Ir al contenido principal

El voto, derecho u obligación

Según nuestra carta magna y como parte de las múltiples contradicciones de ella, votar es un derecho y una obligación de los ciudadanos (artículos 35 y 36) y contrario a otros derechos como la alimentación o la vivienda (artículo 4 tercero y séptimo párrafo) el derecho de votar y ser votado parece estar tutelado y ser reclamable; sin embargo como muchas otras obligaciones especialmente del Estado (una palabra etérea, usada en la Constitución para decir nadie unas 200 ocasiones) no tiene reglamentación alguna.

En tal sentido votar se convierte en una prerrogativa ciudadana, en un privilegio del que no tenemos que depender de los otros (del Estado por ejemplo) para aplicarlo, por el que se nos confiere la posibilidad de expresarnos en respecto a asuntos cruciales, de manifestarnos en relación con el estado que guarda nuestra sociedad; por cierto dos derechos la manifestación y la expresión (garantizados por ese etéreo ser llamado Estado) son en general suprimidos, limitados  o “guiados” de manera cotidiana por los gobiernos.

Así pues, nuestra asistencia libre a la casilla de votación para manifestar nuestro “interés” significa para Lorenzo Córdova Vianello, que cobra como presidente del INE “participar en la definición de los cargos públicos” pero quizá sería conveniente señalarle al “distinguido” señor Córdova que:
  • primero sólo votamos por el titular del poder ejecutivo (Gobernador  Presidente Municipal) y que los otros cargos públicos son “prerrogativa única” del ese titular, así como de los títeres que hacen las leyes que ellos o sus titiriteros deciden hacer;
  • segundo que son los partidos políticos los únicos (o casi únicos) postulantes de los “cargos públicos” que nosotros definimos;
  • tercero que hace muchos años esos órganos del Estado mexicano llamados partidos políticos, se convirtieron en un lastre para la ciudadanía.

Con ello, al votar el ciudadano se convierte en cómplice de una estructura que no le ha respondido; de un entramado legal que sólo les favorece a ellos; de una formula cuasi perfecta para la manutención (pago con nuestro recurso) en los “cargos públicos” de un mismo grupo de personas que han hecho poco o muy poco por nosotros.  Además, no asistir a votar representa seguir dejando en manos de las estructuras partidistas y de sus grupos corporativos, las decisiones que competen a todos.

Dice el señor Córdova Vianello, que: “anular el voto, no tienen ningún sentido” atreviéndose después a afirmar que las elecciones sirven “para encauzar pacíficamente las diferencias, las controversias y los eventuales conflictos” pero tras treinta años de procesos electorales más o menos “civilizados” en México, ¿se ha resulto algún asunto de relevancia para los mexicanos?

Sabrá se el señor Córdova si hoy hay mayor justicia social que en 1985 o si algunas decisiones ejecutivas se toman a partir de la consulta con los ciudadanos; es más hoy cinco legislaturas federales posteriores algún diputado (local o federal) interactúa de manera permanente con sus electores y lleva a los órganos legislativos las inquietudes de ellos.

No, el México de 2015 es casi el mismo de 1985, de hecho hay espacios locales en que la inequidad y el autoritarismo se han incrementado.

Es pues nuestra prerrogativa ir a la casilla y votar anulando o dejando en blanco la boleta, para demostrarles a ellos, a todos ellos que estamos hasta la madre de expresarnos en un sentido y ellos decidan ir en otro.

Es nuestro derecho hacerles ver que no ns sirven.

SALUD

Te recomiendo:






Comentarios

Entradas populares de este blog

¿De qué se sorprenden?

Cuando Fox andaba de campaña, de manera campirana, de forma común, en un lenguaje entendible nos dijo que los hombres del gobierno no eran dioses, los llamó rateros, les dijo víboras, los comparó con tepocatas (que para los que no lo sepan son las crías del renacuajo); su florido lenguaje lo hizo ser gracioso y hasta le ganó adeptos, pero su suprema ignorancia de la historia y hasta de temas comunes, nos permitió a nosotros poder decirle estúpido; Fox al hacer descender a los otros se hizo vulnerable a él mismo.
Cuando formó el gabinetazo, había entre sus integrantes algunos que ni su nombre sabían escribir, les platico de un subsecretario que se llamaba Oscar (y cuando se lo pronuncié me dijo no: Óscar (pues entonces hay que ponerle acento) también de un Director General que sus apellidos eran Ortíz Ortíz y cuando le explicabas que no iban tildados, te respondía que no era ideota (así)
En 2004 una secretaria (de ese gabinetazo) se jactaba de haber permanecido toda la noche esperando…

Moreno futuro de edoMex

Antes que cualquier cosa, esto no es una encuesta, tampoco está basado en conocimientos profundos y “serios” de la población de esa entidad federativa; es un simple análisis estadístico (muy fragmentado) a nivel sección electoral (hasta donde se puede) con datos del IEEM (que por cierto carece de una absoluta falta de ética y sistematicidad en la presentación de sus resultados electorales) desde 1990 y hasta 2015.
Después, para todos aquellos que hablan de voto duro de los partidos políticos (como si supieran de lo que hablan) les puedo decir que hay secciones electorales que en las tres elecciones 1996 Diputados locales, 1999 Gobernador y 2000 Diputados locales ganan los tres partidos políticos “mayoritarios” hasta con una diferencia de 25 puntos porcentuales entre una y otra; sin mayor explicación que la que ya señalé en Cuajimalpa, tierra del crimen organizado.
Empecemos por señalar que el edoMex es la entidad federativa con el mayor padrón electoral del país (por eso resulta tan imp…

Simplemente nos sale bien (es nuestra naturaleza)

Pensaba dejar descansar al peñejo, pero ni cómo ayudarlo, dicen que dijo “ni un presidente, ni yo me levanto pensando como joder a México” … “es más ningún gobernador se levanta pensando como robar, simplemente es parte de nuestra naturaleza” (debió haber concluido); me acordé tanto de la fábula del alacrán y la rana, lo vi tan vívido, que no podía parar de reír (aunque esto no es cosa de chiste) y haya querido parecer "chistoso"
Pues como dijo algún comentarista de radio: “se puso de a pechito”, para rematar diciendo: “habrá alguien que cuide su imagen” y como dije antes el idiota del pueblo sigue lucrando con su “aparente” estupidez, él desde la campaña dejó claro que estaba “invirtiendo” para recuperar su inversión con creces, él como muchos de los gobernadores (de todos los partidos políticos) buscan a sus “amigos”, se ponen de acuerdo con los verdaderos poderes para que les apoyen con recursos y a cambio les “ofrecen” algunos negocios para reponer sus “apoyos
Ya desde la…