Ir al contenido principal

Sólo un liderazgo en Sinaloa o el nuevo cartel nacional

Tras la muerte de “El Azul” bajo la circunstancia que haya sido y de la cual nuestra “inteligencia” nacional no se ha enterado, sólo queda un liderazgo en el Cartel de Sinaloa o del Pacífico (aunque si hay diferencia)

Como dije antes, la “desaparición” de Rafael Caro Quintero es muestra de una negociación en lo alto para hacer de este el líder del nuevo cartel, es más ahora quiero hasta pensar en la organización nacional de carteles mexicanos, pues parece que el CDG también se está adhiriendo a la más vieja organización.

Ya con esta teoría podemos suponer que el cartel Jalisco Nueva Generación vieja derivación de resabios de los hermanos Valencia y los zeta, son en realidad el nuevo nombre de la vieja organización Sinaloa.

La inteligencia de seguridad mexicana parece estar lejos de los mecanismos de transacción entre las capas de poder y los núcleos de las organizaciones criminales o quizá simplemente así se quiere hacer parecer a la población.  SALUD

Hoy Caro parece que puede hacer realidad su vieja frase de pagar la deuda externa (aunque no se pague) simplemente trasladando a las estructuras de poder público los recursos
.
Parece que ya el PRI encontró el nuevo mecanismo de financiamiento de campañas políticas, especialmente para 2015.

SALUD

Debes ver también:

Comentarios

Entradas más populares de este blog

millennials y milleniums

Me acuerdo de aquel mensaje de “esperanza e ilusiones” transmitido por un presidente nacional del PRI, en el que tras el caso de Ayotzinapa; me acordé de el “ya sé que no aplauden” o del “ya me cansé” o del “mal momento”; me acordé de la Casa Banca; de la señora martita; me acordé de tantos improperios cometidos por esos gobernantes en las últimas dos décadas.
Vino a mi memoria el pequeño hombrecito de caldeRon y su devastadora política de guerra; vinieron a mi memoria tantos momentos “ilustres” de la actuación de nuestro cartel político nacional.
El 19 de setiembre, apenas unas horas después del movimiento telúrico, un joven (de no más de 25 años de edad <gracias Bosco>) con traje, corbata y zapatos de marca dijo algo así como “yo si me voy a ayudar a esa gente”; me impactó una muchacha (casi una niña <gracias Lau>) que en una esquina muy transitada por gente con dinero, en el periférico pasaba a “platicar” con los automovilistas (de sexo masculino y de más de 35 años) para…

Inicia su “carrera” en la administración pública a nuestras costillas

Esta es la segunda entrega de la “vida impoluta” de Meade, la ascendencia familiar de tan “digno” personaje, José Antonio Meade Kuribreña, hijo de la impunidad.

En 1991 (recién egresado de Economía en el ITAM) cuando Banamex aún era parte del sistema bancario público y se estaba “pensando” la reprivatizado a favor de Alfredo Harp Helú y Roberto Hernández Ramírez (sus dueños desde 1971 y hasta la privatización en 1982) y un grupo de inversionistas agrupados en su entorno; fue colocado como “analista” por su padre que era parte de la dirección de Grupo Mexicano Somex.

Junto con un “equipo” de “ejecutivos” se encargó de generar la primeras “bases” para la reprivatización de esa institución de banca nacional (guiando el regreso de la misma a su previo dueño); así inicia su carrera profesional, entregando parte del patrimonio nacional a los dueños del poder real.

Sólo como dato para el anecdotario, es importante señalar que en marzo de 1994 el señor Harp Helú fue secuestrado (por quienes inte…

Un camino lleno de incógnitas o de corrupción

Esta es la tercera entrega de la “vida impoluta” de Meade, la ascendencia familiar de tan “digno” personaje, José Antonio Meade Kuribreña, hijo de la impunidad.
El uso de recursos públicos para la realización de sus estudios como abogado de la UNAM y su maestría en Yale, Inicia su “carrera” en la administración pública a nuestras costillas.

Pero siendo Secretario Adjunto, fue aprobada la Ley del IPAB y entonces (ante la “emergencia” le fueron asignadas funciones discrecionales para la cancelación de pasivos del Fobaproa y la transferencia como deuda pública al instituto, desde ahí sus “negociaciones” con las cabezas de las instituciones financieras nacionales, especialmente con las más emproblemadas durante el crack del 95-97 fueron muy discrecionales, beneficiando siempre a las que “aportaban” más al crecimiento nacional (o a las que prometían aportar más), a las que aportaban más “crédito” para actividades productivas (o decían que lo harían) pero sobre todo a las que “apoyaban” ciert…