Ir al contenido principal

DF ciudad de vanguardia

Anuncia el Gobierno del DF que en marzo arranca el programaAliméntate” (“Sin Hambre”, pero recargado) dice el GDF que está levantando con apoyo de INEGI y Coneval una encuesta y que: “Ya terminamos la primera parte del censo; tenemos los expedientes de las primeras 28 mil familias que cumplen con las dos condiciones para integrarse a Aliméntate: vivir en pobreza extrema y con carencia alimentaria”, aunque el INEGI considera que en total hay unas 40 mil familias lo que representaría más de 160 mil personas en pobreza extrema en el Distrito Federal “Ciudad de VanguardiaSALUD

Señala entre lo encontrado hasta ahora: “familias que no han probado aumento en dos o tres días, que habitan en cuartos construidos con láminas de asbesto, cartón o madera de no más de tres por tres metros; pequeños que pese a vivir a unos metros del Zócalo no han sido presentados al Registro Civil; otros, habitantes de los márgenes de la ciudad que para ir a la escuela tienen que caminar de 30 a 60 minutos

Claro, sin hablar de los niños que no van a la escuela (en pleno centro de la ciudad por que carecen de documentación básica); niñas de 12 años embarazadas y viviendo en coladeras; adultos mayores abandonados por sus familias, recogiendo desperdicios para alimentarse y durmiendo bajo un puente vehicular.

Sin ser muy exactos en las cifras (aunque conociendo algo al respecto) estamos hablando del 5% de la población del DF, uno de cada 20 pobladores de la capital del país.  SALUD

Esa ciudad “Patrimonio de la Humanidad” que es “ejemplo” mundial de “equidad” muestra un estrato poblacional sumido en la pior (así) de las distinciones, como si fueran de otra parte, ahí, se ubican poblaciones en las cañadas de Cuajimalpa y Magdalena Contreras que todavía transportan agua para sus requerimiento básicos; se ubican localidades de Tláhuac o Xochimilco que no cuentan con servicios básicos de educación o salud y cuyos costos para acceder a ellos son impagables.  SALUD

Esas imágenes que disfrutan los que ven la TV de una Paseo de la Reforma pleno y una Alameda Central remodelada, pagado con recursos de todos los mexicanos o aquellas que muestran un metro limpio y bello o un metrobus eficiente y de bajo costo, son sólo las imágenes que nos vende la propaganda oficial, pues uno de cada 20 capitalinos no ven a su ciudad así, es más simplemente no la ven, no la disfrutan, no la conocen, no viven más que para sobrevivir en ella.  SALUD

Hace unos días, en una unidad de transporte de la zona norte de la ciudad, un par de delincuencillos de poca monta se subieron con un arma y asaltaros a los pasajeros (parece que ahora esa actividad se realiza en las madrugadas, cuando no hay vigilancia policiaca) y tras toquetear a las mujeres del transporte y quitarle los centavos (no podía ser gran cantidad) al conductor, dispararon al aire para “informar” a los pasajeros que NO INTENTARAN denunciarlos (aunque todos –incluida la “autoridad”– saben que viven en los derechos de vía del Ferrocarril de la zona de Atlanpa), seguramente parte de estos capitalinos en pobreza extrema que viven en chozas de cartón de apenas tres por tres metros.

Ahí, en esos derechos de vía, como en las laderas de las cañadas, como en los edificios “tomados” por organizaciones indígenas –reales o de membrete–  de López o Liverpool, la “autoridad” omisa, ocultó la cabeza bajo la tierra, esperando que el “problema” desapareciera y el problema NO desapareció.

Ahí las organizaciones criminales que no existen en la ciudad de México reclutan jóvenes para transportar estupefacientes y para “ofrecerlos” a la entrada de las secundarias del Distrito Federal.

Esos jóvenes que después envalentonados por una dosis de esos estupefacientes y con un arma se suben a una unidad de trasporte público para “asaltar” pasajeros disparando primero al aire y después como si nada sobre un conductor o un pasajero.  SALUD

Esos jóvenes que al tratar de “independizarse” de las organizaciones criminales que no existen en la ciudad de México, acaban matando por encargo y por unos cuantos pesos.

