Ir al contenido principal

Fraude o no fraude ese es el dilema

A periodicasos, con declaraciones desde ambas trincheras partidistan nacionales, Madero y Preciado aseguran: "Que sólo la escrupulosa aplicación de la ley evitará que haya fraudes en 2015”  SALUD
Así pues, bajo esa premisa, seguro habrá fraude, pues en este país la ley es siempre negociable y los actores políticos que se llenan la bocota de la aplicación irrestricta de ella, son los primeros y más interesados en que eso permanezca.  SALUD

Mo hay mucho que escarbar en la historia para encontrar paradigmáticos casos de negociación política encaminada a “torcer” la ley pero me recuerdo mucho el platicado por Julio Sherer en su libro “El imperio de Salinas” en donde apenas el 24 de marzo de 1994 el personaje en cuestión se reúne con Carlos Castillo Peraza para “proponerle” modificar las reglas del nombramiento de candidato a la presidencia de la república.  SALUD

No porque sea especialmente importante, ni siquiera porque sea importante, sino simplemente por la desfachatez con que Castillo platica el “incidente” como si este fuera parte de la normalidad democrática nacional, como si hubiese sido sólo otro de los muchos acuerdos a los que en repetidas ocasiones llegaron con el presidente y como si no tuviera la menor importancia.  SALUD

Pero finalmente, la negociación de la ley es parte inherente del sistema político nacional, así que esperar que las cosas cambien, es sólo eso, una esperanza.

En respuesta al señalamiento de tan “distinguidos” personajes del panismo nacional, Emilio Gamboa (cuasi vicepresidente en el régimen delamadrilista) y muy vinculado a los más obscuros intereses nacionales desde entonces, responde “Nadie, sin duda alguna, puede decir hoy que no va a haber elecciones limpias y transparentes” pues NOSOTROS nos encargaremos que así parezcan.  SALUD

Y Miguel Ángel Osorio Chong asegura que "Este proceso electoral que viene y en los que siguen se defenderán por todas y todos los mexicanos para que se evite la presencia de dudas y se tenga claridad en el resultado”  SALUD

Ni unos ni otros son garantes de nada, ambos (cuatro) son responsables de muy obscuros pasajas de la democracia nacional, de hecho aunque no son los piores (así) son algo de lo mucho que rechazamos en cuanto a la aplicación de la ley.

Una de las grandes deudas que tiene ese grupo de políticos con el resto de los mexicanos es la aplicación de la ley, de hecho, la percepción del 72% de los mexicanos respecto de ello es que no se aplica o se aplica a conveniencia, es una de las deudas ancestrales.  SALUD

Hoy las redes de poder siguen entrampadas en negociaciones para no aplicarla y transmiten cualquier tipo de estupideces para hacer creer que si se aplica, pues adicionalmente, la autoridad judicial nacional es parte del mismo grupo de “negociadores”.

Pero tarde o temprano (seguramente más temprano que tarde) los mexicanos cansados de tanta negociación habrán de tomar uno de esos jueces para colgarlo en el asta bandera del Zócalo o cobrarán justicia por su propia mano en la figura de algún connotado político hablador y entonces, la ley se aplicará de manera irrestricta e inmediata.

Así que entre fraude y no fraude, seguro habrá fraude y será avalado por todos, menos por los mexicanos.

SALUD
Te recomiendo

Comentarios

Entradas más populares de este blog

millennials y milleniums

Me acuerdo de aquel mensaje de “esperanza e ilusiones” transmitido por un presidente nacional del PRI, en el que tras el caso de Ayotzinapa; me acordé de el “ya sé que no aplauden” o del “ya me cansé” o del “mal momento”; me acordé de la Casa Banca; de la señora martita; me acordé de tantos improperios cometidos por esos gobernantes en las últimas dos décadas.
Vino a mi memoria el pequeño hombrecito de caldeRon y su devastadora política de guerra; vinieron a mi memoria tantos momentos “ilustres” de la actuación de nuestro cartel político nacional.
El 19 de setiembre, apenas unas horas después del movimiento telúrico, un joven (de no más de 25 años de edad <gracias Bosco>) con traje, corbata y zapatos de marca dijo algo así como “yo si me voy a ayudar a esa gente”; me impactó una muchacha (casi una niña <gracias Lau>) que en una esquina muy transitada por gente con dinero, en el periférico pasaba a “platicar” con los automovilistas (de sexo masculino y de más de 35 años) para…

Inicia su “carrera” en la administración pública a nuestras costillas

Esta es la segunda entrega de la “vida impoluta” de Meade, la ascendencia familiar de tan “digno” personaje, José Antonio Meade Kuribreña, hijo de la impunidad.

En 1991 (recién egresado de Economía en el ITAM) cuando Banamex aún era parte del sistema bancario público y se estaba “pensando” la reprivatizado a favor de Alfredo Harp Helú y Roberto Hernández Ramírez (sus dueños desde 1971 y hasta la privatización en 1982) y un grupo de inversionistas agrupados en su entorno; fue colocado como “analista” por su padre que era parte de la dirección de Grupo Mexicano Somex.

Junto con un “equipo” de “ejecutivos” se encargó de generar la primeras “bases” para la reprivatización de esa institución de banca nacional (guiando el regreso de la misma a su previo dueño); así inicia su carrera profesional, entregando parte del patrimonio nacional a los dueños del poder real.

Sólo como dato para el anecdotario, es importante señalar que en marzo de 1994 el señor Harp Helú fue secuestrado (por quienes inte…

Un camino lleno de incógnitas o de corrupción

Esta es la tercera entrega de la “vida impoluta” de Meade, la ascendencia familiar de tan “digno” personaje, José Antonio Meade Kuribreña, hijo de la impunidad.
El uso de recursos públicos para la realización de sus estudios como abogado de la UNAM y su maestría en Yale, Inicia su “carrera” en la administración pública a nuestras costillas.

Pero siendo Secretario Adjunto, fue aprobada la Ley del IPAB y entonces (ante la “emergencia” le fueron asignadas funciones discrecionales para la cancelación de pasivos del Fobaproa y la transferencia como deuda pública al instituto, desde ahí sus “negociaciones” con las cabezas de las instituciones financieras nacionales, especialmente con las más emproblemadas durante el crack del 95-97 fueron muy discrecionales, beneficiando siempre a las que “aportaban” más al crecimiento nacional (o a las que prometían aportar más), a las que aportaban más “crédito” para actividades productivas (o decían que lo harían) pero sobre todo a las que “apoyaban” ciert…