Ir al contenido principal

Hacer leyes al vapor

Siempre al final del periodo legislativo, nuestros legisladores parecen muy productivos haciendo como que hacen el trabajo que debían haber hecho durante todo el periodo; en este caso me llama la atención la nueva Ley Federal para Prevenir y Sancionar los Delitos cometidos en materia de hidrocarburos y la pasarela del señor Antonio Neblina Vega, secretario de la comisión de justicia de la Cámara de Diputados, para “explicar” la importancia de tan importante ley.

Asegura que era imprescindible pues “hasta ahora los detenidos por el robo de hidrocarburos era procesados por el delito de robo agravado y la libraban”, supongo que por “libraban” tan distinguido personaje entiende y quiso comunicar que NO eran sancionados, pero hoy el 70 por ciento de las consignaciones por robo (simple o agravado) no llegan a una sentencia definitiva en la jerga del eminente señor Neblina, “la libran” bajo el mismo argumento del diputadete, sería necesario una ley para sancionar el robo de bolsas y después una para especificar si se trataba de bolsas de mercado o de bolsas con dinero.

También señala que ahora hay un tipo penal que determina con claridad ese ilícito, con lo que los ministerios públicos contarán con mayores elementos para la integración de la averiguación previa; pero ese argumento tampoco se sostiene, pues hubiese bastado que el Código Penal Federal y el Código de Procedimientos Penales, se adecuaran y ya.

Ellos hacen leyes para justificar que están haciendo el trabajo por el cual cobran (por cierto muy bien) pero no tienen capacidad de entendimiento de discernimiento, de planeación y de priorización; sólo por citar un ejemplo, el proyecto de ley para la cambio de régimen jurídico del Distrito Federal viene de hace ya casi 30 años y ahora parece ser inaplazable.

El proceso de creación de leyes y la especificidad de la ley en México es tan absurda que en nuestra carta máxima en su artículo 41 casi señala cada paso que habrá de seguirse en materia de reglamentación electoral; es tan imprecisa como que el artículo 69 de la Constitución indica la obligación del titular del ejecutivo federal de presentar un informe por escrito y el artículo 7 de la Ley Orgánica del Congreso General de los Estados Unidos Mexicanos dice o hace referencia a otra cosa (se quedó viejo) y es tan omisa como que modificaciones constitucionales realizadas en 2007, con transitorios que fijaban plazo de treinta días naturales para la “adecuación” legislativa aún se encuentran en “proceso” y los legisladores siguen estando en falta por esas adecuaciones (Artículo 134 Constitucional publicada en el Diario Oficial de la Federación el 13 de noviembre de 2007)

En su inmensa mayoría la actividad de los últimos días del periodo legislativo son refritos de los proyectos viejos o de los de “interés” para el ejecutivo federal; hoy todavía la legislación de la famosa reforma educativa es una margllate sin pies ni cabeza en cada uno de los estados de la república.

La Comisión de Justicia, tiene entre sus “pendientes” la elaboración de la Ley sobre suspensión de derechos y garantías, que debió aprobarse en junio de 2012, un poco más de 40 meses sin resultado efectivo, violando sus propios transitorios y valiéndoles una pura y dos con sal.

Pero el señor secretario de la comisión, se pasea por las radiodifusoras haciéndonos ver las ventajas de otra ley para no aplicarse; quisiera proponerle a tan “distinguido” miembro del poder legislativo una ley para castigar la ineficiencia legislativa, no necesariamente una ley penal, sino simplemente administrativa que les descuente digamos el equivalente de un día de salario (al mes) por cada 90 días de atraso en sus propios transitorios constitucionales.

No una ley punitiva como la educativa que corre (despide) maestros o diputadetes omisos, una ley que los obligue a hacer su trabajo, el trabajo para el que se contrataron, por el que cobran y al que ellos mismos se obligan en artículos transitorios que no cumplen.

Aunque seguro para él y todo el inútil legislativo, será más fácil hacer transitorios que digan "todo se hará cuando  se pueda y cuando los señores legisladores tengan tiempo"

SALUD

Les recomiendo:










Comentarios

Entradas más populares de este blog

millennials y milleniums

Me acuerdo de aquel mensaje de “esperanza e ilusiones” transmitido por un presidente nacional del PRI, en el que tras el caso de Ayotzinapa; me acordé de el “ya sé que no aplauden” o del “ya me cansé” o del “mal momento”; me acordé de la Casa Banca; de la señora martita; me acordé de tantos improperios cometidos por esos gobernantes en las últimas dos décadas.
Vino a mi memoria el pequeño hombrecito de caldeRon y su devastadora política de guerra; vinieron a mi memoria tantos momentos “ilustres” de la actuación de nuestro cartel político nacional.
El 19 de setiembre, apenas unas horas después del movimiento telúrico, un joven (de no más de 25 años de edad <gracias Bosco>) con traje, corbata y zapatos de marca dijo algo así como “yo si me voy a ayudar a esa gente”; me impactó una muchacha (casi una niña <gracias Lau>) que en una esquina muy transitada por gente con dinero, en el periférico pasaba a “platicar” con los automovilistas (de sexo masculino y de más de 35 años) para…

Inicia su “carrera” en la administración pública a nuestras costillas

Esta es la segunda entrega de la “vida impoluta” de Meade, la ascendencia familiar de tan “digno” personaje, José Antonio Meade Kuribreña, hijo de la impunidad.

En 1991 (recién egresado de Economía en el ITAM) cuando Banamex aún era parte del sistema bancario público y se estaba “pensando” la reprivatizado a favor de Alfredo Harp Helú y Roberto Hernández Ramírez (sus dueños desde 1971 y hasta la privatización en 1982) y un grupo de inversionistas agrupados en su entorno; fue colocado como “analista” por su padre que era parte de la dirección de Grupo Mexicano Somex.

Junto con un “equipo” de “ejecutivos” se encargó de generar la primeras “bases” para la reprivatización de esa institución de banca nacional (guiando el regreso de la misma a su previo dueño); así inicia su carrera profesional, entregando parte del patrimonio nacional a los dueños del poder real.

Sólo como dato para el anecdotario, es importante señalar que en marzo de 1994 el señor Harp Helú fue secuestrado (por quienes inte…

Un camino lleno de incógnitas o de corrupción

Esta es la tercera entrega de la “vida impoluta” de Meade, la ascendencia familiar de tan “digno” personaje, José Antonio Meade Kuribreña, hijo de la impunidad.
El uso de recursos públicos para la realización de sus estudios como abogado de la UNAM y su maestría en Yale, Inicia su “carrera” en la administración pública a nuestras costillas.

Pero siendo Secretario Adjunto, fue aprobada la Ley del IPAB y entonces (ante la “emergencia” le fueron asignadas funciones discrecionales para la cancelación de pasivos del Fobaproa y la transferencia como deuda pública al instituto, desde ahí sus “negociaciones” con las cabezas de las instituciones financieras nacionales, especialmente con las más emproblemadas durante el crack del 95-97 fueron muy discrecionales, beneficiando siempre a las que “aportaban” más al crecimiento nacional (o a las que prometían aportar más), a las que aportaban más “crédito” para actividades productivas (o decían que lo harían) pero sobre todo a las que “apoyaban” ciert…