Ir al contenido principal

Otra ley para no cumplirse

Ayer el Senado de la República, “la casa de todos los mexicanos” (según sus promocionales) y “la caja de cristal” (según Miguel Barbosa); aprobó una nueva Ley Federal de Transparencia y Acceso a la Información Pública, que deroga a la anterior y pues dicen nuestros siempre “muy comedidos” (ocurrentes quizá sea el término adecuado) es una de las más “avanzadas” del mundo (así, sin medir el tamaño de la pendejez lo dijeron ellos)

El dictamen de ley aprobada que ya puede sr revisada por nosotros (aunque según su propia reglamentación, debió haber estado disponible desde hace 60 días cuando menos); esa reglamentación según sus propios transitorios publicados el 7 de febrero de 2014 debió ser aprobada hace más de 8 meses (pero tampoco importa mucho); esa avanzada ley que aún le falta recorrer un largo camino legislativo no es ni con mucho lo que ellos piensan, conserva grandes espacios de discrecionalidad tanto en la determinación de los aspectos reservados como en los tiempos de respuesta, pero realmente tampoco eso importa.

Pues bien, los señores legisladores en un afán por mostrar su buena voluntad para “avanzar” en los temas de su agenda, mediáticamente quizá para que la población les deje de gritar bandidos y ellos se sientan menos culpables de recoger el cerote de la población, pues lo que los caballos dejan en su caminar se llama excremento y eso es lo que quiso decir Layda Sansores (pues sólo en algunas regiones de Centroamérica se le denomina cerote) que recogen todos.

Pues además creen que los mexicanos no nos damos cuenta del nivel de suciedad que traen en las manos y de opulencia que despliegan gracias a ese levantar de migajas, de pedacitos de impunidad y de prebendas.

Así, ellos se enfrentan en la tribuna (a la que según dicen respetan mucho) para hacerse ver su nivel de corrupción (la de cada uno) sin importarles en lo más mínimo que esos enfrentamientos exacerban más los ya de por sí muy caldeados ánimos de sus escuchas (ya muy pocos por cierto)

Ahora los mexicanos les gritan bandidos, seguramente en el corto plazo dejaremos de gritarles para hacerles frente y señalarles con toda claridad el nivel de enojo, el fastidio que nos causan y después no faltará quien simplemente descargue su ira, el ancestral desagrado que nos han dejado, con una ronda de golpes y hasta con una descarga de algunas otras substancias (que no sean necesariamente mierda)

Sólo por comentar parte del anecdotario popular que recojo a diario en mi andar, quisiera compartirles lo que una anciana (seguramente de más de 75 años) que está envolviendo mercancías en uno de los centros comerciales de esta ciudad, me dijo hace unos días: “pues si creen que está tan bien México, que salgan a la calle sin guaruras

Señores legisladores, hace tiempo están en falta en la aprobación de un sinnúmero de leyes que ustedes mismos se marcaron, en algunos casos el “retraso” llega a más de un año; hace ya también mucho tiempo, la población dejó de creerles y si adicionan a eso que cada vez que hablan lo hacen para denigrar al otro (sintiéndose ustedes absolutamente impolutos), los mexicanos no vemos más que un camino.

Ya hace muchos años (más de diez) nos prometieron transparencia, hoy siguen prometiéndola, pero la realidad es que sus cotos de opacidad siguen exactamente iguales; ayer también los diputados aprobaron “desvincular el salario mínimo de la ley de derechos y otras disposiciones administrativas”, pero la Constitución Política en su artículo 41 fija las prerrogativas de los partidos políticos en función del Salario mínimo y eso se les “olvidó

La población muy al contrario de ustedes recuerda los agravios y seguro, dejará de llamarles ladrones, dejará de tacharlos de bandidos, para simplemente hacerles ver a nuestra manera su estupidez.

Por cierto, hace un par de días intenté acceder a “la casa de todos los mexicanos” y simplemente me dijeron que para entrar ahí se necesitaba ser senador.

SALUD

Te recomiendo:








Comentarios

Entradas populares de este blog

¿De qué se sorprenden?

Cuando Fox andaba de campaña, de manera campirana, de forma común, en un lenguaje entendible nos dijo que los hombres del gobierno no eran dioses, los llamó rateros, les dijo víboras, los comparó con tepocatas (que para los que no lo sepan son las crías del renacuajo); su florido lenguaje lo hizo ser gracioso y hasta le ganó adeptos, pero su suprema ignorancia de la historia y hasta de temas comunes, nos permitió a nosotros poder decirle estúpido; Fox al hacer descender a los otros se hizo vulnerable a él mismo.
Cuando formó el gabinetazo, había entre sus integrantes algunos que ni su nombre sabían escribir, les platico de un subsecretario que se llamaba Oscar (y cuando se lo pronuncié me dijo no: Óscar (pues entonces hay que ponerle acento) también de un Director General que sus apellidos eran Ortíz Ortíz y cuando le explicabas que no iban tildados, te respondía que no era ideota (así)
En 2004 una secretaria (de ese gabinetazo) se jactaba de haber permanecido toda la noche esperando…

Desastre previsible

Hace ya más de un mes me atrevía a “pronosticar” con base en datos estadísticos, que Morena sería la beneficiaria de la crisis de credibilidad en edoMex, hoy, ya lejos de la información estadística y más cerca de la información política, primero el PRD ya “decidió” (muy forzado por las circunstancias) por Juan Zepeda, ex presidente municipal de Netzahualcoyotl, el PT va con Óscar González Yáñez y se registraron tres “independientes” entre ellos el expresidente estatal del PRI, Isidro Pastor Medrano y una empresaria de nombre Teresa Castell.
Todos ellos con muy pocas posibilidades de lograr un resultado favorable en el proceso electoral, de hecho, hay análisis que prevén que PT perderá su registro local y que colocan al PRD en quinto lugar.
La desesperación del PRI, se muestra con la “caravana” de funcionarios locales y federales repartiendo dádivas en Toluca y los municipios más poblados de la entidad, llegando incluso al ridículo de mandar a la güilota (gaviota); también se muestra en …

millennials y milleniums

Me acuerdo de aquel mensaje de “esperanza e ilusiones” transmitido por un presidente nacional del PRI, en el que tras el caso de Ayotzinapa; me acordé de el “ya sé que no aplauden” o del “ya me cansé” o del “mal momento”; me acordé de la Casa Banca; de la señora martita; me acordé de tantos improperios cometidos por esos gobernantes en las últimas dos décadas.
Vino a mi memoria el pequeño hombrecito de caldeRon y su devastadora política de guerra; vinieron a mi memoria tantos momentos “ilustres” de la actuación de nuestro cartel político nacional.
El 19 de setiembre, apenas unas horas después del movimiento telúrico, un joven (de no más de 25 años de edad <gracias Bosco>) con traje, corbata y zapatos de marca dijo algo así como “yo si me voy a ayudar a esa gente”; me impactó una muchacha (casi una niña <gracias Lau>) que en una esquina muy transitada por gente con dinero, en el periférico pasaba a “platicar” con los automovilistas (de sexo masculino y de más de 35 años) para…