Ir al contenido principal

El voto, derecho u obligación

Según nuestra carta magna y como parte de las múltiples contradicciones de ella, votar es un derecho y una obligación de los ciudadanos (artículos 35 y 36) y contrario a otros derechos como la alimentación o la vivienda (artículo 4 tercero y séptimo párrafo) el derecho de votar y ser votado parece estar tutelado y ser reclamable; sin embargo como muchas otras obligaciones especialmente del Estado (una palabra etérea, usada en la Constitución para decir nadie unas 200 ocasiones) no tiene reglamentación alguna.

En tal sentido votar se convierte en una prerrogativa ciudadana, en un privilegio del que no tenemos que depender de los otros (del Estado por ejemplo) para aplicarlo, por el que se nos confiere la posibilidad de expresarnos en respecto a asuntos cruciales, de manifestarnos en relación con el estado que guarda nuestra sociedad; por cierto dos derechos la manifestación y la expresión (garantizados por ese etéreo ser llamado Estado) son en general suprimidos, limitados  o “guiados” de manera cotidiana por los gobiernos.

Así pues, nuestra asistencia libre a la casilla de votación para manifestar nuestro “interés” significa para Lorenzo Córdova Vianello, que cobra como presidente del INE “participar en la definición de los cargos públicos” pero quizá sería conveniente señalarle al “distinguido” señor Córdova que:
  • primero sólo votamos por el titular del poder ejecutivo (Gobernador  Presidente Municipal) y que los otros cargos públicos son “prerrogativa única” del ese titular, así como de los títeres que hacen las leyes que ellos o sus titiriteros deciden hacer;
  • segundo que son los partidos políticos los únicos (o casi únicos) postulantes de los “cargos públicos” que nosotros definimos;
  • tercero que hace muchos años esos órganos del Estado mexicano llamados partidos políticos, se convirtieron en un lastre para la ciudadanía.

Con ello, al votar el ciudadano se convierte en cómplice de una estructura que no le ha respondido; de un entramado legal que sólo les favorece a ellos; de una formula cuasi perfecta para la manutención (pago con nuestro recurso) en los “cargos públicos” de un mismo grupo de personas que han hecho poco o muy poco por nosotros.  Además, no asistir a votar representa seguir dejando en manos de las estructuras partidistas y de sus grupos corporativos, las decisiones que competen a todos.

Dice el señor Córdova Vianello, que: “anular el voto, no tienen ningún sentido” atreviéndose después a afirmar que las elecciones sirven “para encauzar pacíficamente las diferencias, las controversias y los eventuales conflictos” pero tras treinta años de procesos electorales más o menos “civilizados” en México, ¿se ha resulto algún asunto de relevancia para los mexicanos?

Sabrá se el señor Córdova si hoy hay mayor justicia social que en 1985 o si algunas decisiones ejecutivas se toman a partir de la consulta con los ciudadanos; es más hoy cinco legislaturas federales posteriores algún diputado (local o federal) interactúa de manera permanente con sus electores y lleva a los órganos legislativos las inquietudes de ellos.

No, el México de 2015 es casi el mismo de 1985, de hecho hay espacios locales en que la inequidad y el autoritarismo se han incrementado.

Es pues nuestra prerrogativa ir a la casilla y votar anulando o dejando en blanco la boleta, para demostrarles a ellos, a todos ellos que estamos hasta la madre de expresarnos en un sentido y ellos decidan ir en otro.

Es nuestro derecho hacerles ver que no ns sirven.

SALUD

Te recomiendo:






Comentarios

Entradas más populares de este blog

Inicia su “carrera” en la administración pública a nuestras costillas

Esta es la segunda entrega de la “vida impoluta” de Meade, la ascendencia familiar de tan “digno” personaje, José Antonio Meade Kuribreña, hijo de la impunidad.

En 1991 (recién egresado de Economía en el ITAM) cuando Banamex aún era parte del sistema bancario público y se estaba “pensando” la reprivatizado a favor de Alfredo Harp Helú y Roberto Hernández Ramírez (sus dueños desde 1971 y hasta la privatización en 1982) y un grupo de inversionistas agrupados en su entorno; fue colocado como “analista” por su padre que era parte de la dirección de Grupo Mexicano Somex.

Junto con un “equipo” de “ejecutivos” se encargó de generar la primeras “bases” para la reprivatización de esa institución de banca nacional (guiando el regreso de la misma a su previo dueño); así inicia su carrera profesional, entregando parte del patrimonio nacional a los dueños del poder real.

Sólo como dato para el anecdotario, es importante señalar que en marzo de 1994 el señor Harp Helú fue secuestrado (por quienes inte…

Un camino lleno de incógnitas o de corrupción

Esta es la tercera entrega de la “vida impoluta” de Meade, la ascendencia familiar de tan “digno” personaje, José Antonio Meade Kuribreña, hijo de la impunidad.
El uso de recursos públicos para la realización de sus estudios como abogado de la UNAM y su maestría en Yale, Inicia su “carrera” en la administración pública a nuestras costillas.

Pero siendo Secretario Adjunto, fue aprobada la Ley del IPAB y entonces (ante la “emergencia” le fueron asignadas funciones discrecionales para la cancelación de pasivos del Fobaproa y la transferencia como deuda pública al instituto, desde ahí sus “negociaciones” con las cabezas de las instituciones financieras nacionales, especialmente con las más emproblemadas durante el crack del 95-97 fueron muy discrecionales, beneficiando siempre a las que “aportaban” más al crecimiento nacional (o a las que prometían aportar más), a las que aportaban más “crédito” para actividades productivas (o decían que lo harían) pero sobre todo a las que “apoyaban” ciert…

Meade negociador de leyes a modo

Antes de este post, debes ver:
José Antonio Meade Kuribreña, hijo de la impunidad Inicia su “carrera” en la administración pública a nuestras costillas
Un camino lleno de incógnitas o de corrupción Financiera Rural para ser lavador profesional

Tras la “victoria” de Felipe caldeRon y ante un congreso muy fracturado, vendió primero la idea de sacar una reforma fiscal que permitiera al panismo alzarse con una victoria (que Fox ni quiso ni pudo anotarse).
Además, 2007 resultaba un año electoral muy importante pues había cambio de presidencias municipales y congresos locales en 14 estados de la república y tres gubernaturas en juego (dos del PAN y una del PRD), por lo que ofreció a Carstens y a caldeRon, lograr resultados acordes a sus necesidades.
Había procesos electorales para Gobernador, congresos locales y presidencias municipales en Yucatán, Baja California y Michoacán, además intermedias en Aguascalientes, Chiapas, Chihuahua, Durango, Oaxaca, Puebla, Sinaloa, Tamaulipas, Tlaxcala, Vera…