Ir al contenido principal

Agua pa su molino, hasta que reviente la cuerda

Seguir echando lumbre al fuego,
hace que las brazas no se agoten
Ayer acabó por desatarse la violencia en San Bartolo Ameyalco, un pueblito, que hace como 30 años era una entrada alterna al Desierto de los Leones y una parada obligada para las quesadillas al salir, entonces también su principal fuente de vida era la agricultura; todo por una desviación al sistema de aguas de la ciudad.  Es decir se pretende realizar una desviación del caudal que ahora surte desde ese punto a la parte vieja de Mixcoac y hasta el centro de Benito Juárez (por el parque de los Venados) reducir el suministro de esas áreas para llevarlo a Santa Fe.  SALUDLos vecinos de Santa Fe necesitan agua y la alternativa más cercana (aunque no la más barata ni la que menos afectación generaría) es esa.

Todos los estudios de impacto de esta obra en los desarrollos habitacionales autorizados desde Revolución y hasta Tlalpan y desde el Eje 8 y hasta el Eje 6, resultan muy desfavorables para ellos, sin embargo algunos de esos vecinos de esas zonas seguro hasta maldicen a los habitantes de un pueblito que se comió la modernidad.

Ayer la TV trató el asunto como un acto de barbarie de parte de la población, de hecho hoy no encuentro en los diarios de circulación nacional (que imponen sus notas en los del resto de la república) una EXPLICACIÓN COHERENTE, de las causas profundas o reales de esa violencia.

Es más casi todas las notas destacan dos policías en estado de coma, aunque no hacen referencia al estado real de salud de ellos y menos los centros hospitalarios en donde se encuentran (intenté confirmar en Mocel de Tacubaya, que es donde los atienden, pero no hay tal)

La violencia de esos pobladores quizá resulta injustificable para una gran parte de la población, pero es absolutamente entendible para una gran cantidad de localidades cuya cultura se centra en actividades agrícolas y el agua es su fuente de vida (baste revisar el caso del Yaquí en Sonora hace unos meses)

En Ameyalco, no es esa la motivación, pues la modernidad hace que apenas se siembren algunas pequeñas fincas y pequeñas parcelas ya colindantes con el parque nacional, pero el agua para ellos es garantía de vida y de salud; es quizá uno de los pocos patrimonios que han logrado conservar como comunidad.

No trato de justificar la acción ciudadana con lágrimas en los ojos, trato de explicar la afectación que se causa y la falta de sensibilidad de la “autoridad” para atender las demandas sociales, que hace que la población se organice y asuma la defensa de lo que consideran parte integral de su patrimonio, la AUTODEFENSA que tanto molesta a muchos.  SALUD

Esa falta de comunicación (más bien de entendimiento) entre los afectados y los afectantes, lleva de manera sistemática a la organización autónoma de los afectados y a la defensa de lo que ellos consideran un derecho, hoy son esos manantiales que han surtido a esa comunidad de manera ancestral, ayer fueron la tierras de Atenco.

Ayer era la demanda por las pensiones de los presidentes  (sin sustento legal) y hoy son los haberes de retiro de os magistrados del poder electoral.

La población está cansada del sistemático robo de parte de sus “autoridades” y se organiza más fácil en defensa de cosas concretas e inmediatas, pero también se está organizando en defensa de su dignidad como pueblo.


SALUD

Comentarios

Entradas populares de este blog

¿De qué se sorprenden?

Cuando Fox andaba de campaña, de manera campirana, de forma común, en un lenguaje entendible nos dijo que los hombres del gobierno no eran dioses, los llamó rateros, les dijo víboras, los comparó con tepocatas (que para los que no lo sepan son las crías del renacuajo); su florido lenguaje lo hizo ser gracioso y hasta le ganó adeptos, pero su suprema ignorancia de la historia y hasta de temas comunes, nos permitió a nosotros poder decirle estúpido; Fox al hacer descender a los otros se hizo vulnerable a él mismo.
Cuando formó el gabinetazo, había entre sus integrantes algunos que ni su nombre sabían escribir, les platico de un subsecretario que se llamaba Oscar (y cuando se lo pronuncié me dijo no: Óscar (pues entonces hay que ponerle acento) también de un Director General que sus apellidos eran Ortíz Ortíz y cuando le explicabas que no iban tildados, te respondía que no era ideota (así)
En 2004 una secretaria (de ese gabinetazo) se jactaba de haber permanecido toda la noche esperando…

Desastre previsible

Hace ya más de un mes me atrevía a “pronosticar” con base en datos estadísticos, que Morena sería la beneficiaria de la crisis de credibilidad en edoMex, hoy, ya lejos de la información estadística y más cerca de la información política, primero el PRD ya “decidió” (muy forzado por las circunstancias) por Juan Zepeda, ex presidente municipal de Netzahualcoyotl, el PT va con Óscar González Yáñez y se registraron tres “independientes” entre ellos el expresidente estatal del PRI, Isidro Pastor Medrano y una empresaria de nombre Teresa Castell.
Todos ellos con muy pocas posibilidades de lograr un resultado favorable en el proceso electoral, de hecho, hay análisis que prevén que PT perderá su registro local y que colocan al PRD en quinto lugar.
La desesperación del PRI, se muestra con la “caravana” de funcionarios locales y federales repartiendo dádivas en Toluca y los municipios más poblados de la entidad, llegando incluso al ridículo de mandar a la güilota (gaviota); también se muestra en …

millennials y milleniums

Me acuerdo de aquel mensaje de “esperanza e ilusiones” transmitido por un presidente nacional del PRI, en el que tras el caso de Ayotzinapa; me acordé de el “ya sé que no aplauden” o del “ya me cansé” o del “mal momento”; me acordé de la Casa Banca; de la señora martita; me acordé de tantos improperios cometidos por esos gobernantes en las últimas dos décadas.
Vino a mi memoria el pequeño hombrecito de caldeRon y su devastadora política de guerra; vinieron a mi memoria tantos momentos “ilustres” de la actuación de nuestro cartel político nacional.
El 19 de setiembre, apenas unas horas después del movimiento telúrico, un joven (de no más de 25 años de edad <gracias Bosco>) con traje, corbata y zapatos de marca dijo algo así como “yo si me voy a ayudar a esa gente”; me impactó una muchacha (casi una niña <gracias Lau>) que en una esquina muy transitada por gente con dinero, en el periférico pasaba a “platicar” con los automovilistas (de sexo masculino y de más de 35 años) para…