Ir al contenido principal

Morena ¿sólo hace daño al PRD?

Desde hace unos días ha aparecido entre los “analistas” políticos nacionales la versión de que Morena sólo: “hará mella en el PRD, lo mismo en militantes que en votos el año que viene”, lo cual cuando menos me parece una estupidez, pues la aparición de una nueva fuerza política en esa parte del espectro político nacional, es necesariamente un factor de atracción de votantes y, por lo tanto, distractor de votos para las fuerzas políticas existentes (de izquierda o no)

Morena no ofrece cosas diferentes a las ofrecidas por PT o por MC, en realidad su oferta se entrelaza y hasta parece la misma, además, en principio esas fuerzas políticas lo que buscan es más su sobrevivencia como opción diferenciada y el desligue de AMLO de ellas, los convierte sólo en lo que son, partidos políticos sin estructura nacional, sin bases y, sobre todo, sin una cabeza visible fuerte.

El fraccionamiento del voto de la izquierda les afectará en igual o en mayor medida que al PRD, pues con el nuevo umbral de 5% para mantener el registro como partido político nacional y la limitación de alianzas partidistas, cualquier merma en sus niveles de voto puede resultar fatal.

El PRD hace tiempo perdió capacidad real de movilización, es una estructura sin operadores (exceptuando algunas regiones del país) sus dirigencias nacional y estatales han caído en el fácil contubernio con el poder, ellos que antes señalaban, ahora simplemente dejan pasar, ignoran, olvidan y hasta se hacen cómplices.

Ya hoy el señor Ortega (que desde hace muchos años mantiene la dirigencia del PRD y se embolsa parte de la prerrogativas que nosotros les entregamos) dijo: “Morena es un partido de izquierda con una visión fanática, intolerante, populista, demagógica, anacrónica, a veces de un nacionalismo pernicioso, anclada en el pasado, viviendo en el siglo XIX, tratando de repetir la historia como farsa ahora” cuando en 2006 tras la toma de Reforma y el Zócalo ellos simplemente se hicieron de lado (ya habían logrado su propósito) y nos dejaron solos (a los militantes que deseábamos cuando menos su apoyo moral)  SALUD

Por cierto, recuerdo en ese entonces a una amiga (saludos Elsa) que propuso que fuéramos en manifestación hasta las oficinas del PRD a quemar nuestras credenciales de militantes y recuerdo mi respuesta: “el partido es nuestro, los que deben irse son ellos” lo que sostengo hasta ahora.

El año que entra además de las elecciones federales habrá renovación de nueve ejecutivos estatales y en total de 17 congresos locales y presidencias municipales, de hecho será la jornada electoral más grande desde siempre y representará un momento para mostrar la capacidad de organización, pero en lo personal creo que ya ni siquiera el PRD la tiene y muy seguramente amplios sectores de sus votantes, pasarán a otras fuerzas minoritarias e incluso a candidatos “independientesSALUD

Es posible que en algunas de las contiendas del año venidero, algunas de las fuerzas de izquierda presenten candidatos comunes para lograr mantener sus registros, también es posible que algunos de los candidatos de esas fuerzas políticas, sean ex militantes de los partidos políticos mayoritarios (incluso del PRD) que ante el descontento, opten por brincar, como dicen los que si saben.  SALUD

El PRD carga hoy con lastres ineludibles (empezando por su propia dirigencia nacional) que le hacen el camino muy pesado y le dificultan su operación a nivel local.

En lo personal creo que ni siquiera logrará mantener la hegemonía hasta ahora mostrada en el Distrito Federal y no por su culpa.

El PRD se ha hecho daño sólo.

SALUD

Te recomiendo:



Comentarios

Entradas más populares de este blog

millennials y milleniums

Me acuerdo de aquel mensaje de “esperanza e ilusiones” transmitido por un presidente nacional del PRI, en el que tras el caso de Ayotzinapa; me acordé de el “ya sé que no aplauden” o del “ya me cansé” o del “mal momento”; me acordé de la Casa Banca; de la señora martita; me acordé de tantos improperios cometidos por esos gobernantes en las últimas dos décadas.
Vino a mi memoria el pequeño hombrecito de caldeRon y su devastadora política de guerra; vinieron a mi memoria tantos momentos “ilustres” de la actuación de nuestro cartel político nacional.
El 19 de setiembre, apenas unas horas después del movimiento telúrico, un joven (de no más de 25 años de edad <gracias Bosco>) con traje, corbata y zapatos de marca dijo algo así como “yo si me voy a ayudar a esa gente”; me impactó una muchacha (casi una niña <gracias Lau>) que en una esquina muy transitada por gente con dinero, en el periférico pasaba a “platicar” con los automovilistas (de sexo masculino y de más de 35 años) para…

Inicia su “carrera” en la administración pública a nuestras costillas

Esta es la segunda entrega de la “vida impoluta” de Meade, la ascendencia familiar de tan “digno” personaje, José Antonio Meade Kuribreña, hijo de la impunidad.

En 1991 (recién egresado de Economía en el ITAM) cuando Banamex aún era parte del sistema bancario público y se estaba “pensando” la reprivatizado a favor de Alfredo Harp Helú y Roberto Hernández Ramírez (sus dueños desde 1971 y hasta la privatización en 1982) y un grupo de inversionistas agrupados en su entorno; fue colocado como “analista” por su padre que era parte de la dirección de Grupo Mexicano Somex.

Junto con un “equipo” de “ejecutivos” se encargó de generar la primeras “bases” para la reprivatización de esa institución de banca nacional (guiando el regreso de la misma a su previo dueño); así inicia su carrera profesional, entregando parte del patrimonio nacional a los dueños del poder real.

Sólo como dato para el anecdotario, es importante señalar que en marzo de 1994 el señor Harp Helú fue secuestrado (por quienes inte…

Un camino lleno de incógnitas o de corrupción

Esta es la tercera entrega de la “vida impoluta” de Meade, la ascendencia familiar de tan “digno” personaje, José Antonio Meade Kuribreña, hijo de la impunidad.
El uso de recursos públicos para la realización de sus estudios como abogado de la UNAM y su maestría en Yale, Inicia su “carrera” en la administración pública a nuestras costillas.

Pero siendo Secretario Adjunto, fue aprobada la Ley del IPAB y entonces (ante la “emergencia” le fueron asignadas funciones discrecionales para la cancelación de pasivos del Fobaproa y la transferencia como deuda pública al instituto, desde ahí sus “negociaciones” con las cabezas de las instituciones financieras nacionales, especialmente con las más emproblemadas durante el crack del 95-97 fueron muy discrecionales, beneficiando siempre a las que “aportaban” más al crecimiento nacional (o a las que prometían aportar más), a las que aportaban más “crédito” para actividades productivas (o decían que lo harían) pero sobre todo a las que “apoyaban” ciert…