Ir al contenido principal

Los Zeta la teoría de la división lucha y desintegración

La semilla del crecimiento de la organización criminal conocida como Los Zeta, radica según Ricardo Ravelo en que: “cuando los Zetas llegan a un territorio le avisan a las bandas criminales que operan allí que pueden continuar, pero tomando órdenes de la estructura de mando de los Zetas. A cambio, pueden usar la marca ZetaSALUD.

Ello significa que las estructuras criminales locales NO DESAPARECEN, sólo se transforman (como en la Ley de Física) es decir operan con una nueva marca (se globalizan dirían los modernizadores del PRI también conocidos como neoliberales), en tal sentido, sus orígenes y algunos de sus mandos continúan en la nueva estructura (entregando parte de lo que antes eran SUS BENEFICIOS a la marca Zeta) bajo esquemas de acción definidos por el nuevo mando.

Ello genera molestia entre algunos de los líderes criminales locales y ya desde principios de 2012 se habló de una escisión en Los Zeta, marcando el territorio de San Luis Potosí y Zacatecas como de otro grupo (al que en principio se le denominó Nueva Generación o Cartel del Golfo Nueva Generación)

La guerra de Miguel Ángel Treviño inicia entregando a la Marina (en septiembre pasado) primero a Mario Cárdenas Guillén alias “El Gordo”, hermano de Osiel y después a Eduardo Costilla SánchezEl Coss”, el líder de las operaciones de El Cártel del Golfo y quien fue siempre el brazo derecho de Osiel en el pasado que se suponía intentaban recomponer las estructuras criminales del pasado.

Finalmente la Marina detuvo a Iván Velázquez Caballero alias “Z-50” o “El Talibán”, cabecilla en San Luis Potosí y en Zacatecas (que intentó incursionar en Monterrey) de una estructura que se hacía denominar Sangre Nueva y que era entonces el principal opositor a “Z-40

En Michoacán se habla de que Los Caballeros Templarios, son otra separación de Los Zeta y en algunos medios se habla de otra estructura escindida denominada Los Legionarios, que tiene operaciones en Coahuila y parte de Nuevo León.

Ya hay quien habla de tres mando en Los Zeta (hay incluso una versión de que en la Península Yucateca, específicamente en Quintana Roo) estaría operando una estructura con el nombre de Los Zeta, pero no vinculada a las estructuras formales de ellos.

Quizá, en la misma semilla de su surgimiento y expansión, se encuentre la semilla de su destrucción pues las supuestas inconformidades de las estructuras locales globalizadas, puede resultar en el surgimiento de rebeliones locales buscando su independencia.

Ello, lleva necesariamente a luchas intestinas agravadas, lleva a un escenario poco agradable para México en el corto plazo, pero lleva sobre todo al fortalecimiento de una estructura criminal bien definida.

SALUD.


P.D.:   Si, el Estado Mexicano, debiera focalizar su lucha, priorizar sus intereses, pues de lo contrario, podemos acabar en un caos superior al vivido en Colombia.

Comentarios

Entradas más populares de este blog

millennials y milleniums

Me acuerdo de aquel mensaje de “esperanza e ilusiones” transmitido por un presidente nacional del PRI, en el que tras el caso de Ayotzinapa; me acordé de el “ya sé que no aplauden” o del “ya me cansé” o del “mal momento”; me acordé de la Casa Banca; de la señora martita; me acordé de tantos improperios cometidos por esos gobernantes en las últimas dos décadas.
Vino a mi memoria el pequeño hombrecito de caldeRon y su devastadora política de guerra; vinieron a mi memoria tantos momentos “ilustres” de la actuación de nuestro cartel político nacional.
El 19 de setiembre, apenas unas horas después del movimiento telúrico, un joven (de no más de 25 años de edad <gracias Bosco>) con traje, corbata y zapatos de marca dijo algo así como “yo si me voy a ayudar a esa gente”; me impactó una muchacha (casi una niña <gracias Lau>) que en una esquina muy transitada por gente con dinero, en el periférico pasaba a “platicar” con los automovilistas (de sexo masculino y de más de 35 años) para…

Inicia su “carrera” en la administración pública a nuestras costillas

Esta es la segunda entrega de la “vida impoluta” de Meade, la ascendencia familiar de tan “digno” personaje, José Antonio Meade Kuribreña, hijo de la impunidad.

En 1991 (recién egresado de Economía en el ITAM) cuando Banamex aún era parte del sistema bancario público y se estaba “pensando” la reprivatizado a favor de Alfredo Harp Helú y Roberto Hernández Ramírez (sus dueños desde 1971 y hasta la privatización en 1982) y un grupo de inversionistas agrupados en su entorno; fue colocado como “analista” por su padre que era parte de la dirección de Grupo Mexicano Somex.

Junto con un “equipo” de “ejecutivos” se encargó de generar la primeras “bases” para la reprivatización de esa institución de banca nacional (guiando el regreso de la misma a su previo dueño); así inicia su carrera profesional, entregando parte del patrimonio nacional a los dueños del poder real.

Sólo como dato para el anecdotario, es importante señalar que en marzo de 1994 el señor Harp Helú fue secuestrado (por quienes inte…

Un camino lleno de incógnitas o de corrupción

Esta es la tercera entrega de la “vida impoluta” de Meade, la ascendencia familiar de tan “digno” personaje, José Antonio Meade Kuribreña, hijo de la impunidad.
El uso de recursos públicos para la realización de sus estudios como abogado de la UNAM y su maestría en Yale, Inicia su “carrera” en la administración pública a nuestras costillas.

Pero siendo Secretario Adjunto, fue aprobada la Ley del IPAB y entonces (ante la “emergencia” le fueron asignadas funciones discrecionales para la cancelación de pasivos del Fobaproa y la transferencia como deuda pública al instituto, desde ahí sus “negociaciones” con las cabezas de las instituciones financieras nacionales, especialmente con las más emproblemadas durante el crack del 95-97 fueron muy discrecionales, beneficiando siempre a las que “aportaban” más al crecimiento nacional (o a las que prometían aportar más), a las que aportaban más “crédito” para actividades productivas (o decían que lo harían) pero sobre todo a las que “apoyaban” ciert…