Ir al contenido principal

Las tormentas que vienen (tercera parte) o castigo a los partidos políticos



Siguiendo con la idea de la “información” que reciben los mexicanos, sería importante agregar el tema de las “encuestas”, sólo dos casos que en este proceso electoral vivimos los mexicanos; en el DF unos días antes del proceso electoral una casa encuestadora “seria” con “prestigio” la única que en 2000 se atrevió a dar como ganador a Vicente Fox, nos mostró una elección sin trámite, en la que todo era para el PRD y aliados; en Nuevo León, sólo una empresa encuestadora daba ventaja a Javier Rodríguez CalderónEl Bronco” de hecho, tres de esas casas “encuestadoras” lo mantuvieron durante todo el proceso electoral en tercer sitio.

Ya desde hace muchos años se ha discutido la intención propagandística de las “encuestas”, el trabajo que merma de confianza de los ciudadanos y hasta del desaliento que causan en amplias capas de la población.

No se trata de regular la tarea encuestadora, tampoco se trataría de imponerles metodologías, es más ni siquiera se trataría de que registrasen sus “metodologías” como lo estableció esta reforma electoral, que por cierto las empresas encuestadoras NO respetaron.

La misma noche del proceso electoral, estuve monitoreando tres encuestas de salida del DF, pagadas por dos partidos políticos y televisa; las diferencias eran abismales en algunos casos, es más, a las 23 horas la delegación Azcapotzalco era acreditada a tres partidos políticos diferentes y GAM la ganaba indistintamente una u otra de las fuerzas políticas por más de 5%

Es aceptable que las “casas encuestadoras” se equivoquen, lo que no debe ser aceptado es que sus equivocaciones sean causa de desinformación social.

Pero al margen de los “errores” de las encuestadoras; uno de los debates de este proceso electoral, aunque en realidad nació en 2009, fue el “voto nulo” que polarizó a la sociedad y en el que “expertos” nos explicaron como el voto nulo sólo sirve para beneficiar a los partidos grandes o a los chicos o a ambos, en realidad el voto nulo, el de candidatos no registrados, el de candidatos independientes y el de los partidos políticos que no alcanzan el porcentaje de ley, se reparte (recalcula) yendo a parar de manera equitativa a todos los partidos políticos, con ello se calcula lo que llaman voto válido y a partir de él las prerrogativas de TODAS las fuerzas políticas que si alcanzan el porcentaje de ley; que anular el voto no significaba no expresar opinión alguna, pero asistir a votar y anular o dejar en blanco la boleta es también una posición, es manifestar una inconformidad, es hacer saber el descontento que tienen con las instituciones, con los políticos y con la política.

Quizá el problema es que los políticos, los partidos políticos y las “instituciones” simplemente no ven, no leen esa información, como no la leyeron tras el proceso intermedio de 2009 en que hubo entidades federativas en que llegó a más del 11%; quizá otra muestra de ese hartazgo poblacional, es la votación a favor de “candidatos independientes”, por cierto esa figura que por primera ocasión participó en estas elecciones, hace apenas cinco años era impensable para nuestros representantes populares.

Personajes que se presentaron a las elecciones sin un membrete político, sin la estructura corporativa de un partido político, lograron una gubernatura, una gran cantidad de presidencias municipales, algunas diputaciones locales y hasta una federal; ya hay voces de esos “opinadores” nacionales que generan la “opinión pública” que gritan “CIERREN esa puerta” ya hay además apuestas para candidatos independientes a la presidencia de la república en 2018, es más ya hay quienes proponen a una “destacadísima” comunicadora para contender.

Pues el voto a favor de “El Bronco” por la gubernatura de Nuevo León, llegó a casi la mitad del voto total emitido y en esa elección el voto nulo fue de apenas 2.15%; dejando el claro mensaje de hacer válido su voto.

Hay entidades de la república, en los que el voto nulo llegó a más del 7% en los que además los niveles de cultura política son importantes, en las que el votante anuló de manera consciente e informada; ese mensaje enviado en 2009 ellos (nuestros legisladores) lo leyeron sólo como el cansancio de los votantes a tener que votar por partidos políticos y como respuesta establecieron la necesidad de “abrir la posibilidad de candidaturas independientes” pero no, no es suficiente con que la ciudadanía tenga otras opciones para votar, los mexicanos queremos indicarles algo más.

