Ir al contenido principal

Sigue sin haber una estrategia contra la violencia


Ayer escuché que en lo que va de la actual administración federal diciembre 2012-julio 2013 el total de ejecutados (computados con metodología sistemática desde hace cuando menos siete años) asciende a 8 mil 169, es decir ya es un estándar la cifra de mil por mes (aunque parezca de chiste)

Lo más pior (así) es que seguimos sin una estrategia tendiente a bajar ese nivel de inseguridad, violencia e impunidad que se han presentado desde cuando menos 10 años a la fecha, como consecuencia del “abandono” primero y de la guerra declarada por caldeRon a las organizaciones criminales.

Ya en marzo, desde Roma (en la visita papal de Peña Nieto) dijo: “En un año podremos estar haciendo un balance (…) en un año podremos estar viendo, espero yo, resultados favorables, una reducción sensible” tras señalar que el cambio de estrategia requiere de maduración en la articulación de las políticas implementadas (SALUD)

Pero ya estamos a más de ocho meses de iniciado el sexenio y a casi cinco meses de “tan afortunada” declaración y seguimos sin conocer cual es el cambio, es más no tenemos conocimiento claro de que se está haciendo al respecto.


Hay un cambio en el lenguaje, existe (intencionado o no) un bajo nivel de exposición mediática de la violencia y (dicen algunos) ahora hay más “coordinación” (lo que eso signifique) entre los involucrados en acciones de procuración de justicia, pero no hay una estrategia ni hay visos de que estén cambiando los efectos sociales de la violencia en México.

Es más según dicen algunos “enterados” al interior del gabinete de las complicidades, ya hay serias fracturas consecuencia de los pedazos de poder que cada uno de los involucrados desea “obtener” y de la “ineficiencia” de los involucrados para lograr acuerdos.  SALUD

Michoacán se ha convertido en un verdadero embrollo o trabuco, pues resulta que lejos de lograr que la opinión pública percibiera un cambio en el ataque al crimen organizado, ahora la crítica más severa contra el actual gobierno reside en lo parecido que resulta el ataque propuesto por Peña Nieto y lo que caldeRon realizó en su momento, es más ya para algunos “analistas” hay una analogía entre ambos “gobiernos” al iniciar su “estrategia en ese estado.

Chihuahua se vuelve a descomponer y especialmente Ciudad Juárez llegan a niveles que no se habían observado desde hace cuatro años, Guanajuato y Quintana Roo se descompones de manera muy apresurada y, en fin, el país deja de ser el paraíso que se nos muestra en la TV, que se nos narra en la radio y que se nos ofrece en la prensa escrita.

Dicen, esos que dicen estar enterados, que los pataleos y la repartición de culpas al interior del gabinete, ya tienen hasta la madre al titular y que “pronto” vendrán los relevos.  SALUD

Ojalá y algunos cambios en los ineptos “administradores” pudieran representar algunos cambios en los niveles de violencia, pero lo dudo, lo único que está pasando en realidad, es el tiempo, un año, aun medido desde marzo pasado, está a la vista de todos y NO TENDREMOS RESULTADOS, como tampoco los habrá en salud o en educación, en fin no hay nada mejor para un pueblo hambriento de justicia, que la estupidez de sus mandatarios, pues entonces las guardias comunitarias estarán en cada rincón del país, dispuestas a hacer justicia por su propia mano.


SALUD

Comentarios

Entradas populares de este blog

¿De qué se sorprenden?

Cuando Fox andaba de campaña, de manera campirana, de forma común, en un lenguaje entendible nos dijo que los hombres del gobierno no eran dioses, los llamó rateros, les dijo víboras, los comparó con tepocatas (que para los que no lo sepan son las crías del renacuajo); su florido lenguaje lo hizo ser gracioso y hasta le ganó adeptos, pero su suprema ignorancia de la historia y hasta de temas comunes, nos permitió a nosotros poder decirle estúpido; Fox al hacer descender a los otros se hizo vulnerable a él mismo.
Cuando formó el gabinetazo, había entre sus integrantes algunos que ni su nombre sabían escribir, les platico de un subsecretario que se llamaba Oscar (y cuando se lo pronuncié me dijo no: Óscar (pues entonces hay que ponerle acento) también de un Director General que sus apellidos eran Ortíz Ortíz y cuando le explicabas que no iban tildados, te respondía que no era ideota (así)
En 2004 una secretaria (de ese gabinetazo) se jactaba de haber permanecido toda la noche esperando…

Desastre previsible

Hace ya más de un mes me atrevía a “pronosticar” con base en datos estadísticos, que Morena sería la beneficiaria de la crisis de credibilidad en edoMex, hoy, ya lejos de la información estadística y más cerca de la información política, primero el PRD ya “decidió” (muy forzado por las circunstancias) por Juan Zepeda, ex presidente municipal de Netzahualcoyotl, el PT va con Óscar González Yáñez y se registraron tres “independientes” entre ellos el expresidente estatal del PRI, Isidro Pastor Medrano y una empresaria de nombre Teresa Castell.
Todos ellos con muy pocas posibilidades de lograr un resultado favorable en el proceso electoral, de hecho, hay análisis que prevén que PT perderá su registro local y que colocan al PRD en quinto lugar.
La desesperación del PRI, se muestra con la “caravana” de funcionarios locales y federales repartiendo dádivas en Toluca y los municipios más poblados de la entidad, llegando incluso al ridículo de mandar a la güilota (gaviota); también se muestra en …

millennials y milleniums

Me acuerdo de aquel mensaje de “esperanza e ilusiones” transmitido por un presidente nacional del PRI, en el que tras el caso de Ayotzinapa; me acordé de el “ya sé que no aplauden” o del “ya me cansé” o del “mal momento”; me acordé de la Casa Banca; de la señora martita; me acordé de tantos improperios cometidos por esos gobernantes en las últimas dos décadas.
Vino a mi memoria el pequeño hombrecito de caldeRon y su devastadora política de guerra; vinieron a mi memoria tantos momentos “ilustres” de la actuación de nuestro cartel político nacional.
El 19 de setiembre, apenas unas horas después del movimiento telúrico, un joven (de no más de 25 años de edad <gracias Bosco>) con traje, corbata y zapatos de marca dijo algo así como “yo si me voy a ayudar a esa gente”; me impactó una muchacha (casi una niña <gracias Lau>) que en una esquina muy transitada por gente con dinero, en el periférico pasaba a “platicar” con los automovilistas (de sexo masculino y de más de 35 años) para…