Ir al contenido principal

Como se hizo mal, ahora lo vamos a hacer aquí (también mal pero pa nosotros)


En resumidas cuentas, la federación reasume el pago de la nómina educativa a la letra dice “la Secretaría de Educación Pública se encargará de establecer un sistema de administración de nómina, donde las autoridades educativas de las entidades federativas registrarán la información correspondiente de la nómina educativa. A través de este sistema, dicha Secretaría solicitará a la Tesorería de la Federación realizar el pago correspondiente directamente a los maestros, por cuenta y orden de las entidades federativas”  SALUD

En 1979 (hace casi 35 años) se anunció la descentralización del sistema administrativo (léase pago de maestros) a las entidades federativas, ese proceso tardó seis años para algunas entidades y el Distrito Federal sigue sin ser descentralizado.  SALUD (ya estoy borracho y son 7:15 horas)

Tras ese tiempo se acepta “En algunos casos, la creación de plazas ha tenido desviaciones con respecto al objetivo de cerrar las diferencias existentes en el número de alumnos por maestro, llevando a un exceso de personal en algunas entidadesSALUD

Para remediar ese (que es un DELITO) desvío ahora lo vamos a hacer nosotros, esa solución que siempre han dicho nuestros viejos de manera coloquial “si quieres que algo salga bien, hazlo tu” aplica aunque de manera muy tardía.

Pues bien, en lugar de investigar las responsabilidades de quienes crearon plazas y se las entregaron a personas que NO CUMPLEN con el perfil docente, de acreditar las responsabilidades administrativas y penales, de perseguir a los responsables y de sancionarlos por el USO INDEBIDO de atribuciones y facultades, por el DESVÍO DE RECURSOS PÚBLICOS y por el ROBO a la nación, optamos por el camino de ya se hizo mal, pero ahora si lo vamos a hacer bien.  SALUD

En algunos estados de la república mexicana, más de la mitad de las plazas docentes se encuentran en “condiciones anómalas” (que puede ser desde fuera de perfil, hasta comisionadas en las oficinas del Gobernador) pero lejos de perseguir a los responsables (los que generaron esa circunstancia y los que han sido beneficiarios de la misma) simplemente se registrará la información correspondiente de la nómina educativa y la vamos a pagar desde aquí. SALUD

Entre una risotada burlona y un sincero malestar no se que hace mayor efecto.  Pero INDIGNACIÓN si causa y debe causar esta situación, pues ¿Cómo tardamos casi treinta años en darnos cuenta de esas desviaciones? y ¿por qué decidimos corregir la situación sin sancionar a los responsables?

No me imagino que sea tan difícil documentar las anomalías, ni tampoco supongo que encontrarlos y sancionar a los responsables sea cosa imposible, tampoco imagino que esa situación sea generalizada, es más, puedo asegurar que más de la mitad de las entidades federativas están en perfecto orden, pero no se trata de corregir una anomalía, sino de retomar el control del presupuesto, es decir, de poder meterle diente a las arcas, como están acostumbrados.

Es decir, no vamos a garantizar que las cosas se hagan bien, sino de que los beneficios de las desviaciones se queden en las manos adecuadas.


SALUD

Comentarios

Entradas más populares de este blog

millennials y milleniums

Me acuerdo de aquel mensaje de “esperanza e ilusiones” transmitido por un presidente nacional del PRI, en el que tras el caso de Ayotzinapa; me acordé de el “ya sé que no aplauden” o del “ya me cansé” o del “mal momento”; me acordé de la Casa Banca; de la señora martita; me acordé de tantos improperios cometidos por esos gobernantes en las últimas dos décadas.
Vino a mi memoria el pequeño hombrecito de caldeRon y su devastadora política de guerra; vinieron a mi memoria tantos momentos “ilustres” de la actuación de nuestro cartel político nacional.
El 19 de setiembre, apenas unas horas después del movimiento telúrico, un joven (de no más de 25 años de edad <gracias Bosco>) con traje, corbata y zapatos de marca dijo algo así como “yo si me voy a ayudar a esa gente”; me impactó una muchacha (casi una niña <gracias Lau>) que en una esquina muy transitada por gente con dinero, en el periférico pasaba a “platicar” con los automovilistas (de sexo masculino y de más de 35 años) para…

Inicia su “carrera” en la administración pública a nuestras costillas

Esta es la segunda entrega de la “vida impoluta” de Meade, la ascendencia familiar de tan “digno” personaje, José Antonio Meade Kuribreña, hijo de la impunidad.

En 1991 (recién egresado de Economía en el ITAM) cuando Banamex aún era parte del sistema bancario público y se estaba “pensando” la reprivatizado a favor de Alfredo Harp Helú y Roberto Hernández Ramírez (sus dueños desde 1971 y hasta la privatización en 1982) y un grupo de inversionistas agrupados en su entorno; fue colocado como “analista” por su padre que era parte de la dirección de Grupo Mexicano Somex.

Junto con un “equipo” de “ejecutivos” se encargó de generar la primeras “bases” para la reprivatización de esa institución de banca nacional (guiando el regreso de la misma a su previo dueño); así inicia su carrera profesional, entregando parte del patrimonio nacional a los dueños del poder real.

Sólo como dato para el anecdotario, es importante señalar que en marzo de 1994 el señor Harp Helú fue secuestrado (por quienes inte…

Un camino lleno de incógnitas o de corrupción

Esta es la tercera entrega de la “vida impoluta” de Meade, la ascendencia familiar de tan “digno” personaje, José Antonio Meade Kuribreña, hijo de la impunidad.
El uso de recursos públicos para la realización de sus estudios como abogado de la UNAM y su maestría en Yale, Inicia su “carrera” en la administración pública a nuestras costillas.

Pero siendo Secretario Adjunto, fue aprobada la Ley del IPAB y entonces (ante la “emergencia” le fueron asignadas funciones discrecionales para la cancelación de pasivos del Fobaproa y la transferencia como deuda pública al instituto, desde ahí sus “negociaciones” con las cabezas de las instituciones financieras nacionales, especialmente con las más emproblemadas durante el crack del 95-97 fueron muy discrecionales, beneficiando siempre a las que “aportaban” más al crecimiento nacional (o a las que prometían aportar más), a las que aportaban más “crédito” para actividades productivas (o decían que lo harían) pero sobre todo a las que “apoyaban” ciert…