Ir al contenido principal

Estado reactivo ante agenda criminal

Dicen los planeadores que lo peor que un Estado puede hacer es reaccionar ante la eventualidad, es mejor adelantarse a ella y estar preparado para enfrentarla; México parece haber reaccionado en ese sentido respecto de temas de protección civil en el DF o en la agenda de prevención de riesgos.

Sin embargo, en materia de seguridad pública y ataque a las organizaciones criminales, son ellas las que imponen la agenda; hoy marcan la prioridad nacional y establecen las reglas del juego; las bandas criminales en el ámbito nacional y regional han definido cual debe ser el actuar del Estado Mexicano desde hace unos 20 años.

Así, desde finales del siglo pasado, en lugar de contar con una política de ataque, contención o (siquiera) de enfrentamiento a los actos criminales de las organizaciones delincuenciales, hemos implementado medidas paliativas permanentes, medidas que además han funcionado muy poco: hacia 1998 la creación de la policía federal preventiva, significaría el primer paso hacia estadios superiores de inteligencia que harían posible la contención de la criminalidad en México (hoy la PFP es otro problema); a principios de siglo la participación de la milicia en actividades de destrucción de cultivos de estupefacientes, era la estrategia para erradicar de raíz la cosecha y obligar a los criminales a migrar (hoy simplemente no hay un mapa certero de siembra); hacia mediados de la primera década, la reforma del aspecto legal en materia delitos relacionados con lavado de dinero, resultarían en un “gran avance” en el ataque a la criminalidad, hoy creo que con esa Ley se ha procesado (sin alcanzar sentencia) a un criminal.

Fueron los primeros diez años de revisionismo y bajo el principio de prueba y error, nos equivocamos de manera sistemática; después vino la guerra de caldeRon, que como he dicho fue como intentar matar moscas a escobazos en una cristalería; los resultados fueron tan desastrosos como cuando los chamacos apedrean panales de avispas.

Desde el principio de esta “administración” federal, se hablo de un “cambio de estrategia”, que por cierto partió de disminuir su aspecto mediático y de la cual sólo nos cambiaron el término “coordinación

Ayer combatíamos en Michoacán, los grupos criminales brincaron a México, al DF, a Jalisco, a Colima y hasta Sinaloa y Sonora; hoy combatimos en Tamaulipas y ya la violencia en Nuevo León, Coahuila, en Veracruz y hasta en San Luis Potosí y Querétaro, parecen fuera de control; seguro mañana iremos a otra de esas “autónomas” entidades federativas para seguir combatiendo. 

Ellos han impuesto nuestro actuar y han guiado el proceso, seguirá Morelos, Guerrero o Veracruz (según decidan los criminales) pero finalmente ellos decidirán.  Una estrategia reactiva NO ES UNA ESTRATEGIA, es simplemente seguir dando palos de ciego.

Especial atención merece la ausencia de líneas de meta, de metas claras respecto del combate, hasta la lista de los criminales más buscados ha desaparecido.

Es hora de decidir si seguimos matando moscas a escobazos o se exige un proyecto claro, con objetivos, estrategia y resultados (metas).

SALUD

Te recomiendo:

Comentarios

Entradas populares de este blog

¿De qué se sorprenden?

Cuando Fox andaba de campaña, de manera campirana, de forma común, en un lenguaje entendible nos dijo que los hombres del gobierno no eran dioses, los llamó rateros, les dijo víboras, los comparó con tepocatas (que para los que no lo sepan son las crías del renacuajo); su florido lenguaje lo hizo ser gracioso y hasta le ganó adeptos, pero su suprema ignorancia de la historia y hasta de temas comunes, nos permitió a nosotros poder decirle estúpido; Fox al hacer descender a los otros se hizo vulnerable a él mismo.
Cuando formó el gabinetazo, había entre sus integrantes algunos que ni su nombre sabían escribir, les platico de un subsecretario que se llamaba Oscar (y cuando se lo pronuncié me dijo no: Óscar (pues entonces hay que ponerle acento) también de un Director General que sus apellidos eran Ortíz Ortíz y cuando le explicabas que no iban tildados, te respondía que no era ideota (así)
En 2004 una secretaria (de ese gabinetazo) se jactaba de haber permanecido toda la noche esperando…

Desastre previsible

Hace ya más de un mes me atrevía a “pronosticar” con base en datos estadísticos, que Morena sería la beneficiaria de la crisis de credibilidad en edoMex, hoy, ya lejos de la información estadística y más cerca de la información política, primero el PRD ya “decidió” (muy forzado por las circunstancias) por Juan Zepeda, ex presidente municipal de Netzahualcoyotl, el PT va con Óscar González Yáñez y se registraron tres “independientes” entre ellos el expresidente estatal del PRI, Isidro Pastor Medrano y una empresaria de nombre Teresa Castell.
Todos ellos con muy pocas posibilidades de lograr un resultado favorable en el proceso electoral, de hecho, hay análisis que prevén que PT perderá su registro local y que colocan al PRD en quinto lugar.
La desesperación del PRI, se muestra con la “caravana” de funcionarios locales y federales repartiendo dádivas en Toluca y los municipios más poblados de la entidad, llegando incluso al ridículo de mandar a la güilota (gaviota); también se muestra en …

millennials y milleniums

Me acuerdo de aquel mensaje de “esperanza e ilusiones” transmitido por un presidente nacional del PRI, en el que tras el caso de Ayotzinapa; me acordé de el “ya sé que no aplauden” o del “ya me cansé” o del “mal momento”; me acordé de la Casa Banca; de la señora martita; me acordé de tantos improperios cometidos por esos gobernantes en las últimas dos décadas.
Vino a mi memoria el pequeño hombrecito de caldeRon y su devastadora política de guerra; vinieron a mi memoria tantos momentos “ilustres” de la actuación de nuestro cartel político nacional.
El 19 de setiembre, apenas unas horas después del movimiento telúrico, un joven (de no más de 25 años de edad <gracias Bosco>) con traje, corbata y zapatos de marca dijo algo así como “yo si me voy a ayudar a esa gente”; me impactó una muchacha (casi una niña <gracias Lau>) que en una esquina muy transitada por gente con dinero, en el periférico pasaba a “platicar” con los automovilistas (de sexo masculino y de más de 35 años) para…