Ir al contenido principal

Del Nacionalismo Revolucionario a ...

Desde la segunda mitad de la década de los 80, la "familia" revolucionaria apartó el lema que durante 60 años la había acompañado, pues para una parte de la "clase gobernante", para los "modernizadores" no tenía significado, no representaba el ideal de país.

Además, tras el rompimiento de las estructuras internas de la "familia revolucionaria" y la salida de ese partido político de un contingente, ese lema parecía un estorbo.


Desde entonces el grupo gobernante, detentador del poder político absoluto parecía dividida respecto de como podía cohesionar el interés social y el de grupo.


La famosa modernidad del Estado mexicano que enarboló Salinas, incluso al interior del PRI tenía poco recibimiento pues algunos pensaban que el esquema conceptual anterior había resultado útil y que el tejido de ideas, imágenes y símbolos que en su entorno se había construido, aun podía funcionar.


Salinas (en alguna plática con Hank y Téllez a propósito de PROCAMPO) señaló que el esquema no sólo estaba agotado, sino que era rebasado por la realidad y que en lugar de ayudar estorbaba. Téllez (entonces imberbe y poco avezado en cuestiones políticas) propuso "deslizarse" entre un nacionalismo revolucionario y uno modernizador.


Durante el zedillato, ni fu ni fa, se abandonó por completo el lema y se pasó a una modernidad económica con participación social, nada que realmente acercara al gobierno con sus bases sociales. Además un periodo tan corto y sinuoso no permitió consolidar un discurso congruente.


En el 2000, tras la victoria de Fox, todo parecía quedar claro para ir hacia "una nueva cultura democrática", incluso los primeros meses de esa administración se hacía evidente ese lema, pero el sr. Fox, se empecinó en una estructura orientada a procesos y no a resultados de gobierno, él la denominó "cultura gerencial" (sin que por si sólo diga algo).


Además, consolidar una nueva estructura y sus redes sociales, que sustituyera el nacionalismo revolucionario requería de un profundo cambio en educación, pero al colocar ahí a Reyes Tamez (pobre señor Reyes) pagó la factura y dejó a la deriva el fortalecimiento ideológico del nuevo grupo en el poder (o se lo entregó a otros), así Reyes Tamez atinó a seguir con la inercia.


Seis años perdidos, perdidos en una triple dimensión: no se creo un nuevo esquema de redes sociales que mantuvieran las estructuras de poder o como dirían ahora las redes de poder quedaron en otras manos, se dejó al garete las viejas estructuras que consolidaron estructuras locales fuertes; las pocas estructuras locales simpatizantes de la administración no tuvieron sustento ideológico ni cohesión.


La administración gerencial de Fox, ni pa tras no pa delante (como decía doña boni) pero lo peor es que fueron seis años perdidos para las estructuras de cohesión social y perdidas para la sociedad que a pesar de criticar, señalar y reirse, no se organizó o su organización fue apenas larvaria.


Seis años en que lejos de abonar a la unidad nacional, se apostó al debilitamiento de factores de cohesión y ya en 2006, el señor Fox echo a la basura su último capital político, ahí permanece el impulso social del cambio como permanece la "inmensamente pequeña" figura de Chente.


Desde 2006 no hay, no he visto y no creo que haya posibilidad alguna de generar mecanismo de cohesión social, de apoyo al régimen, de estructuras integradoras de interés social. Es más, me atrevo a pensar que Calderón no tiene la menor idea de lo importante que ello resulta en la gobernabilidad.


La pregunta es ¿cómo sustituir la cohesión social a partir de un lema integrador? de un lema que agregue, que sume, quizá sea hora de hablar de "participación social" o de "sociedad organizada" o de "organización con sentido social", pero es necesario iniciar algo que cohesione, que no divida, que permita estabilidad con diferencia.


Saludos solidarios.





Comentarios

Entradas populares de este blog

¿De qué se sorprenden?

Cuando Fox andaba de campaña, de manera campirana, de forma común, en un lenguaje entendible nos dijo que los hombres del gobierno no eran dioses, los llamó rateros, les dijo víboras, los comparó con tepocatas (que para los que no lo sepan son las crías del renacuajo); su florido lenguaje lo hizo ser gracioso y hasta le ganó adeptos, pero su suprema ignorancia de la historia y hasta de temas comunes, nos permitió a nosotros poder decirle estúpido; Fox al hacer descender a los otros se hizo vulnerable a él mismo.
Cuando formó el gabinetazo, había entre sus integrantes algunos que ni su nombre sabían escribir, les platico de un subsecretario que se llamaba Oscar (y cuando se lo pronuncié me dijo no: Óscar (pues entonces hay que ponerle acento) también de un Director General que sus apellidos eran Ortíz Ortíz y cuando le explicabas que no iban tildados, te respondía que no era ideota (así)
En 2004 una secretaria (de ese gabinetazo) se jactaba de haber permanecido toda la noche esperando…

Moreno futuro de edoMex

Antes que cualquier cosa, esto no es una encuesta, tampoco está basado en conocimientos profundos y “serios” de la población de esa entidad federativa; es un simple análisis estadístico (muy fragmentado) a nivel sección electoral (hasta donde se puede) con datos del IEEM (que por cierto carece de una absoluta falta de ética y sistematicidad en la presentación de sus resultados electorales) desde 1990 y hasta 2015.
Después, para todos aquellos que hablan de voto duro de los partidos políticos (como si supieran de lo que hablan) les puedo decir que hay secciones electorales que en las tres elecciones 1996 Diputados locales, 1999 Gobernador y 2000 Diputados locales ganan los tres partidos políticos “mayoritarios” hasta con una diferencia de 25 puntos porcentuales entre una y otra; sin mayor explicación que la que ya señalé en Cuajimalpa, tierra del crimen organizado.
Empecemos por señalar que el edoMex es la entidad federativa con el mayor padrón electoral del país (por eso resulta tan imp…

Su robo "legal"

Hace apenas unos días dije “El señor Ochoa Reza, además de ignorante de la historia, de la capacidad numérica, de la corrupción, de la vida, es ignorante de la realidad nacional, pues es capaz de denigrar a sus adversarios políticos escupiendo al cielo” apenas 40 días bastaron para demostrar lo dicho.
El fin de semana un artículo de investigación periodística, de esos que tanto critican los anti obradoristas pero no pueden hacer en contra de López Obrador (ya sea porque no hay cosa que informar ahí o porque no hay periodistas de investigación que lo hagan) los periodistas Mathieu Tourliere y Homero Campa, indicaron (con documentos que lo comprueban) que la CFE (empresa de clase mundial <aunque en el mundo no lo sepan>), entregó una liquidación de 1.2 millones de pesos al finísimo personaje que se enfundó en la bandera de la lucha contra la corrupción.
La “pulcra” argumentación del embustero personaje fue: “todo está apegado a la legalidad” y para demostrarlo, ya mandó entregar un…