Ir al contenido principal

¿cuándo es válida una elección?

Me acuerdo ahora aquellos audios de Elba Esther Gordillo, en los que “comunicaba” a algunos gobernadores pristas “el PRI ya se cayó” (de caer) y los “conminaba” a sacar a sus huestes a votar a “favor” del PAN (de felipe caldeRon) o aquella noche en que Warman Valenzuela (bajo el mando de Manuel Bartlett) “decidió” que el sistema de contabilización electoral se callara.

También recuerdo innumerables procesos electorales en los que “repentinamente”, sin explicación alguna y hasta de manera “sospechosa” se caen o se callan; innumerables casos en que los “conteos rápidos” son ignorados u olvidados e incluso casos en que la “AUTORIDA” (así) encargada de realizar las elecciones, de vigilar su normalización haga lo que debe hacer.

Sin embargo hoy la SER de la cual sigue siendo titular el aprendiz de brujo dice: “Gobierno de México no reconoce los resultados de la elección de los integrantes de la Asamblea Nacional Constituyente” sin que eso signifique (explícita o implícitamente) que desconozca al gobierno venezolano.

Una acción mediática, sin mayor trascendencia, sin responsabilidad política alguna, es más un mero pronunciamiento.

Cómo explicarnos que México (que la cancillería mexicana) “desconozca” los resultados de un proceso electoral de un Estado nacional, cuando en su territorio la normalidad democrática muestra graves deficiencias.

Sólo puedo preguntarle al señor brujo (bueno aprendiz) ¿cuándo es válida una elección?, será cuando el PRI lleva miles de personas pobres y bajo coacción a “votar” en los distritos electorales más deprimidos económicamente del edoMex (2017); cuando en el 35% de las casillas federales del proceso electoral de 2015 en Chiapas (entidad federativa más pobre de este país), la votación a favor del partidazo es superior al 80% del total de votantes (incluidos votos nulos); cuando en el 2018 nos salgan con que “por acto divino” el PREP, los conteos rápidos, la percepción y la votación le fue favorable al brujo.

La indolencia (traducida como incapacidad de entender la realidad) de la personita (por pequeña mentalmente) de Videgaray y (dado que es de él la titularidad de la política exterior) del peñajo, es a tal grado grave que pueden ver un alfiler en la paja ajena, pero no ver la viga en la propia.

Hace apenas unos días, el señor peñajo seguía haciendo gala de lo bien que estamos en este país, es más desde hace una semana el promocional de “el teletón” (ese tan importante evento que sirve para que las grandes empresas evadan millones de pesos en impuestos) anuncia “cuando enrique se pone de pie…” (claro sin hacer referencia a alguien pero el niño pudo llamarse Pedro o Luis o José (que creo que son nombres más comunes en México)

En fin, en los simples diagnósticos de esos hombres (inútiles) y de sus compinches que desde las estructuras de complicidad son beneficiaros de la corrupción, del saqueo y de la impunidad; son quienes determinan cuando una elección es legal.

SALUD

Te recomiendo:







Comentarios

Entradas más populares de este blog

millennials y milleniums

Me acuerdo de aquel mensaje de “esperanza e ilusiones” transmitido por un presidente nacional del PRI, en el que tras el caso de Ayotzinapa; me acordé de el “ya sé que no aplauden” o del “ya me cansé” o del “mal momento”; me acordé de la Casa Banca; de la señora martita; me acordé de tantos improperios cometidos por esos gobernantes en las últimas dos décadas.
Vino a mi memoria el pequeño hombrecito de caldeRon y su devastadora política de guerra; vinieron a mi memoria tantos momentos “ilustres” de la actuación de nuestro cartel político nacional.
El 19 de setiembre, apenas unas horas después del movimiento telúrico, un joven (de no más de 25 años de edad <gracias Bosco>) con traje, corbata y zapatos de marca dijo algo así como “yo si me voy a ayudar a esa gente”; me impactó una muchacha (casi una niña <gracias Lau>) que en una esquina muy transitada por gente con dinero, en el periférico pasaba a “platicar” con los automovilistas (de sexo masculino y de más de 35 años) para…

Inicia su “carrera” en la administración pública a nuestras costillas

Esta es la segunda entrega de la “vida impoluta” de Meade, la ascendencia familiar de tan “digno” personaje, José Antonio Meade Kuribreña, hijo de la impunidad.

En 1991 (recién egresado de Economía en el ITAM) cuando Banamex aún era parte del sistema bancario público y se estaba “pensando” la reprivatizado a favor de Alfredo Harp Helú y Roberto Hernández Ramírez (sus dueños desde 1971 y hasta la privatización en 1982) y un grupo de inversionistas agrupados en su entorno; fue colocado como “analista” por su padre que era parte de la dirección de Grupo Mexicano Somex.

Junto con un “equipo” de “ejecutivos” se encargó de generar la primeras “bases” para la reprivatización de esa institución de banca nacional (guiando el regreso de la misma a su previo dueño); así inicia su carrera profesional, entregando parte del patrimonio nacional a los dueños del poder real.

Sólo como dato para el anecdotario, es importante señalar que en marzo de 1994 el señor Harp Helú fue secuestrado (por quienes inte…

Un camino lleno de incógnitas o de corrupción

Esta es la tercera entrega de la “vida impoluta” de Meade, la ascendencia familiar de tan “digno” personaje, José Antonio Meade Kuribreña, hijo de la impunidad.
El uso de recursos públicos para la realización de sus estudios como abogado de la UNAM y su maestría en Yale, Inicia su “carrera” en la administración pública a nuestras costillas.

Pero siendo Secretario Adjunto, fue aprobada la Ley del IPAB y entonces (ante la “emergencia” le fueron asignadas funciones discrecionales para la cancelación de pasivos del Fobaproa y la transferencia como deuda pública al instituto, desde ahí sus “negociaciones” con las cabezas de las instituciones financieras nacionales, especialmente con las más emproblemadas durante el crack del 95-97 fueron muy discrecionales, beneficiando siempre a las que “aportaban” más al crecimiento nacional (o a las que prometían aportar más), a las que aportaban más “crédito” para actividades productivas (o decían que lo harían) pero sobre todo a las que “apoyaban” ciert…