Creo yo que los mexicanos requieren que ese voto nulo, juegue en contra de las fuerzas políticas, que les duela; por lo que propongo que el cálculo de las prerrogativas políticas se realice sólo a partir del voto válido y que los recursos correspondientes a la parte de voto por candidatos independientes, voto por candidatos no registrados y voto nulo, sean canalizados a organizaciones de la sociedad civil, a actividades de promoción del voto, a acciones de educación política y a desarrollo de la cultura política nacional; por ejemplo a la integración de brigadas de jóvenes que se instalen durante dos o tres meses en esos distritos electorales con menor competencia electoral (en donde gana un partido político o coalición con más del 50% del voto total) para explicar a la población que el voto es un derecho y que pueden emitirlo a favor de cualquier opción, que no deben condicionarles su participación política a favor de una fuerza partidista.

Es importante que los partidos políticos dejen de enaltecerse, que dejen de lado el menosprecio a la población y sobre todo, que sientan que los mexicanos que votamos nulo, lo hicimos para castigarlos.

SALUD

Te recomiendo:




Comentarios

Entradas más populares de este blog

millennials y milleniums

Me acuerdo de aquel mensaje de “esperanza e ilusiones” transmitido por un presidente nacional del PRI, en el que tras el caso de Ayotzinapa; me acordé de el “ya sé que no aplauden” o del “ya me cansé” o del “mal momento”; me acordé de la Casa Banca; de la señora martita; me acordé de tantos improperios cometidos por esos gobernantes en las últimas dos décadas.
Vino a mi memoria el pequeño hombrecito de caldeRon y su devastadora política de guerra; vinieron a mi memoria tantos momentos “ilustres” de la actuación de nuestro cartel político nacional.
El 19 de setiembre, apenas unas horas después del movimiento telúrico, un joven (de no más de 25 años de edad <gracias Bosco>) con traje, corbata y zapatos de marca dijo algo así como “yo si me voy a ayudar a esa gente”; me impactó una muchacha (casi una niña <gracias Lau>) que en una esquina muy transitada por gente con dinero, en el periférico pasaba a “platicar” con los automovilistas (de sexo masculino y de más de 35 años) para…

Inicia su “carrera” en la administración pública a nuestras costillas

Esta es la segunda entrega de la “vida impoluta” de Meade, la ascendencia familiar de tan “digno” personaje, José Antonio Meade Kuribreña, hijo de la impunidad.

En 1991 (recién egresado de Economía en el ITAM) cuando Banamex aún era parte del sistema bancario público y se estaba “pensando” la reprivatizado a favor de Alfredo Harp Helú y Roberto Hernández Ramírez (sus dueños desde 1971 y hasta la privatización en 1982) y un grupo de inversionistas agrupados en su entorno; fue colocado como “analista” por su padre que era parte de la dirección de Grupo Mexicano Somex.

Junto con un “equipo” de “ejecutivos” se encargó de generar la primeras “bases” para la reprivatización de esa institución de banca nacional (guiando el regreso de la misma a su previo dueño); así inicia su carrera profesional, entregando parte del patrimonio nacional a los dueños del poder real.

Sólo como dato para el anecdotario, es importante señalar que en marzo de 1994 el señor Harp Helú fue secuestrado (por quienes inte…

Un camino lleno de incógnitas o de corrupción

Esta es la tercera entrega de la “vida impoluta” de Meade, la ascendencia familiar de tan “digno” personaje, José Antonio Meade Kuribreña, hijo de la impunidad.
El uso de recursos públicos para la realización de sus estudios como abogado de la UNAM y su maestría en Yale, Inicia su “carrera” en la administración pública a nuestras costillas.

Pero siendo Secretario Adjunto, fue aprobada la Ley del IPAB y entonces (ante la “emergencia” le fueron asignadas funciones discrecionales para la cancelación de pasivos del Fobaproa y la transferencia como deuda pública al instituto, desde ahí sus “negociaciones” con las cabezas de las instituciones financieras nacionales, especialmente con las más emproblemadas durante el crack del 95-97 fueron muy discrecionales, beneficiando siempre a las que “aportaban” más al crecimiento nacional (o a las que prometían aportar más), a las que aportaban más “crédito” para actividades productivas (o decían que lo harían) pero sobre todo a las que “apoyaban” ciert…