Ir al contenido principal

Murillo y la impunidad

Parece que el señor Jesús Murillo Karam (que cobra como Procurador de Justicia) hizo ayer un recuento de casos judiciales no resueltos de esta y otras administraciones, para después asegurar que “no hay impunidad, (lo que pasa es que) la eficiencia de la institución no es buena, es mala, nuestra capacidad de resolución es muy lenta, muy complicada, muy burocrática, pero a mí no se me da cambiar lo que tenemos, y en lo que hemos invertido es en prepararnos para el nuevo sistema, ya que con ello buscamos eliminar esas ineficienciasSALUD

Así que con sus propias palabras habremos de aguantarnos, hasta que el señor procurador aparte de procurar justicia, procure que la institución funcione.  SALUD

A propósito de la procuración de justicia se le cuestionó respecto de la Guardería ABC, del caso Oceanografía y hasta del homicidio del Diputado Federal jalisciense Gómez Michel; lo sorprendente es que el señor Murillo sólo atinó a decir “no puedo inventar una averiguación y no puedo inventar culpables” aunque por ahí dicen muchos que en algún momento de mediados de los 70, como subprocurador allá en su tierra natal, tuvo el encarguito de sacudirle algunos asuntillos al señor Lugo Verduzco, pero esos cadáveres seguro ya se pudrieron.  SALUD

La impunidad en los casos que reacordaron algunos diputados y en otros muchos que ni se presentaron o simplemente se olvidaron (de olvido social cotidiano ante la cotidianeidad de nuevos casos y nueva impunidad) como digo yo: los casos pasan de lo cotidiano a lo anecdótico, a lo casuístico y al olvido; hoy en México, hay más casos judiciales de impunidad en el olvido que en la memoria diaria de los mexicanos (de más de 120 millones de mexicanos)

Diario, nos enteramos de actos ilícitos que simplemente pasan al olvido ante la permanente ola de información, ante el diario acontecer nacional, en donde los actos delictivos cotidianos, rebasan la capacidad de asimilación de la población y pasan a ser sólo casos cotidianos.

Hace años cuando vimos que en las calles jóvenes vendían drogas, pasó a ser parte del paisaje urbano diario; después vimos que entre ellos se enfrentaban de manera violenta o que eran “atacados” por las ”fuerzas del orden” bajo el permanente argumento de que eran criminales, fue sólo parte de lo que se convirtió en la vida de México; observamos fosas clandestinas plagadas de cadáveres y lo procesamos como parte de los costos; vimos empleaditos y empleadotes saqueando las arcas nacionales y hasta dejó de ser noticia; vemos a diario empresarios coludidos con funcionarios públicos haciendo “negocio” a costa de los mexicanos y se queda en las primeras planas de diarios.

Escuchamos al máximo representante de la procuración de justicia nacional aceptando que la institución no es buena, es mala pero ya se está buscando eliminar esas ineficienciasSALUD

La población mexicana está verdaderamente cansada de enterarse de lo mal que está todo y de lo bien que se están haciendo ahora si las cosas o que se harán en algún momento.

Murillo asegura que no hay impunidad, que se “avanza” pero las cuentas (y los cuentos) no le alcanzan para convencer a nadie, es hora de hacer que la PGR PROCURE JUSTICIA, empezando por Ayotzinapa.

SALUD

Te recomiendo



Comentarios

Entradas más populares de este blog

millennials y milleniums

Me acuerdo de aquel mensaje de “esperanza e ilusiones” transmitido por un presidente nacional del PRI, en el que tras el caso de Ayotzinapa; me acordé de el “ya sé que no aplauden” o del “ya me cansé” o del “mal momento”; me acordé de la Casa Banca; de la señora martita; me acordé de tantos improperios cometidos por esos gobernantes en las últimas dos décadas.
Vino a mi memoria el pequeño hombrecito de caldeRon y su devastadora política de guerra; vinieron a mi memoria tantos momentos “ilustres” de la actuación de nuestro cartel político nacional.
El 19 de setiembre, apenas unas horas después del movimiento telúrico, un joven (de no más de 25 años de edad <gracias Bosco>) con traje, corbata y zapatos de marca dijo algo así como “yo si me voy a ayudar a esa gente”; me impactó una muchacha (casi una niña <gracias Lau>) que en una esquina muy transitada por gente con dinero, en el periférico pasaba a “platicar” con los automovilistas (de sexo masculino y de más de 35 años) para…

Inicia su “carrera” en la administración pública a nuestras costillas

Esta es la segunda entrega de la “vida impoluta” de Meade, la ascendencia familiar de tan “digno” personaje, José Antonio Meade Kuribreña, hijo de la impunidad.

En 1991 (recién egresado de Economía en el ITAM) cuando Banamex aún era parte del sistema bancario público y se estaba “pensando” la reprivatizado a favor de Alfredo Harp Helú y Roberto Hernández Ramírez (sus dueños desde 1971 y hasta la privatización en 1982) y un grupo de inversionistas agrupados en su entorno; fue colocado como “analista” por su padre que era parte de la dirección de Grupo Mexicano Somex.

Junto con un “equipo” de “ejecutivos” se encargó de generar la primeras “bases” para la reprivatización de esa institución de banca nacional (guiando el regreso de la misma a su previo dueño); así inicia su carrera profesional, entregando parte del patrimonio nacional a los dueños del poder real.

Sólo como dato para el anecdotario, es importante señalar que en marzo de 1994 el señor Harp Helú fue secuestrado (por quienes inte…

Un camino lleno de incógnitas o de corrupción

Esta es la tercera entrega de la “vida impoluta” de Meade, la ascendencia familiar de tan “digno” personaje, José Antonio Meade Kuribreña, hijo de la impunidad.
El uso de recursos públicos para la realización de sus estudios como abogado de la UNAM y su maestría en Yale, Inicia su “carrera” en la administración pública a nuestras costillas.

Pero siendo Secretario Adjunto, fue aprobada la Ley del IPAB y entonces (ante la “emergencia” le fueron asignadas funciones discrecionales para la cancelación de pasivos del Fobaproa y la transferencia como deuda pública al instituto, desde ahí sus “negociaciones” con las cabezas de las instituciones financieras nacionales, especialmente con las más emproblemadas durante el crack del 95-97 fueron muy discrecionales, beneficiando siempre a las que “aportaban” más al crecimiento nacional (o a las que prometían aportar más), a las que aportaban más “crédito” para actividades productivas (o decían que lo harían) pero sobre todo a las que “apoyaban” ciert…