Ir al contenido principal

Independiente y no bronco

Así lo señaló de manera “exclusiva” para SDP (casualmente uno de los “medios” que abrió su espacio a Jaime Rodríguez CalderónEl Bronco” y gran defensor de Javier Duarte, actual gobernador veracruzano) quien en dos ocasiones ha querido ser gobernador de Veracruz, en 2004 fue candidato del PAN contra Fidel Herrera y en 2010 el PAN decidió no hacerlo candidato, para darle la candidatura a Miguel Ángel Yunes (que tras militar toda su vida en el PRI brincó al PAN)

El señor se llama Gerardo Buganza Salmerón, inició su carrera política apenas en 1994 al afiliarse al PAN y “coordinar” la campaña de Tomás Ríos *, para la presidencia municipal de Córdoba y luego colocarse como síndico, dicen algunos que para realizar el trabajo sucio.

En esa primera parte de de la década de los 90, el PAN de Veracruz sufría una grave descomposición con César Leal Angulo como fundador y presidente estatal, pues era fiel creyente de la dirigencia nacional y muy amigo de Carlos Castillo Peraza, sin embargo mal lector de la política y muy ingenuo, en ese entonces Diego Fernández de Cevallos buscaba posicionarse en esa entidad federativa y apoyó a Alfonso Gutiérrez de Velasco, un empresario de la construcción dueño de un grupo controlador de cuatro empresas que según muchos son parte de las estructuras del Cartel del Golfo para el lavado de dinero.

Gutiérrez de Velazco tomó control pleno del panismo local en 1995 cuando colocó a Bernardo Téllez Juárez como presidente local y vía el contubernio de poder económico y político local impulsó candidaturas locales y federales, en éstas últimas destacan las de Juan Bueno Torio y Gerardo Buganza Salmerón; el primero por el Distrito 16 y el segundo por representación proporcional (por cierto y sólo para el anecdotario Buganza está casado con una prima segunda de Bueno Torio llamada Elizabeth Betty Torio) a nivel local colocó a Roberto Bueno Campos y Sergio Vaca Betancourt (hoy defensor de Omar Cruz Reyes, alcalde de Medellín de Bravo, acusado del asesinato del periodista Moisés Sánchez)

El señor Buganza como síndico en Córdoba y otros muchos peones del señor Gutiérrez de Velasco, desde mediados de la década de los 90 y hasta principios del presente siglo, promueven obra pública y benefician con diversos negocios a la empresa constructora de quién los puso ahí, para apoyar la candidatura de Buganza Salmerón a la gubernatura del estado en 2004, tras esa elección Buganza al más típico estilo pandilleril, anuncia movilizaciones para evitar que Fidel Herrero asuma la gubernatura.

Sin embargo tras tres semanas de paseo familiar por París y Francia (pagadas dicen muchos por el SNTE y Elba Esther Gordillo Morales) regresó para “disfrutar” las mieles de haber sido candidato perdedor y volver a ocupar la curul del senado que había dejado para la candidatura, entonces Javier Duarte era Secretario de Finanzas y Planeación del gobierno estatal y se encargó de hacer llegar muchos contratos para la empresa La Fuerza del Vino, de la que es socia mayoritaria Betty (esposa de Buganza) y aparecen como copropietarios Martha Buganza (hermana del ahora autopropuesto candidato independiente y esposa de Hugo Barquet Viñas, empresario local) y Luisa Specia de Rivera (esposa de Rafael Rivera Flores, prominente dueño de agencias automotrices en Veracruz, que también recibió algunos contratitos del gobierno estatal y de algunos gobiernos municipales para flotillas)

En 2006 logró otra vez la candidatura plurinominal para ser diputado federal y obviamente la logró, además “revivió” una fundación llamada Agua y Fuego (que había creado en 1998) a través de la cual recibió “generosos” donativos de los gobiernos federal y estatal, hizo pues el señor Buganza además de esos negocios, otros menos legales, logró amarres importantes con las estructuras reales de poder local y en 2010 volvió a buscar la candidatura del PAN, sin embargo, ya para entonces Don Alfonso había “acordado” con Miguel Ángel Yunes una “candidatura ganadora” incluso en algún momento de buscó una “amplia alianza opositora” pero no se logró.

