Ir al contenido principal

Como dividir a lo fracturado

La izquierda en México no es un objeto homogéneo, es más ni siquiera es capaz de intentar serlo, la izquierda en México no busca el poder y si lo busca no sabe cómo hacerlo.  La izquierda ese ente tan disoluto que en 1987 tuvo su oportunidad y simplemente la dejo pasar, que en 2006 lo logró y dejó que se lo quitaran.

La izquierda en México no la hacen un grupo de dirigentes de partidos políticos, de organizaciones y de estructuras gubernamentales o civiles que se dicen representarla, la izquierda mexicana somos millones de mexicanos que disentimos de lo que se hace, de cómo se hace y de de los resultados que se obtienen (que se han obtenido)

Esos millones de mexicanos que manifestamos a diario nuestro descontento bajo diferentes mecanismos, no queremos el poder, queremos que quienes lo detentan, lo hagan a favor de las mayorías, que ellos que cobran por hacerlo, lo hagan bien, es decir que atiendan a las necesidades de los que les pagamos.

Las dirigencias de las organizaciones políticas que se dicen de izquierda hace años dejaron de estar en esa sintonía, hace años encontraron en la institucionalización de la izquierda una manera lucrativa de vivir, son unos vividores de la política, son unos vividores de los millones que queremos un cambio.

Ahora esos grupúsculos viendo por sus intereses se enfrentan en tres arenas o en tres pistas de una misma arena, el patriarca mayor (que junto con parte de su iluminada familia han vivido desde hace 25 años de una membrecía) reclama la necesidad de luchas unidos, cuando él desde hace 10 años se bajó de ring y cuando tuvo la posibilidad de aglutinar, mediatizó el movimiento.

Hoy ese mismo patriarca se dice dispuesto a “sacrificarse” si se lo piden (si le ruegan) pero apenas hace unos años señaló (quesque de manera crítica) la imposibilidad de mantenerse en la dirección del PRD ante los “embates” de las tribus.  SALUD

Los caudillo (todos) hacen daño, los caudillos en la izquierda además han sido incapaces de brincar el interés personal para ponerse al frente del interés colectivo y con ello han limitado el impacto real de la protesta social.

Hoy los mexicanos en su gran mayoría no creen en los líderes, los mexicanos de izquierda además de haber dejado de creer en los caudillos, hemos limitado nuestra participación colectiva en sus causas, ellos se han quedado solos y cada vez están más preocupados porque su incapacidad para representar los intereses sociales les limita sus prebendas.

SALUD

Te recomiendo


Comentarios

Entradas más populares de este blog

millennials y milleniums

Me acuerdo de aquel mensaje de “esperanza e ilusiones” transmitido por un presidente nacional del PRI, en el que tras el caso de Ayotzinapa; me acordé de el “ya sé que no aplauden” o del “ya me cansé” o del “mal momento”; me acordé de la Casa Banca; de la señora martita; me acordé de tantos improperios cometidos por esos gobernantes en las últimas dos décadas.
Vino a mi memoria el pequeño hombrecito de caldeRon y su devastadora política de guerra; vinieron a mi memoria tantos momentos “ilustres” de la actuación de nuestro cartel político nacional.
El 19 de setiembre, apenas unas horas después del movimiento telúrico, un joven (de no más de 25 años de edad <gracias Bosco>) con traje, corbata y zapatos de marca dijo algo así como “yo si me voy a ayudar a esa gente”; me impactó una muchacha (casi una niña <gracias Lau>) que en una esquina muy transitada por gente con dinero, en el periférico pasaba a “platicar” con los automovilistas (de sexo masculino y de más de 35 años) para…

Inicia su “carrera” en la administración pública a nuestras costillas

Esta es la segunda entrega de la “vida impoluta” de Meade, la ascendencia familiar de tan “digno” personaje, José Antonio Meade Kuribreña, hijo de la impunidad.

En 1991 (recién egresado de Economía en el ITAM) cuando Banamex aún era parte del sistema bancario público y se estaba “pensando” la reprivatizado a favor de Alfredo Harp Helú y Roberto Hernández Ramírez (sus dueños desde 1971 y hasta la privatización en 1982) y un grupo de inversionistas agrupados en su entorno; fue colocado como “analista” por su padre que era parte de la dirección de Grupo Mexicano Somex.

Junto con un “equipo” de “ejecutivos” se encargó de generar la primeras “bases” para la reprivatización de esa institución de banca nacional (guiando el regreso de la misma a su previo dueño); así inicia su carrera profesional, entregando parte del patrimonio nacional a los dueños del poder real.

Sólo como dato para el anecdotario, es importante señalar que en marzo de 1994 el señor Harp Helú fue secuestrado (por quienes inte…

Un camino lleno de incógnitas o de corrupción

Esta es la tercera entrega de la “vida impoluta” de Meade, la ascendencia familiar de tan “digno” personaje, José Antonio Meade Kuribreña, hijo de la impunidad.
El uso de recursos públicos para la realización de sus estudios como abogado de la UNAM y su maestría en Yale, Inicia su “carrera” en la administración pública a nuestras costillas.

Pero siendo Secretario Adjunto, fue aprobada la Ley del IPAB y entonces (ante la “emergencia” le fueron asignadas funciones discrecionales para la cancelación de pasivos del Fobaproa y la transferencia como deuda pública al instituto, desde ahí sus “negociaciones” con las cabezas de las instituciones financieras nacionales, especialmente con las más emproblemadas durante el crack del 95-97 fueron muy discrecionales, beneficiando siempre a las que “aportaban” más al crecimiento nacional (o a las que prometían aportar más), a las que aportaban más “crédito” para actividades productivas (o decían que lo harían) pero sobre todo a las que “apoyaban” ciert…