Ir al contenido principal

Las culpas de AMLO

Un discurso de odio dicen por ahí, aunque en sí (desde 2003) el discurso de López Obrador es más bien claridoso e incómodo (especialmente para los que ven reflejado en ese discurso, su proceder), ácido, irritante por su parsimonia (aunque en ocasiones hablar pausado es sólo síntoma de que se busca el término más adecuado para decir lo que se está pensando decir), el discurso es desafiante, retador, busca la provocación de una reacción y lo consiguió, fue un discurso dirigido para gestar un cambio de conciencia, en amplias franjas de la población hasta ese momento adormilada aunque sujeta a esos problema que escuchaba.

Gasto excesivo de recursos dicen otros, pero algo que está claro es que el uso de recursos en los actos de campaña de López Obrador fueron muy austeros, yo apenas estuve en unas decenas de esos eventos y asistí por voluntad propia (como muchos de los que ahí estábamos) no recuerdo en ninguno de esos actos la entrega de alimentos o dinero a cambio de la asistencia, si acaso en dos observé personas anotando la asistencia y nunca me tocó camiseta o banderín (aunque seguramente los hubo)

Entre sus atacantes de redes sociales, la mayor crítica es que gasta y pretende seguir gastando recursos públicos (que vive del presupuesto público, mientras ataca al régimen) quizá tengan razón, cuando uno vive de un presupuesto el que sea, la mejor manera de conservar el estatus es no atacar la fuente de ingresos, así, en una familia, cuando pretender criticarla debe ser cuando tengas capacidad de mantenerte o en una empresa, cuando vas a denunciar algo, será cuando te vayas, pero entonces ya no tiene caso que critiques o denuncies.

Una sociedad se hace desde adentro y debemos recordar que una pareja, una familia, un grupo organizado (son sociedades), una empresa, sin disidencia no sirve, las estructuras partidistas deben su nombre precisamente a eso a la partición interna y externa, los grupos humanos (todos) se hacen de las diferencias (excepto en México del priato en donde las disidencias éramos estigmatizadas)

Hoy a casi un año del proceso electoral federal del 2012 y más de siete del anterior, “periodistas” como Ricardo Alemán, Eduardo Ruiz Healy, Óscar Mario Beteta (que por cierto en 2006 usó el micrófono de su “noticiero” para llamar a matar a López Obrador) y otros “distinguidos” miembros de esa comunidad siguen “pensando” ya sea por convicción o por convencimiento interesado, que la violencia social es causada por López Obrador,.

Hace unos días en su espacio radiofónico de Imagen el “señor Alemán” en referencia al conflicto de Ceteg y su manifestación sobre la “autopista del sol” dijo casi a la letra “son fanáticos seguidores de AMLO que lo único que buscan es un muerto para martirizarlo”.

Repito una sociedad plural está compuesta por una pluralidad de formas de pensar, comunicar, expresar, manifestar y señalar; México es quizá sólo por debajo de China, la sociedad más plural del mundo (en cuanto a sus raíces originarias) y quizá sólo por debajo de Estado Unidos por su componente global; México es seguramente un crisol (como lo reconoce su Artículo 2º de la Constitución) y hay voces disidentes, hay quienes pensamos diferente (como siempre hubo) pero ahora podemos expresarlo de manera libre.

Casi 100 años de sometimiento, generaron una sociedad muy desigual que está muy insatisfecha con las condiciones actuales y que no cree en el paraíso que nos promete el gobierno actual.

En general, el discurso de odio viene de los que se sienten agredidos en su staus quo, de los que ven en la reacción social un componente para el verdadero cambio u observan en esos brotes de violencia una amenaza a la “estabilidad” de que son beneficiarios, la diferencia entre ese discurso de odio que ellos generan y propician y el que dicen que López Obrador sostiene, es que ellos cuentan con un micrófono y un público cautivo al que se dirigen de manera impune, que ellos son beneficiarios de una concesión del estado mexicano (es decir de nosotros) para dispersar su odio hacia una persona y con ello hacia todos los que NO PENSAMOS o ACTUAMOS conforme a su norma.

