Ir al contenido principal

Periódicos y periodistas ¿crisis de ahora?

Ayer Jesús Silva-Herzog Márquez publicó “una crítica” columna en la que quizá su mayor “aportación sea: “La revolución de las comunicaciones ha sido muy buena para la libertad de expresión pero despiadada con la prensa”  SALUD

Si en genérico entendemos por prensa al artefacto elaborador de impresos, puedo hasta estar de acuerdo con él (es más seguramente ya son objetos de museo) de hecho, desde la “aparición” y popularización de la radio, se dijo que los medios escritos “inexorablemente” desaparecerían, pues la voz corre más rápido que la tinta y la noticia deja de ser noticia cuando se difunde por medio de la radio, pero llegó la televisión y ahora la internet y parece que los medios impresos se resistieron a morir.

Ahora hay una crisis que él ve en los valores de los diarios (o periódicos cuando no son diarios) y en la contradicción propia del negocio de la información escrita, es decir, la dicotomía entre lo que el lector espera y lo que el medio ofrece, el “enfoque” que presenta es interesante al decir: “El compromiso de un periódico es con sus lectores y no con los intereses particulares de sus propietarios” pero finalmente el compromiso de cualquier negocio es con sus propietarios, pues son ellos los que deciden hacia que estrato poblacional se dirigen, son ellos quienes definen su objetivo y son ellos quienes marcan la publicación para ese estrato poblacional.

“su diario” como él mismo lo describe, decidió (desde su nacimiento) dirigirse a un público culto, a un público joven y mediano en edad, con nivel de ingresos medios y superiores, de zonas urbanas.  Su diseño, desde el principio fue para alagar a ese público, para llevar imagen de impacto que atrajera la atención de su objetivo.

Si recordamos otros periódicos (sólo por citar) el diario “La Prensa” se dirige a otro estrato poblacional y su edición se enfoca en ese sentido; la “Segunda de Ovaciones” tiene incluso una marca (que para el público al que no se dirige, es un estigma) o el semanario “Alarma” tenía su propia mira editorial y su público.

Lo que hace esa política editorial para ese público objetivo de una publicación impresa, es el periodista, son sus plumas, es la tendencia ideológica, su posición ante la realidad; así cada periódico encuentra su nicho de mercado, lástima que Grupo Reforma haya decidido por un estrato poblacional en proceso de extinción en México.

Grupo Reforma apostó a la “modernización” de México y sin embargo, el proceso de nuestro país fue a la pauperización; ellos cobran por algo que los mexicanos NO podemos pagar, por estar informados, ellos hacen “periodismo” para los informados y México se informa a partir de alternativas (opciones) más accesibles, pero sobre todo más creíbles, ellos ven un México culto, pero nuestros mexicanos apenas tienen 8 años de educación en promedio.

Él tiene derecho a quejarse, nosotros a adquirir el medio y a aceptar o no pagar por leerlo.

SALUD


Comentarios

Entradas más populares de este blog

millennials y milleniums

Me acuerdo de aquel mensaje de “esperanza e ilusiones” transmitido por un presidente nacional del PRI, en el que tras el caso de Ayotzinapa; me acordé de el “ya sé que no aplauden” o del “ya me cansé” o del “mal momento”; me acordé de la Casa Banca; de la señora martita; me acordé de tantos improperios cometidos por esos gobernantes en las últimas dos décadas.
Vino a mi memoria el pequeño hombrecito de caldeRon y su devastadora política de guerra; vinieron a mi memoria tantos momentos “ilustres” de la actuación de nuestro cartel político nacional.
El 19 de setiembre, apenas unas horas después del movimiento telúrico, un joven (de no más de 25 años de edad <gracias Bosco>) con traje, corbata y zapatos de marca dijo algo así como “yo si me voy a ayudar a esa gente”; me impactó una muchacha (casi una niña <gracias Lau>) que en una esquina muy transitada por gente con dinero, en el periférico pasaba a “platicar” con los automovilistas (de sexo masculino y de más de 35 años) para…

Inicia su “carrera” en la administración pública a nuestras costillas

Esta es la segunda entrega de la “vida impoluta” de Meade, la ascendencia familiar de tan “digno” personaje, José Antonio Meade Kuribreña, hijo de la impunidad.

En 1991 (recién egresado de Economía en el ITAM) cuando Banamex aún era parte del sistema bancario público y se estaba “pensando” la reprivatizado a favor de Alfredo Harp Helú y Roberto Hernández Ramírez (sus dueños desde 1971 y hasta la privatización en 1982) y un grupo de inversionistas agrupados en su entorno; fue colocado como “analista” por su padre que era parte de la dirección de Grupo Mexicano Somex.

Junto con un “equipo” de “ejecutivos” se encargó de generar la primeras “bases” para la reprivatización de esa institución de banca nacional (guiando el regreso de la misma a su previo dueño); así inicia su carrera profesional, entregando parte del patrimonio nacional a los dueños del poder real.

Sólo como dato para el anecdotario, es importante señalar que en marzo de 1994 el señor Harp Helú fue secuestrado (por quienes inte…

Un camino lleno de incógnitas o de corrupción

Esta es la tercera entrega de la “vida impoluta” de Meade, la ascendencia familiar de tan “digno” personaje, José Antonio Meade Kuribreña, hijo de la impunidad.
El uso de recursos públicos para la realización de sus estudios como abogado de la UNAM y su maestría en Yale, Inicia su “carrera” en la administración pública a nuestras costillas.

Pero siendo Secretario Adjunto, fue aprobada la Ley del IPAB y entonces (ante la “emergencia” le fueron asignadas funciones discrecionales para la cancelación de pasivos del Fobaproa y la transferencia como deuda pública al instituto, desde ahí sus “negociaciones” con las cabezas de las instituciones financieras nacionales, especialmente con las más emproblemadas durante el crack del 95-97 fueron muy discrecionales, beneficiando siempre a las que “aportaban” más al crecimiento nacional (o a las que prometían aportar más), a las que aportaban más “crédito” para actividades productivas (o decían que lo harían) pero sobre todo a las que “apoyaban” ciert…