Buganza quedó al margen de esa candidatura y “renunció” al PAN, sin embargo apenas toma posesión Javier Duarte es “llamado a colaborar” con él y colocado en la posición política más importante, Secretario de Gobierno durante toda la administración.

Ahora busca según el mismo dice ser candidato “independiente” a la gubernatura de Veracruz para un periodo de dos años pero todo hace suponer que con la bendición del señor Duarte y de toda la estructura oficial local; su principal promotor financiero y publicista es Manuel de León Maza., que es su director administrativo en la SEGOB.

En un estado de monstruos políticos como Don Jesús Reyer Heroles o Don Fernando Gutiérrez Barrios o de verdaderos rateros como Fidel Herrera o Patricio Chirinos, un personaje como Gerardo Buganza Salmerón, es apenas un punto en el infinito de la nada, pero él se cree un punto único.

No es bronco, en realidad es más bien como llamó Yunes a Chuayffet, pero parece ser un desviado apoyado por la estructura oficial para ser candidato “independiente

SALUD

Te recomiendo:





Comentarios

Entradas más populares de este blog

millennials y milleniums

Me acuerdo de aquel mensaje de “esperanza e ilusiones” transmitido por un presidente nacional del PRI, en el que tras el caso de Ayotzinapa; me acordé de el “ya sé que no aplauden” o del “ya me cansé” o del “mal momento”; me acordé de la Casa Banca; de la señora martita; me acordé de tantos improperios cometidos por esos gobernantes en las últimas dos décadas.
Vino a mi memoria el pequeño hombrecito de caldeRon y su devastadora política de guerra; vinieron a mi memoria tantos momentos “ilustres” de la actuación de nuestro cartel político nacional.
El 19 de setiembre, apenas unas horas después del movimiento telúrico, un joven (de no más de 25 años de edad <gracias Bosco>) con traje, corbata y zapatos de marca dijo algo así como “yo si me voy a ayudar a esa gente”; me impactó una muchacha (casi una niña <gracias Lau>) que en una esquina muy transitada por gente con dinero, en el periférico pasaba a “platicar” con los automovilistas (de sexo masculino y de más de 35 años) para…

Inicia su “carrera” en la administración pública a nuestras costillas

Esta es la segunda entrega de la “vida impoluta” de Meade, la ascendencia familiar de tan “digno” personaje, José Antonio Meade Kuribreña, hijo de la impunidad.

En 1991 (recién egresado de Economía en el ITAM) cuando Banamex aún era parte del sistema bancario público y se estaba “pensando” la reprivatizado a favor de Alfredo Harp Helú y Roberto Hernández Ramírez (sus dueños desde 1971 y hasta la privatización en 1982) y un grupo de inversionistas agrupados en su entorno; fue colocado como “analista” por su padre que era parte de la dirección de Grupo Mexicano Somex.

Junto con un “equipo” de “ejecutivos” se encargó de generar la primeras “bases” para la reprivatización de esa institución de banca nacional (guiando el regreso de la misma a su previo dueño); así inicia su carrera profesional, entregando parte del patrimonio nacional a los dueños del poder real.

Sólo como dato para el anecdotario, es importante señalar que en marzo de 1994 el señor Harp Helú fue secuestrado (por quienes inte…

Un camino lleno de incógnitas o de corrupción

Esta es la tercera entrega de la “vida impoluta” de Meade, la ascendencia familiar de tan “digno” personaje, José Antonio Meade Kuribreña, hijo de la impunidad.
El uso de recursos públicos para la realización de sus estudios como abogado de la UNAM y su maestría en Yale, Inicia su “carrera” en la administración pública a nuestras costillas.

Pero siendo Secretario Adjunto, fue aprobada la Ley del IPAB y entonces (ante la “emergencia” le fueron asignadas funciones discrecionales para la cancelación de pasivos del Fobaproa y la transferencia como deuda pública al instituto, desde ahí sus “negociaciones” con las cabezas de las instituciones financieras nacionales, especialmente con las más emproblemadas durante el crack del 95-97 fueron muy discrecionales, beneficiando siempre a las que “aportaban” más al crecimiento nacional (o a las que prometían aportar más), a las que aportaban más “crédito” para actividades productivas (o decían que lo harían) pero sobre todo a las que “apoyaban” ciert…