Ir al contenido principal

Invisibles por voluntad y por conveniencia social

Son cientos de miles anualmente los centroamericanos que inician su camino hacia el sueño americano, todos ellos pasan por México para llegar a su destino, todos ellos deben sortear como primera aduana la frontera sur de nuestro país, Chiapas, una entidad eminentemente rural y sumida por sus administraciones en la miseria, es el primer anfitrión de esas poblaciones migrantes.

Aunque muchos de ellos en la primera travesía, desde sus lugares de origen hasta esa frontera han dejado no sólo a su familia, sino parte de su patrimonio y están ocupando recursos para su tránsito, reservan la mayor parte de estos últimos al paso por México.  Muchos otros vienen simplemente con la bendición de su familia y algunos hasta sin ella; por lo que deben realizar actividades para ganarse la vida y seguir su camino.

Así, Arteaga (casi siempre puerta de inicio del camino) es también centro de enganche de trabajadores y trabajadoras, que en el mejor de los casos van a parar a actividades agrícolas muy mal pagadas, pero que en condiciones extremas los obligan a jornadas esclavizantes y condiciones de vida verdaderamente inhumanas.

Ahí y desde ahí hasta la parte sur de Veracruz (pasando por mi tierra adorada, Oaxaca) son sujetos a todo tipo de tropelías por parte de autoridades y todo tipo de fauna criminal (amparada e incluso promovida por todo tipo de autoridades) son presa de las mafias que amparadas a la vulnerabilidad de ellos, los explotan, los roban, los vejan, los violentan, los violan e incluso los matan.

Según la "Caravana de madres en busca de sus migrantes desaparecidos" del Movimiento Migrante Mesoamericano, en los últimos 7 años hay más de 70 mil hombres, mujeres y niños de los que no se tiene certeza respecto de su destino en ese camino hacia su destino final.

Ellos caminan por las vías del tren, se desplazan por caminos rurales y viven en condiciones de indigencia, a fin de preservar su transparencia, de garantizar su “inexistencia” de salvaguardarse de la autoridad y de todo lo demás.

Los más aptos asumen riesgos al viajar en La Bestia, que los “saca” hasta Ixtepec, cuando las condiciones les son favorables, en unas 12 horas estarán lejos de los mayores peligros, pero cuando no, en el mejor de los casos, en esos vagones de tren son atacados por la migra y remitidos a los “centros de detención” con miras a regresarlos, en realidad en esos centros algunas “autoridades” del INM hacen selección de mujeres (aptas para actividades de lenocinio), de jóvenes (adecuados para labores de campo o delictivas) de niños que pueden ser sujetos a explotación y sólo los otros son deportados.

La delincuencia organizada de México, bajo diversas modalidades, extorsiona, engancha, agrede y mata a muchos de ellos; dejan de su invisibilidad para convertirse en presas, para ser sujetos pasivos de actos criminales que por negligencia o contubernio, nuestras autoridades municipales, estatales y federales prefieren hacer como que no saben  que están sucediendo.

Hacemos de nuestra “tradicional” generosidad, un verdadero martirio para nuestros visitantes que obligados por la necesidad sólo requieren generosidad y tranquilidad.

Nos convertimos como sociedad en cómplices de esos administradores locales, al no denunciar, pero les platico una anécdota: hacia mediados de 2006 una paisana (de Matías Romero) que labora en el INEA, me comentó que su esposo levantó denuncia contra seis miembros de seguridad pública del municipio, que transmitió la denuncia a la PJE y a la PGR, pues uno de sus trabajadores (que además de no ser centroamericano estaba impedido por una discapacidad auditiva), señaló con nombre a cada uno de los involucrados en la extorsión y amenaza, sin que autoridad alguna interviniera, pero unos meses después en una fiesta del pueblo, fue interceptado por un “funcionario” municipal, para “advertirle” que fuera la última ocasión en que se metiere en los “negocios” del Presidente o su familia la iba a pagar MUY CARO (por cierto saludos Martha y Tito).  SALUD

No bien han avanzado en ese tortuoso camino y ya en tierra veracruzana, desde Puerto México y hasta Pánuco (lo que deciden ese camino) o hasta Perote (los que se adentran buscando como destino Tijuana, son sujetos de extorsiones, malos tratos y vejaciones por verdaderas mafias del poder local, que amparados en ordenamientos locales los “remiten” ante la “autoridad” para ser vejados y entregados a mafias criminales organizadas (hay profusa bibliografía y estudios al respecto)
Ese trato que damos a los centroamericanos, es producto de una sociedad apática, de una autoridad genuflexa y de un sistema corrupto que ampara de manera sistemática los abusos del poder, en fin de la impunidad.

