Ir al contenido principal

Ahora sí, no vamos al mundial

Dicen esos “analistas” deportivos que sólo hace falta ganar los tres juegos que le faltan y estaremos en el mundial de Brasil y creo que desde hace cuarenta años escucho el mismo sonsonete, la letanía que a base de reproducirse en los medios de “comunicación” nos hace creer que somos buenos en eso de jugar futbol.

Pero dicen que a pesar de las complicaciones en que se metió la selección mexicana ya hay tres puestos para que no nos quedemos fuera.  SALUD

Aunque la pregunta sería ¿a qué vamos a enfrentarnos con los mejore 15 equipos del mundo si no podemos con las “potencias” de la zona en que nos toca eliminarnos?

Y hablan de que esas complicaciones son consecuencia de este o aquel personaje (entrenador, jugador, directivo e incluso las televisoras) sin ser críticos de la historia que respecto de ese “deporte” tenemos, una historia repetida y sistemática de fracasos y frustración, resultado de malas actuaciones, de muy deficiente planeación y de los repetidos y sistemáticos bombardeos mediáticos que nos venden un equipo en donde sólo hay una sarta de comerciantes (incluyendo a quienes nos los venden)

Es casi igual que escuchar a los “analistas” económicos y políticos diciendo ya sólo falta que se hagan las grandes reformas para estar en el primer mundo, así como Ruiz Healy, López Dóriga, Ricardo Alemán y otros “distinguidos analistas” nos repiten a diario la “importancia” de apoyar los cambios (que ya hicimos antes y que NO han funcionado) para que se logre el desarrollo de México o de cómo en la radio personajes que saben “mucho” de todo recalcan la necesidad de ajustar aquí y allá para lograr ese o aquel resultado y que una vez que se logre ajustar eso o lo otro, se tendrá tal o cual resultado.

Como me acuerdo de aquel 1994 o de “un paso difícil a la modernidad” cuando habiendo tocamos las puertas del “primer mundo” casi llegamos a los arrabales y en los tres años siguientes recogimos los pedazos de patrimonio (del que quedaba) para volver a iniciar, sin cobrar las facturas, sin castigar a los responsables, sin demandarlos, es más ahora les permitimos volver a practicar para “mover al país”  SALUD

En el futbol, también hay muchos “expertos” desde que yo iba a la primaria recuerdo a mis compañeros y a los papás de ellos y a los papás de los papás y hasta algunas mamás señalando que tal o cual jugador o entrenador debía de salir o de entrar, siempre al final el castigo para los directivos era seguir apoyando a “nuestra selección”  SALUD

Entre el futbol y nuestras administraciones, el hicimos todo lo posible o dejamos nuestro mejor esfuerzo pero no se logró, sin embargo, así como los directivos de la femexfut reciben su salario (que también pagamos nosotros) y cada uno de los encargados de un despacho (secretarial o no) cobran bien y usan nuestros recursos hasta para pasear e los aviones que rentan, sin mayor responsabilidad que “usted disculpe” o el llanto de un presidente que NO pudo con el paquete (cuando bien nos va)

Su responsabilidad no es hacer todo lo posible, es sólo hacer lo que les mandata la ley a hacer y NO lo hacen porque no les da la gana y a cambio nos dejan una estela de hambre, depauperación, de humillación y de costos que seguimos pagando.

Así ya sólo falta que se hagan las reformas que se necesitan (que ellos necesitan) para lograr “mover a México” y siempre les queda la excusa de que no se hizo lo que ellos querían  por lo tanto no se logró moverlo y esos medos que acabarán repitiendo el mismo sonsonete hasta hacernos creer que ya merito lo logramos.


SALUD

Comentarios

Entradas más populares de este blog

millennials y milleniums

Me acuerdo de aquel mensaje de “esperanza e ilusiones” transmitido por un presidente nacional del PRI, en el que tras el caso de Ayotzinapa; me acordé de el “ya sé que no aplauden” o del “ya me cansé” o del “mal momento”; me acordé de la Casa Banca; de la señora martita; me acordé de tantos improperios cometidos por esos gobernantes en las últimas dos décadas.
Vino a mi memoria el pequeño hombrecito de caldeRon y su devastadora política de guerra; vinieron a mi memoria tantos momentos “ilustres” de la actuación de nuestro cartel político nacional.
El 19 de setiembre, apenas unas horas después del movimiento telúrico, un joven (de no más de 25 años de edad <gracias Bosco>) con traje, corbata y zapatos de marca dijo algo así como “yo si me voy a ayudar a esa gente”; me impactó una muchacha (casi una niña <gracias Lau>) que en una esquina muy transitada por gente con dinero, en el periférico pasaba a “platicar” con los automovilistas (de sexo masculino y de más de 35 años) para…

Inicia su “carrera” en la administración pública a nuestras costillas

Esta es la segunda entrega de la “vida impoluta” de Meade, la ascendencia familiar de tan “digno” personaje, José Antonio Meade Kuribreña, hijo de la impunidad.

En 1991 (recién egresado de Economía en el ITAM) cuando Banamex aún era parte del sistema bancario público y se estaba “pensando” la reprivatizado a favor de Alfredo Harp Helú y Roberto Hernández Ramírez (sus dueños desde 1971 y hasta la privatización en 1982) y un grupo de inversionistas agrupados en su entorno; fue colocado como “analista” por su padre que era parte de la dirección de Grupo Mexicano Somex.

Junto con un “equipo” de “ejecutivos” se encargó de generar la primeras “bases” para la reprivatización de esa institución de banca nacional (guiando el regreso de la misma a su previo dueño); así inicia su carrera profesional, entregando parte del patrimonio nacional a los dueños del poder real.

Sólo como dato para el anecdotario, es importante señalar que en marzo de 1994 el señor Harp Helú fue secuestrado (por quienes inte…

Un camino lleno de incógnitas o de corrupción

Esta es la tercera entrega de la “vida impoluta” de Meade, la ascendencia familiar de tan “digno” personaje, José Antonio Meade Kuribreña, hijo de la impunidad.
El uso de recursos públicos para la realización de sus estudios como abogado de la UNAM y su maestría en Yale, Inicia su “carrera” en la administración pública a nuestras costillas.

Pero siendo Secretario Adjunto, fue aprobada la Ley del IPAB y entonces (ante la “emergencia” le fueron asignadas funciones discrecionales para la cancelación de pasivos del Fobaproa y la transferencia como deuda pública al instituto, desde ahí sus “negociaciones” con las cabezas de las instituciones financieras nacionales, especialmente con las más emproblemadas durante el crack del 95-97 fueron muy discrecionales, beneficiando siempre a las que “aportaban” más al crecimiento nacional (o a las que prometían aportar más), a las que aportaban más “crédito” para actividades productivas (o decían que lo harían) pero sobre todo a las que “apoyaban” ciert…