Ir al contenido principal

Y tú ¿qué esperas del “informe”?

Aclarando que el informe es el que rinde por escrito ante el Congreso de la Unión y lo que hace es un discurso, con un mensaje y que Peña Nieto tiene muy poco que informar, de hecho ya hay un promocional en el que reconoce “México no se está moviendo (…) a la velocidad (…) bla, bla, bla” pero Excelsior publica hoy una “encuesta al respecto, en ella, de manera espontánea el 13 por ciento de los encuestados hacen referencia a aspectos económicos (hace un año era el 10%); hace un año el 27 por ciento de los encuestados pedían información sobre las “reformas” ahora eso sólo importa al 13%.
Algunos datos trascendentes (por la espontaneidad de la respuesta) son los referentes a temas coyunturales es que 3% de los entrevistados consideran que Peña Nieto debe informar respecto de la fuga del chapo o de los normalistas de Ayotzinapa o de la privatización del IMSS o que el 2% de los mismos encuestados pretendan información sobre la “adquisición” de la “casa blanca” de la gaviota o del programa de apoyos al campo.


Pese a que más de la mitad de los entrevistados manifestaron no saber, no importarles o no ver el informe, debe ser preocupante para la estructura gubernamental absolutamente impasible, que haya una parte muy importante de la población (fue una encuesta nacional en vivienda, con un nivel de confianza del 95% y grados de error de +/- 3%) espere respuestas concretas a temas concretos de interés.

Pero no, seguramente en su mensaje el señor Peña, se dedicará a seguir revelando todo lo bien que han hecho las cosas, pero esos mexicanos que esperan respuestas, saben que no es así, de hecho la misma encuesta revela que 60% de los encuestados dicen que NO se están sintiendo las mejoras que ofreció (aunque las aiga firmado ante notario) y 54% señala que no se siente mejoría alguna en la situación social nacional.

La respuesta que más me llama la atención y que poco comenta la nota “periodística” referida es que a pregunta expresa de si el rumbo del país es el adecuado o está equivocado, casi siete de cada diez mexicanos señala que es el equivocado, mientras que sólo 23 de cada cien considera que es el correcto, lo que significa que hoy en una proporción de casi tres a uno los mexicanos le hacen ver al gobierno que no están conformes con lo que está haciendo y pese a ello, como dije el señor Peña saldrá a dar un mensaje en el que seguramente nos enteraremos del México que él (y un grupito de esbirros) ve.

De hecho hace unos días en plática de amigos tratando de entender hacia a donde se moverá el discurso oficial a partir del “discurso” de inicio de labores docentes en que parece convertirse en dialoguista y conciliatorio y de los “cambios” en el gabinete, preveía que su discurso viraría hacia un mensaje concientizador, en el que nos hará ver las dificultades mundiales y nos preparará para no esperar grandes cosas en lo que resta de su “administración

Ya las cúpulas empresariales advierten que no habrá mejora sustancial en México sino hasta 2025 (ilusos) o 2035 (pesimistas; ya el señor Videgaray nos informa que 2016 será otro año de muy bajo crecimiento económico; pero el mensaje de Peña será de todo lo bien que están haciendo las cosas.

En realidad ya los mexicanos (aparte de que más de la mutad no le importa) esperan muy poco de lo que diga un burro que no ha sabido encaminar el barco, pero ¿tú que esperas?

SALUD

Te recomiendo




Comentarios

Entradas populares de este blog

¿De qué se sorprenden?

Cuando Fox andaba de campaña, de manera campirana, de forma común, en un lenguaje entendible nos dijo que los hombres del gobierno no eran dioses, los llamó rateros, les dijo víboras, los comparó con tepocatas (que para los que no lo sepan son las crías del renacuajo); su florido lenguaje lo hizo ser gracioso y hasta le ganó adeptos, pero su suprema ignorancia de la historia y hasta de temas comunes, nos permitió a nosotros poder decirle estúpido; Fox al hacer descender a los otros se hizo vulnerable a él mismo.
Cuando formó el gabinetazo, había entre sus integrantes algunos que ni su nombre sabían escribir, les platico de un subsecretario que se llamaba Oscar (y cuando se lo pronuncié me dijo no: Óscar (pues entonces hay que ponerle acento) también de un Director General que sus apellidos eran Ortíz Ortíz y cuando le explicabas que no iban tildados, te respondía que no era ideota (así)
En 2004 una secretaria (de ese gabinetazo) se jactaba de haber permanecido toda la noche esperando…

Desastre previsible

Hace ya más de un mes me atrevía a “pronosticar” con base en datos estadísticos, que Morena sería la beneficiaria de la crisis de credibilidad en edoMex, hoy, ya lejos de la información estadística y más cerca de la información política, primero el PRD ya “decidió” (muy forzado por las circunstancias) por Juan Zepeda, ex presidente municipal de Netzahualcoyotl, el PT va con Óscar González Yáñez y se registraron tres “independientes” entre ellos el expresidente estatal del PRI, Isidro Pastor Medrano y una empresaria de nombre Teresa Castell.
Todos ellos con muy pocas posibilidades de lograr un resultado favorable en el proceso electoral, de hecho, hay análisis que prevén que PT perderá su registro local y que colocan al PRD en quinto lugar.
La desesperación del PRI, se muestra con la “caravana” de funcionarios locales y federales repartiendo dádivas en Toluca y los municipios más poblados de la entidad, llegando incluso al ridículo de mandar a la güilota (gaviota); también se muestra en …

millennials y milleniums

Me acuerdo de aquel mensaje de “esperanza e ilusiones” transmitido por un presidente nacional del PRI, en el que tras el caso de Ayotzinapa; me acordé de el “ya sé que no aplauden” o del “ya me cansé” o del “mal momento”; me acordé de la Casa Banca; de la señora martita; me acordé de tantos improperios cometidos por esos gobernantes en las últimas dos décadas.
Vino a mi memoria el pequeño hombrecito de caldeRon y su devastadora política de guerra; vinieron a mi memoria tantos momentos “ilustres” de la actuación de nuestro cartel político nacional.
El 19 de setiembre, apenas unas horas después del movimiento telúrico, un joven (de no más de 25 años de edad <gracias Bosco>) con traje, corbata y zapatos de marca dijo algo así como “yo si me voy a ayudar a esa gente”; me impactó una muchacha (casi una niña <gracias Lau>) que en una esquina muy transitada por gente con dinero, en el periférico pasaba a “platicar” con los automovilistas (de sexo masculino y de más de 35 años) para…