Ir al contenido principal

Vamos a revisar “encuestas”

Dice Roy Campos que las encuestas ni son propaganda ni hacen pronósticos.

Desde finales de los 70, la encuestología se convirtió en el mecanismo institucional para “conocer” a los mexicanos, en aquel entonces Nielsen presentó la encuesta, ante diferentes estructuras administrativas nacionales como una herramienta “imprescindible” en la toma de decisiones gubernamental.

Entonces el señor López Portillo, rodeado de lo que después conoceremos como la tecnocracia (Jesús Silva Herzog, Miguel de la Madrid, José Andrés de Oteyza, Rosa Luz Alegría y Guillermo Rossell) se dejó influir y “consideró” la creación del Sistema Nacional de Planeación Democrática (que ni se sustentaba en bases técnicas, ni era nacional y mucho menos era democrático) y además de modificar la Constitución, creó la Ley de Planeación.

Ya ahí se deja ver con claridad la necesidad de “tomar en cuenta” a la población en los actos de gobierno y entonces en la SPP (que aún existía) un mediocre y obscuro directorcito de área concentró funciones de análisis de la demanda ciudadana; un anodino tecnócrata (con dotes políticas) que concentró información y poder para usarlos en su beneficio.

Con recursos públicos (desde 1979 y hasta 1985) además de realizar encuestas referentes a la evaluación de programas gubernamentales, pagó encuestas de preferencias políticas, vendió sus favores a los grupos de poder local, influyó con “sus datos” en la toma de decisión partidista (de su partido político) y logró “filtrarse” entre las estructuras de poder político local.

Carlos Salinas, señaló con anticipación los mejores caballos para la contienda, guió las decisiones de las estructuras partidistas y “cobró” los favores a los beneficiarios de sus apoyos.

Esa práctica de pagar encuestas de corte eminentemente político con recursos públicos se hizo común desde mediados de los 80 y dejó de ser compartimento estanco del señor Salinas.

Si como dice uno de los encuestólogos más conocidos de México: “no son pronósticos ni sirven para hacer propaganda” si han tenido otros usos, además, por cierto han generado amplios debates públicos como consecuencia de la muy obscura y proco profesional metodología de algunas de las casas encuestadoras e incluso del manejo interesado de alguna información.

Hay ejemplos que pueden citarse, pero me resultan ociosos.

Hoy, con nuestro recurso, con recursos públicos diversas dependencias del Ejecutivo nacional y la misma oficina de la Presidencia de la República han pagado “estudios de opinión” que en realidad son encuestas electorales y segmentación de opinión.

Hoy los “funcionarios públicos” federales y el propio titular del Ejecutivo están claros que su “figura”, que la imagen de Peña Nieto, lejos de favorecer a los candidatos priistas en las 13 entidades federativas en que hay procesos electorales locales, les perjudican y sus acciones, las acciones del gobierno federal, están “segmentando” sus acciones para tratar de reencarrilar la imagen, así por un lado “anuncian” medidas de corte populista como seguro social para siete millones de jóvenes estudiantes (algunos de ellos no pueden votar, pero sus familias sí) y una readecuación de la “estrategia” contra las estructuras del crimen organizado.

Gracias a esos “estudios de opinión” se sabe que más de dos terceras partes de la población NO está de acuerdo con la acción gubernamental federal, se sabe que de las 12 gubernaturas en disputa, además de perder las dos más importantes (Veracruz y Puebla) están en riesgo; Quintana Roo, Aguascalientes, Tamaulipas, Durango, Oaxaca, Tlaxcala y Zacatecas, están tan divididas que seguramente no serán priistas y sólo en Sinaloa, Chihuahua y Durango tiene clara ventaja.

Así las cosas todos ellos, con nuestro dinero, se pusieron a revisar encuestas y resultan muy desfavorecidos, Peña Nieto verá reflejada su aprobación en este proceso electoral y Morena será tercera fuerza electoral con cuando menos una gubernatura.

Desde finales de los 70, nunca un presidente ha representado tantos negativos para su partido y vaya que tanto Calderón, como Fox, Zedillo y Salinas lo intentaron.

SALUD

Te recomiendo:




Comentarios

Entradas más populares de este blog

millennials y milleniums

Me acuerdo de aquel mensaje de “esperanza e ilusiones” transmitido por un presidente nacional del PRI, en el que tras el caso de Ayotzinapa; me acordé de el “ya sé que no aplauden” o del “ya me cansé” o del “mal momento”; me acordé de la Casa Banca; de la señora martita; me acordé de tantos improperios cometidos por esos gobernantes en las últimas dos décadas.
Vino a mi memoria el pequeño hombrecito de caldeRon y su devastadora política de guerra; vinieron a mi memoria tantos momentos “ilustres” de la actuación de nuestro cartel político nacional.
El 19 de setiembre, apenas unas horas después del movimiento telúrico, un joven (de no más de 25 años de edad <gracias Bosco>) con traje, corbata y zapatos de marca dijo algo así como “yo si me voy a ayudar a esa gente”; me impactó una muchacha (casi una niña <gracias Lau>) que en una esquina muy transitada por gente con dinero, en el periférico pasaba a “platicar” con los automovilistas (de sexo masculino y de más de 35 años) para…

Inicia su “carrera” en la administración pública a nuestras costillas

Esta es la segunda entrega de la “vida impoluta” de Meade, la ascendencia familiar de tan “digno” personaje, José Antonio Meade Kuribreña, hijo de la impunidad.

En 1991 (recién egresado de Economía en el ITAM) cuando Banamex aún era parte del sistema bancario público y se estaba “pensando” la reprivatizado a favor de Alfredo Harp Helú y Roberto Hernández Ramírez (sus dueños desde 1971 y hasta la privatización en 1982) y un grupo de inversionistas agrupados en su entorno; fue colocado como “analista” por su padre que era parte de la dirección de Grupo Mexicano Somex.

Junto con un “equipo” de “ejecutivos” se encargó de generar la primeras “bases” para la reprivatización de esa institución de banca nacional (guiando el regreso de la misma a su previo dueño); así inicia su carrera profesional, entregando parte del patrimonio nacional a los dueños del poder real.

Sólo como dato para el anecdotario, es importante señalar que en marzo de 1994 el señor Harp Helú fue secuestrado (por quienes inte…

Un camino lleno de incógnitas o de corrupción

Esta es la tercera entrega de la “vida impoluta” de Meade, la ascendencia familiar de tan “digno” personaje, José Antonio Meade Kuribreña, hijo de la impunidad.
El uso de recursos públicos para la realización de sus estudios como abogado de la UNAM y su maestría en Yale, Inicia su “carrera” en la administración pública a nuestras costillas.

Pero siendo Secretario Adjunto, fue aprobada la Ley del IPAB y entonces (ante la “emergencia” le fueron asignadas funciones discrecionales para la cancelación de pasivos del Fobaproa y la transferencia como deuda pública al instituto, desde ahí sus “negociaciones” con las cabezas de las instituciones financieras nacionales, especialmente con las más emproblemadas durante el crack del 95-97 fueron muy discrecionales, beneficiando siempre a las que “aportaban” más al crecimiento nacional (o a las que prometían aportar más), a las que aportaban más “crédito” para actividades productivas (o decían que lo harían) pero sobre todo a las que “apoyaban” ciert…