La diferencia entre el dispendio de recursos que dicen se observó en las campañas electorales de López Obrador y el que ellos hacen es que se escuda en el sistema de libertad de expresión (al que parece sólo ellos tienen derecho) pues los otros los que no pensamos como ellos NO PODEMOS hacerlo, no debemos hacerlo, lo tenemos prohibido por ellos.

Finalmente e uso de recursos públicos al que con tanta frecuencia hacen referencia, sólo recordarles eso, el espectro radioeléctrico, por el que se transmiten las señales ES PÚBLICO, es decir, es de todos los mexicanos.

SALUD.


Comentarios

Entradas populares de este blog

Moreno futuro de edoMex

Antes que cualquier cosa, esto no es una encuesta, tampoco está basado en conocimientos profundos y “serios” de la población de esa entidad federativa; es un simple análisis estadístico (muy fragmentado) a nivel sección electoral (hasta donde se puede) con datos del IEEM (que por cierto carece de una absoluta falta de ética y sistematicidad en la presentación de sus resultados electorales) desde 1990 y hasta 2015.
Después, para todos aquellos que hablan de voto duro de los partidos políticos (como si supieran de lo que hablan) les puedo decir que hay secciones electorales que en las tres elecciones 1996 Diputados locales, 1999 Gobernador y 2000 Diputados locales ganan los tres partidos políticos “mayoritarios” hasta con una diferencia de 25 puntos porcentuales entre una y otra; sin mayor explicación que la que ya señalé en Cuajimalpa, tierra del crimen organizado.
Empecemos por señalar que el edoMex es la entidad federativa con el mayor padrón electoral del país (por eso resulta tan imp…

¿De qué se sorprenden?

Cuando Fox andaba de campaña, de manera campirana, de forma común, en un lenguaje entendible nos dijo que los hombres del gobierno no eran dioses, los llamó rateros, les dijo víboras, los comparó con tepocatas (que para los que no lo sepan son las crías del renacuajo); su florido lenguaje lo hizo ser gracioso y hasta le ganó adeptos, pero su suprema ignorancia de la historia y hasta de temas comunes, nos permitió a nosotros poder decirle estúpido; Fox al hacer descender a los otros se hizo vulnerable a él mismo.
Cuando formó el gabinetazo, había entre sus integrantes algunos que ni su nombre sabían escribir, les platico de un subsecretario que se llamaba Oscar (y cuando se lo pronuncié me dijo no: Óscar (pues entonces hay que ponerle acento) también de un Director General que sus apellidos eran Ortíz Ortíz y cuando le explicabas que no iban tildados, te respondía que no era ideota (así)
En 2004 una secretaria (de ese gabinetazo) se jactaba de haber permanecido toda la noche esperando…

Desastre previsible

Hace ya más de un mes me atrevía a “pronosticar” con base en datos estadísticos, que Morena sería la beneficiaria de la crisis de credibilidad en edoMex, hoy, ya lejos de la información estadística y más cerca de la información política, primero el PRD ya “decidió” (muy forzado por las circunstancias) por Juan Zepeda, ex presidente municipal de Netzahualcoyotl, el PT va con Óscar González Yáñez y se registraron tres “independientes” entre ellos el expresidente estatal del PRI, Isidro Pastor Medrano y una empresaria de nombre Teresa Castell.
Todos ellos con muy pocas posibilidades de lograr un resultado favorable en el proceso electoral, de hecho, hay análisis que prevén que PT perderá su registro local y que colocan al PRD en quinto lugar.
La desesperación del PRI, se muestra con la “caravana” de funcionarios locales y federales repartiendo dádivas en Toluca y los municipios más poblados de la entidad, llegando incluso al ridículo de mandar a la güilota (gaviota); también se muestra en …