Ir al contenido principal

La clase media

La propuesta de ISR señala incremento a partir de 500 mil pesos anuales, es decir unos 40 mil pesos mensuales brutos, los otros impuestos que pueden afectar a la “clase media” son el de adquisición de vivienda o el de colegiaturas (actividades que se gravarán con IVA en caso de que lo apruebe la Cámara de Diputados)

Si clase media se entiende como lo define el INEGI, sólo una muy pequeña fracción de esa población “afectada” se ubicaría en ese rango de ingresos, no más del 3.2 por ciento del total de la población de México.

Las “opiniones” vertidas por los insignes periodistas (de radio, pero especialmente de TV) en el sentido de que los más afectados son la “clase media” es sólo otro de los argumentos que los poderosos están poniendo en la opinión pública para generar descontento en contra de la “eficientísima” miscelánea fiscal de 2014.

Ese interesado mecanismo de “difusión” de la “información” por parte de los “comunicólogos del régimen” en realidad viene de las cúpulas empresariales de esas que dicen: “los empresarios siempre hemos estado a favor de contribuir al desarrollo del país y seguiremos aportando” pues de antemano, son esos grupos empresariales los que tendrán mayor responsabilidad en la política fiscal, aunque no mucha más pues la financiación vendrá del endeudamiento.

Sin embargo, recargar la recaudación en esos pequeños estratos poblacionales es aceptable para Peña Nieto (aunque parece ser que ellos son los que lo pusieron ahí) y es como mecanismo de deslinde o definición de territorios, pues separarse de ellos piensa que le dará credibilidad entre los demás.

Pero en tanto que el padrón de contribuyentes, no se incrementa (antes como dijo alguien disminuye, pues una gran cantidad de inscritos se están yendo a la informalidad o simplemente dejan de tener empleo) el costo fiscal de esta miscelánea es de todos los que ahí estamos.

La educación privada en México no concentra más que el 10 por ciento de la matrícula y su capacidad instalada no está mucho más allá, pues pese a los esfuerzos de Fox por desmantelar la educación pública media superior y superior, los particulares NO invirtieron para apropiarse del sector o cuando menos para expandir sus dominios.

El sector de vivienda nueva en México, muy importante como generador de empleo y ahorro, fue (también desde la administración foxista) beneficiado con innumerables actos de autoridad (fiscales y administrativos) que le permitieron obtener ganancias extraordinarias, sin embargo, cayeron en manos del sector bancario (ese que hasta ahora sigue siendo de los predilectos de régimen) y se los comieron los niveles de costo de inversión.

Esas ganancias extraordinarias obtenidas por diversos sectores económicos (incluido el bancario) siguen estando intocadas para el fisco nacional, aunque la miscelánea fiscal 2014 parece agresiva, es apenas benévola con los grandes capitales y sigue siendo agresiva con los contribuyentes de siempre, que si fueron los que pusieron a Peña en donde está.


SALUD

Comentarios

Entradas más populares de este blog

millennials y milleniums

Me acuerdo de aquel mensaje de “esperanza e ilusiones” transmitido por un presidente nacional del PRI, en el que tras el caso de Ayotzinapa; me acordé de el “ya sé que no aplauden” o del “ya me cansé” o del “mal momento”; me acordé de la Casa Banca; de la señora martita; me acordé de tantos improperios cometidos por esos gobernantes en las últimas dos décadas.
Vino a mi memoria el pequeño hombrecito de caldeRon y su devastadora política de guerra; vinieron a mi memoria tantos momentos “ilustres” de la actuación de nuestro cartel político nacional.
El 19 de setiembre, apenas unas horas después del movimiento telúrico, un joven (de no más de 25 años de edad <gracias Bosco>) con traje, corbata y zapatos de marca dijo algo así como “yo si me voy a ayudar a esa gente”; me impactó una muchacha (casi una niña <gracias Lau>) que en una esquina muy transitada por gente con dinero, en el periférico pasaba a “platicar” con los automovilistas (de sexo masculino y de más de 35 años) para…

Inicia su “carrera” en la administración pública a nuestras costillas

Esta es la segunda entrega de la “vida impoluta” de Meade, la ascendencia familiar de tan “digno” personaje, José Antonio Meade Kuribreña, hijo de la impunidad.

En 1991 (recién egresado de Economía en el ITAM) cuando Banamex aún era parte del sistema bancario público y se estaba “pensando” la reprivatizado a favor de Alfredo Harp Helú y Roberto Hernández Ramírez (sus dueños desde 1971 y hasta la privatización en 1982) y un grupo de inversionistas agrupados en su entorno; fue colocado como “analista” por su padre que era parte de la dirección de Grupo Mexicano Somex.

Junto con un “equipo” de “ejecutivos” se encargó de generar la primeras “bases” para la reprivatización de esa institución de banca nacional (guiando el regreso de la misma a su previo dueño); así inicia su carrera profesional, entregando parte del patrimonio nacional a los dueños del poder real.

Sólo como dato para el anecdotario, es importante señalar que en marzo de 1994 el señor Harp Helú fue secuestrado (por quienes inte…

Un camino lleno de incógnitas o de corrupción

Esta es la tercera entrega de la “vida impoluta” de Meade, la ascendencia familiar de tan “digno” personaje, José Antonio Meade Kuribreña, hijo de la impunidad.
El uso de recursos públicos para la realización de sus estudios como abogado de la UNAM y su maestría en Yale, Inicia su “carrera” en la administración pública a nuestras costillas.

Pero siendo Secretario Adjunto, fue aprobada la Ley del IPAB y entonces (ante la “emergencia” le fueron asignadas funciones discrecionales para la cancelación de pasivos del Fobaproa y la transferencia como deuda pública al instituto, desde ahí sus “negociaciones” con las cabezas de las instituciones financieras nacionales, especialmente con las más emproblemadas durante el crack del 95-97 fueron muy discrecionales, beneficiando siempre a las que “aportaban” más al crecimiento nacional (o a las que prometían aportar más), a las que aportaban más “crédito” para actividades productivas (o decían que lo harían) pero sobre todo a las que “apoyaban” ciert…