Pero esto es y pasa en la Ciudad de México “Ciudad de Vanguardia”  SALUD

Imaginemos ahora lo que pasa en un país, en donde la población en esa circunstancia es mucho mayor al 5% y las condiciones de vida seguramente son mucho más difíciles de sortear, lo que pasa en las colonias marginales de los municipios aledaños a la ciudad de México o de Guadalajara o de Monterrey, en las cuales si existe la delincuencia organizada y recluta jóvenes para trasportar, “engancha” a otros para vender y “especializa” a otros para secuestrar, extorsionar y matar a quienes los denuncian o se opone a sus actividades o al pago de los derechos que ellos marcan.  SALUD

Un país lleno de desigualdad, un país en el que las actividades culturales, recreativas y deportivas de una amplia franja de población han sido sustituidas por horas de TV, por horas de “información” de violencia; de hecho el problema real no es que esas horas hayan dejado de existir, sino que la adrenalina, la liberación de la carga energética básica de esa parte de la población, ahora se hace frente a un aparato de TV viéndola cantidad de muertos y decapitados que nos “ofrece” el menú editorial nacional.

Esos jóvenes que ven como la impunidad domina a la vida nacional, ven (o consideran) que fácilmente pueden robar, secuestrar o matar, sin consecuencia alguna.

Comentarios

Entradas populares de este blog

¿De qué se sorprenden?

Cuando Fox andaba de campaña, de manera campirana, de forma común, en un lenguaje entendible nos dijo que los hombres del gobierno no eran dioses, los llamó rateros, les dijo víboras, los comparó con tepocatas (que para los que no lo sepan son las crías del renacuajo); su florido lenguaje lo hizo ser gracioso y hasta le ganó adeptos, pero su suprema ignorancia de la historia y hasta de temas comunes, nos permitió a nosotros poder decirle estúpido; Fox al hacer descender a los otros se hizo vulnerable a él mismo.
Cuando formó el gabinetazo, había entre sus integrantes algunos que ni su nombre sabían escribir, les platico de un subsecretario que se llamaba Oscar (y cuando se lo pronuncié me dijo no: Óscar (pues entonces hay que ponerle acento) también de un Director General que sus apellidos eran Ortíz Ortíz y cuando le explicabas que no iban tildados, te respondía que no era ideota (así)
En 2004 una secretaria (de ese gabinetazo) se jactaba de haber permanecido toda la noche esperando…

Desastre previsible

Hace ya más de un mes me atrevía a “pronosticar” con base en datos estadísticos, que Morena sería la beneficiaria de la crisis de credibilidad en edoMex, hoy, ya lejos de la información estadística y más cerca de la información política, primero el PRD ya “decidió” (muy forzado por las circunstancias) por Juan Zepeda, ex presidente municipal de Netzahualcoyotl, el PT va con Óscar González Yáñez y se registraron tres “independientes” entre ellos el expresidente estatal del PRI, Isidro Pastor Medrano y una empresaria de nombre Teresa Castell.
Todos ellos con muy pocas posibilidades de lograr un resultado favorable en el proceso electoral, de hecho, hay análisis que prevén que PT perderá su registro local y que colocan al PRD en quinto lugar.
La desesperación del PRI, se muestra con la “caravana” de funcionarios locales y federales repartiendo dádivas en Toluca y los municipios más poblados de la entidad, llegando incluso al ridículo de mandar a la güilota (gaviota); también se muestra en …

millennials y milleniums

Me acuerdo de aquel mensaje de “esperanza e ilusiones” transmitido por un presidente nacional del PRI, en el que tras el caso de Ayotzinapa; me acordé de el “ya sé que no aplauden” o del “ya me cansé” o del “mal momento”; me acordé de la Casa Banca; de la señora martita; me acordé de tantos improperios cometidos por esos gobernantes en las últimas dos décadas.
Vino a mi memoria el pequeño hombrecito de caldeRon y su devastadora política de guerra; vinieron a mi memoria tantos momentos “ilustres” de la actuación de nuestro cartel político nacional.
El 19 de setiembre, apenas unas horas después del movimiento telúrico, un joven (de no más de 25 años de edad <gracias Bosco>) con traje, corbata y zapatos de marca dijo algo así como “yo si me voy a ayudar a esa gente”; me impactó una muchacha (casi una niña <gracias Lau>) que en una esquina muy transitada por gente con dinero, en el periférico pasaba a “platicar” con los automovilistas (de sexo masculino y de más de 35 años) para…