Pero esos tratos que damos a nuestros hermanos centroamericanos, los pagamos allá cuando somos nosotros los que vamos y los pagamos acá por que corroe a la sociedad y debilita a las instituciones y filtra a la sociedad.

SALUD

Comentarios

Entradas más populares de este blog

millennials y milleniums

Me acuerdo de aquel mensaje de “esperanza e ilusiones” transmitido por un presidente nacional del PRI, en el que tras el caso de Ayotzinapa; me acordé de el “ya sé que no aplauden” o del “ya me cansé” o del “mal momento”; me acordé de la Casa Banca; de la señora martita; me acordé de tantos improperios cometidos por esos gobernantes en las últimas dos décadas.
Vino a mi memoria el pequeño hombrecito de caldeRon y su devastadora política de guerra; vinieron a mi memoria tantos momentos “ilustres” de la actuación de nuestro cartel político nacional.
El 19 de setiembre, apenas unas horas después del movimiento telúrico, un joven (de no más de 25 años de edad <gracias Bosco>) con traje, corbata y zapatos de marca dijo algo así como “yo si me voy a ayudar a esa gente”; me impactó una muchacha (casi una niña <gracias Lau>) que en una esquina muy transitada por gente con dinero, en el periférico pasaba a “platicar” con los automovilistas (de sexo masculino y de más de 35 años) para…

Inicia su “carrera” en la administración pública a nuestras costillas

Esta es la segunda entrega de la “vida impoluta” de Meade, la ascendencia familiar de tan “digno” personaje, José Antonio Meade Kuribreña, hijo de la impunidad.

En 1991 (recién egresado de Economía en el ITAM) cuando Banamex aún era parte del sistema bancario público y se estaba “pensando” la reprivatizado a favor de Alfredo Harp Helú y Roberto Hernández Ramírez (sus dueños desde 1971 y hasta la privatización en 1982) y un grupo de inversionistas agrupados en su entorno; fue colocado como “analista” por su padre que era parte de la dirección de Grupo Mexicano Somex.

Junto con un “equipo” de “ejecutivos” se encargó de generar la primeras “bases” para la reprivatización de esa institución de banca nacional (guiando el regreso de la misma a su previo dueño); así inicia su carrera profesional, entregando parte del patrimonio nacional a los dueños del poder real.

Sólo como dato para el anecdotario, es importante señalar que en marzo de 1994 el señor Harp Helú fue secuestrado (por quienes inte…

Un camino lleno de incógnitas o de corrupción

Esta es la tercera entrega de la “vida impoluta” de Meade, la ascendencia familiar de tan “digno” personaje, José Antonio Meade Kuribreña, hijo de la impunidad.
El uso de recursos públicos para la realización de sus estudios como abogado de la UNAM y su maestría en Yale, Inicia su “carrera” en la administración pública a nuestras costillas.

Pero siendo Secretario Adjunto, fue aprobada la Ley del IPAB y entonces (ante la “emergencia” le fueron asignadas funciones discrecionales para la cancelación de pasivos del Fobaproa y la transferencia como deuda pública al instituto, desde ahí sus “negociaciones” con las cabezas de las instituciones financieras nacionales, especialmente con las más emproblemadas durante el crack del 95-97 fueron muy discrecionales, beneficiando siempre a las que “aportaban” más al crecimiento nacional (o a las que prometían aportar más), a las que aportaban más “crédito” para actividades productivas (o decían que lo harían) pero sobre todo a las que “apoyaban” ciert…