “vida impoluta” de Meade, la ascendencia familiar de tan “digno” personaje, José Antonio Meade Kuribreña, hijo de la impunidad.

En 1991 (recién egresado de Economía en el ITAM) cuando Banamex aún era parte del sistema bancario público y se estaba “pensando” la reprivatizado a favor de Alfredo Harp Helú y Roberto Hernández Ramírez (sus dueños desde 1971 y hasta la privatización en 1982) y un grupo de inversionistas agrupados en su entorno; fue colocado como “analista” por su padre que era parte de la dirección de Grupo Mexicano Somex.

Junto con un “equipo” de “ejecutivos” se encargó de generar la primeras “bases” para la reprivatización de esa institución de banca nacional (guiando el regreso de la misma a su previo dueño); así inicia su carrera profesional, entregando parte del patrimonio nacional a los dueños del poder real.

Sólo como dato para el anecdotario, es importante señalar que en marzo de 1994 el señor Harp Helú fue secuestrado (por quienes inte…

Un camino lleno de incógnitas o de corrupción

Esta es la tercera entrega de la “vida impoluta” de Meade, la ascendencia familiar de tan “digno” personaje, José Antonio Meade Kuribreña, hijo de la impunidad.
El uso de recursos públicos para la realización de sus estudios como abogado de la UNAM y su maestría en Yale, Inicia su “carrera” en la administración pública a nuestras costillas.

Pero siendo Secretario Adjunto, fue aprobada la Ley del IPAB y entonces (ante la “emergencia” le fueron asignadas funciones discrecionales para la cancelación de pasivos del Fobaproa y la transferencia como deuda pública al instituto, desde ahí sus “negociaciones” con las cabezas de las instituciones financieras nacionales, especialmente con las más emproblemadas durante el crack del 95-97 fueron muy discrecionales, beneficiando siempre a las que “aportaban” más al crecimiento nacional (o a las que prometían aportar más), a las que aportaban más “crédito” para actividades productivas (o decían que lo harían) pero sobre todo a las que “apoyaban” ciert…