Ir al contenido principal

Inversión extranjera para el comercio internacional


Pero además ello se lo debemos a que “México se encuentra en una posición geográfica de privilegio” que nos permite “orgullosamente” (para él claro está) el octavo productor de vehículos y el cuarto exportador de vehículos a otras partes del mundo (producimos vehículos para el mundo pues aquí nuestras carreteras son de tan mala calidad que no los podemos usar) SALUD

Y “ocupamos el quinto lugar en la producción de autopartes que se producen, precisamente, en nuestro país para mercado interno y de exportaciónSALUD

Es tanta su estupidez y tan genuino su nivel de desconocimiento que remata diciendo “Ese es el potencial que tiene nuestro país y esa es la apuesta que hacemos para el desarrollo y crecimiento de México y de todos los mexicanosSALUD

Apostemos pues, total los que pierden son los mexicanos, que además ya han perdido tanto que ni sentirán tantito más.  SALUD  Sin darse cuenta (o totalmente consiente) apuesta por los mexicanos y gana sólo él.

En el primer semestre de 2013 la Inversión Extranjera Directa en nuestro país fue de casi 24 mil millones de dólares (de los que poco más de 13 mil son la compra de Modelo por parte de una cervecera holandesa) el 55 por ciento son la adquisición de una empresa MEXICANA consolidada en México y en el mundo y le parece un gran logro.  SALUD

Graciosa apuesta pues, podríamos vender PEMEX para garantizar mayor “inversión extranjera” y “consolidar” con mayor juerza (así) el crecimiento y desarrollo de México, aunque les parezca a los mexicanos que no es así, pues la apuesta es a que ya no tengan más que perder.  SALUD

En el discurso y en las actitudes se muestra el inmenso desconocimiento de lo que dice y la falta de sensibilidad de lo que significa para México (quiero decir para los mexicanos) el haber perdido todo y tener un gobierno que quiere rematar lo que no ha podido.

De hecho, se le olvidó decir que también somos grandes productores de televisiones (aunque en México, los mexicanos nos tenemos que conformar con una industria televisiva de pésima calidad y sin competencia) y de teléfonos celulares (aunque en México, los mexicanos debemos agradecer un pésimo servicio a costos mucho más elevados que en el resto del mundo) de refrigeradores (aunque hoy el 60 por ciento de la población mexicana no lo usa) y de otras muchas cosas para el mercado internacional.

Como dije hemos hecho de México, el país que el mundo necesita (una fábrica barata de sus manufacturas)

Estamos generando empleos mal pagados y pésimamente calificados para satisfacer las necesidades de economías (y habitantes de esas economías)

Dejamos de producir capital humano de calidad, la inversión en educación que desde Zedillo se mantuvo estancada, ya muestra signos e retroceso y no se exige (o no se hace cumplir) la formación de cuadros en las empresas.

En su discurso cree engañar a los mexicanos, pero en realidad no se engaña ni a él mismo.


SALUD

Comentarios

Entradas más populares de este blog

millennials y milleniums

Me acuerdo de aquel mensaje de “esperanza e ilusiones” transmitido por un presidente nacional del PRI, en el que tras el caso de Ayotzinapa; me acordé de el “ya sé que no aplauden” o del “ya me cansé” o del “mal momento”; me acordé de la Casa Banca; de la señora martita; me acordé de tantos improperios cometidos por esos gobernantes en las últimas dos décadas.
Vino a mi memoria el pequeño hombrecito de caldeRon y su devastadora política de guerra; vinieron a mi memoria tantos momentos “ilustres” de la actuación de nuestro cartel político nacional.
El 19 de setiembre, apenas unas horas después del movimiento telúrico, un joven (de no más de 25 años de edad <gracias Bosco>) con traje, corbata y zapatos de marca dijo algo así como “yo si me voy a ayudar a esa gente”; me impactó una muchacha (casi una niña <gracias Lau>) que en una esquina muy transitada por gente con dinero, en el periférico pasaba a “platicar” con los automovilistas (de sexo masculino y de más de 35 años) para…

Inicia su “carrera” en la administración pública a nuestras costillas

Esta es la segunda entrega de la “vida impoluta” de Meade, la ascendencia familiar de tan “digno” personaje, José Antonio Meade Kuribreña, hijo de la impunidad.

En 1991 (recién egresado de Economía en el ITAM) cuando Banamex aún era parte del sistema bancario público y se estaba “pensando” la reprivatizado a favor de Alfredo Harp Helú y Roberto Hernández Ramírez (sus dueños desde 1971 y hasta la privatización en 1982) y un grupo de inversionistas agrupados en su entorno; fue colocado como “analista” por su padre que era parte de la dirección de Grupo Mexicano Somex.

Junto con un “equipo” de “ejecutivos” se encargó de generar la primeras “bases” para la reprivatización de esa institución de banca nacional (guiando el regreso de la misma a su previo dueño); así inicia su carrera profesional, entregando parte del patrimonio nacional a los dueños del poder real.

Sólo como dato para el anecdotario, es importante señalar que en marzo de 1994 el señor Harp Helú fue secuestrado (por quienes inte…

¿De qué se sorprenden?

Cuando Fox andaba de campaña, de manera campirana, de forma común, en un lenguaje entendible nos dijo que los hombres del gobierno no eran dioses, los llamó rateros, les dijo víboras, los comparó con tepocatas (que para los que no lo sepan son las crías del renacuajo); su florido lenguaje lo hizo ser gracioso y hasta le ganó adeptos, pero su suprema ignorancia de la historia y hasta de temas comunes, nos permitió a nosotros poder decirle estúpido; Fox al hacer descender a los otros se hizo vulnerable a él mismo.
Cuando formó el gabinetazo, había entre sus integrantes algunos que ni su nombre sabían escribir, les platico de un subsecretario que se llamaba Oscar (y cuando se lo pronuncié me dijo no: Óscar (pues entonces hay que ponerle acento) también de un Director General que sus apellidos eran Ortíz Ortíz y cuando le explicabas que no iban tildados, te respondía que no era ideota (así)
En 2004 una secretaria (de ese gabinetazo) se jactaba de haber permanecido toda la noche esperando…