Ir al contenido principal

De política turística y 100 días


La propuesta de los gobiernos nacionales desde 1970 es “Hacer de México un país líder en la actividad turística a través de la diversificación de sus mercados, productos y destinos, así como del fomento a la competitividad de las empresas del sector de forma que brinden un servicio de calidad internacional” así: Echeverría y Cancún; López Portillo y Huatulco; De la Madrid y Nuevo Vallarta; Salinas y la Riviera Maya; Zedillo e Iztapa-Zihuatanejo; Fox y el Corredor Centro Occidente (Querétaro hasta Vallarta); Calderón y una fallida apuesta al turismo cultural y ahora Riviera Nayarit.

Proyectos todos de gran infraestructura y pocos, muy pocos resultados (excepto Cancún), poco madurados y muy poco vendidos en los mercados internacionales.  Una política turística realizada a base de copy-paste, sin mayor ingenio y sin estrategias de mediano y largo plazo.

Destinos de playa como Vallarta o Iztapa son insufribles durante muy extensos periodos del año, Huatulco ha intentado desde hace 20 años reposicionarse en los mercados europeos sin éxito. Gasto gubernamental inútil y esperanzas locales tiradas a la basura.

Hace algunos años el Secretario de Turismo de Oaxaca me platicaba que les costaba unos tres millones de pesos mensuales hacer llegar dos vuelos a Huatulco a la semana y que había tan poco visitante que tendrían que desistir de su interés.

Nuevo Vallarta y Riviera Nayarit son  el mismo proyecto, es decir 30 años después claro, con una inversión multimillonaria (de FONATUR) y muy poco rendimiento son una serie de muelles abandonados (creo que dos cruceros a la semana los visitan y como decía un amigo “los turistas sólo van a dejar su caquita”)

No se si el señor Gallegos Álvarez o si Aristóteles Sandoval tuvieron algo que ver con este relanzamiento, pero es indudable que el primero tenía grandes intereses en ese desarrollo turístico, de hecho ya había construido dos hoteles ahí, dicen algunos que tramitaba permiso para un casino en aguas internacionales.

El señor Gallegos había sufrido un atentado en su domicilio hace más cinco años (lo que causó que su familia saliera de México) otro en uno de sus hoteles en Vallarta y uno más de manera personal hace algunos meses, alguien le traía ganas y finalmente lo cazó.

No tuvo funerales de estado (es más ni siquiera asistió Aristóteles Sandoval) eso significa un deslinde de la “linda persona” e implica (por analogía) una separación de la estructura gubernamental local de “lo que pudo haber estado haciendo”

Nayarit y Jalisco son desde hace años territorio Amezcua y Nueva Generación, han expandido sus actividades ilícitas a negocios legales, mi madre que siempre piensa bien dice que a lo mejor Gallegos NO SE PRESTÓ para esas actividades, yo que siempre pienso mal creo que Gallegos ya traía cola que le pisaran y que aparte de larga era muy cochina.

El copy-paste de esta administración federal y la participación o no de la administración local, incomodó al grupo dominante y simplemente lo quitaron del camino.  SALUD.

No se si nuevo Vallarta o la Riviera Nayarita funcionarán una vez que hayamos gastado miles de millones de pesos en ella, lo que si se es que se inició una guerra por el “dominio de territorios” como decía el borrachín y que será muy difícil detenerla. SALUD.


Comentarios

Entradas más populares de este blog

millennials y milleniums

Me acuerdo de aquel mensaje de “esperanza e ilusiones” transmitido por un presidente nacional del PRI, en el que tras el caso de Ayotzinapa; me acordé de el “ya sé que no aplauden” o del “ya me cansé” o del “mal momento”; me acordé de la Casa Banca; de la señora martita; me acordé de tantos improperios cometidos por esos gobernantes en las últimas dos décadas.
Vino a mi memoria el pequeño hombrecito de caldeRon y su devastadora política de guerra; vinieron a mi memoria tantos momentos “ilustres” de la actuación de nuestro cartel político nacional.
El 19 de setiembre, apenas unas horas después del movimiento telúrico, un joven (de no más de 25 años de edad <gracias Bosco>) con traje, corbata y zapatos de marca dijo algo así como “yo si me voy a ayudar a esa gente”; me impactó una muchacha (casi una niña <gracias Lau>) que en una esquina muy transitada por gente con dinero, en el periférico pasaba a “platicar” con los automovilistas (de sexo masculino y de más de 35 años) para…

Inicia su “carrera” en la administración pública a nuestras costillas

Esta es la segunda entrega de la “vida impoluta” de Meade, la ascendencia familiar de tan “digno” personaje, José Antonio Meade Kuribreña, hijo de la impunidad.

En 1991 (recién egresado de Economía en el ITAM) cuando Banamex aún era parte del sistema bancario público y se estaba “pensando” la reprivatizado a favor de Alfredo Harp Helú y Roberto Hernández Ramírez (sus dueños desde 1971 y hasta la privatización en 1982) y un grupo de inversionistas agrupados en su entorno; fue colocado como “analista” por su padre que era parte de la dirección de Grupo Mexicano Somex.

Junto con un “equipo” de “ejecutivos” se encargó de generar la primeras “bases” para la reprivatización de esa institución de banca nacional (guiando el regreso de la misma a su previo dueño); así inicia su carrera profesional, entregando parte del patrimonio nacional a los dueños del poder real.

Sólo como dato para el anecdotario, es importante señalar que en marzo de 1994 el señor Harp Helú fue secuestrado (por quienes inte…

Un camino lleno de incógnitas o de corrupción

Esta es la tercera entrega de la “vida impoluta” de Meade, la ascendencia familiar de tan “digno” personaje, José Antonio Meade Kuribreña, hijo de la impunidad.
El uso de recursos públicos para la realización de sus estudios como abogado de la UNAM y su maestría en Yale, Inicia su “carrera” en la administración pública a nuestras costillas.

Pero siendo Secretario Adjunto, fue aprobada la Ley del IPAB y entonces (ante la “emergencia” le fueron asignadas funciones discrecionales para la cancelación de pasivos del Fobaproa y la transferencia como deuda pública al instituto, desde ahí sus “negociaciones” con las cabezas de las instituciones financieras nacionales, especialmente con las más emproblemadas durante el crack del 95-97 fueron muy discrecionales, beneficiando siempre a las que “aportaban” más al crecimiento nacional (o a las que prometían aportar más), a las que aportaban más “crédito” para actividades productivas (o decían que lo harían) pero sobre todo a las que “apoyaban” ciert…