Ir al contenido principal

Otro desmadre por aclarar

Hace unos días la SEP señaló que había realizado el pago “por cuenta y orden de las 31 entidades federativas del país (en realidad de los 31 ESTADOS de la república, pero ya ahí naiden (así) se encarga de revisar redacciones), en el marco del Fondo de Aportaciones para la Nómina Educativa y Gasto Operativo (FONE)”, incluso presentó este cuadro en que detallaba la situación de plazas pagadas y plazas en aclaración:

Estado
Plazas pagadas
Aclaraciones
%
Aguascalientes
 14,526
357
2.5%
Baja California
 18,503
5,033
27.2%
Baja California Sur
8,811
904
10.3%
Campeche
 11,384
116
1.0%
Coahuila
 26,220
2,335
8.9%
Colima
7,649
323
4.2%
Chiapas
 45,725
2,351
5.1%
Chihuahua
 30,039
1,917
6.4%
Durango
 21,163
349
1.6%
Guanajuato
 35,609
2,631
7.4%
Guerrero
 51,190
2,033
4.0%
Hidalgo
 39,147
268
0.7%
Jalisco
 44,735
1,083
2.4%
México
 50,808
5,437
10.7%
Michoacán
 44,960
3,240
7.2%
Morelos
 18,565
736
4.0%
Nayarit
 14,961
139
0.9%
Nuevo León
 32,777
1,652
5.0%
Oaxaca
 77,264
6,904
8.9%
Puebla
 45,847
794
1.7%
Querétaro
 14,158
114
0.8%
Quintana Roo
 14,053
154
1.1%
San Luis Potosí
 29,997
 4
0.0%
Sinaloa
 26,163
1,405
5.4%
Sonora
 17,438
1,933
11.1%
Tabasco
 18,686
314
1.7%
Tamaulipas
 37,641
94
0.2%
Tlaxcala
 17,070
638
3.7%
Veracruz
 68,547
3,834
5.6%
Yucatán
 17,134
106
0.6%
Zacatecas
 17,452
1,244
7.1%
Total
918,222
 48,442
5.3%
Pocos “periodistas” repararon en los datos pero muchos lo hicieron en el hecho de que era Oaxaca la que mayor número de plazas en reclamo tenía, pero al revisar el porcentaje me doy cuenta que son: Baja California, Sonora y México los estados que están más allá de los márgenes de error estadístico al respecto.

Hoy la SEP señaló que “existen dos universos de los casos detectados, de los 48 mil 442, hay 16 mil 455 que tienen que ver con plazas no registradas y 31 mil 987 que tienen que ver con constancias de nombramiento que no nos entregaron las entidades federativas, pero están dentro del costo del FONE
.
Con lo cual todo parece ser que sólo más de 16 mil plazas están en situación IRREGULAR, lo que en realidad hasta resulta en un alivio, pues en un total de casi un millón de plazas es apenas el 1.7 por ciento, es decir casi nada.

Aunque explicar cómo es que casi 32 mil plazas estaban en el limbo por “constancias de nombramiento que no nos entregaron las entidades federativas” resultará un poco engorroso, sólo supongamos el nivel de estupidez de los “administradores que en los estados contrataban y no enviaban las constancias de nombramiento y la mayor estupidez de quienes aquí realizaban la transferencia presupuestal para pagar esas plazas sin contar con el soporta básico para hacerlo, pero en este país se puede ya esperar cualquier tipo de estupidez oficial, sin castigo alguno.

Pues bien, ya sólo hay que buscar 16,455 plazas que según el Director General de Presupuesto y Recursos Financieros de la SEP, Rodolfo Alor Muñoz: “un sector del servicio educativo se está actualizando en virtud de las jubilaciones, los cambios en la demanda de oferta educativa, todo este tipo de factores requieren de una serie de movimientos y de cancelación-creación de conversiones de plazas” tan fácil que es decir que la titularidad de las plazas es intransferible y hay que realizar un movimiento administrativo de cancelación-creación (conversión de dígitos) para poder pagarlas.

Tan fácil que resulta decir que el 1.7 por ciento de las plazas pueden tener movimientos de manera cotidiana (en el último mes del año hasta me parecen pocas) y que en realidad no hay cosa rara en ese número.

Pero los “periodistas” están perdidos en una información que no entienden o simplemente no les importa, ni la SEP, ni las autoridades estatales tienen problema alguno con las plazas docentes, se paga a maestros (a algunos que no dan clases) pero se paga a personas y dejar de pagarles es inhumano, así que a aclarar quien propició este desmadre.

SALUD

Te recomiendo:


También deber ver:





Comentarios

Entradas más populares de este blog

Inicia su “carrera” en la administración pública a nuestras costillas

Esta es la segunda entrega de la “vida impoluta” de Meade, la ascendencia familiar de tan “digno” personaje, José Antonio Meade Kuribreña, hijo de la impunidad.

En 1991 (recién egresado de Economía en el ITAM) cuando Banamex aún era parte del sistema bancario público y se estaba “pensando” la reprivatizado a favor de Alfredo Harp Helú y Roberto Hernández Ramírez (sus dueños desde 1971 y hasta la privatización en 1982) y un grupo de inversionistas agrupados en su entorno; fue colocado como “analista” por su padre que era parte de la dirección de Grupo Mexicano Somex.

Junto con un “equipo” de “ejecutivos” se encargó de generar la primeras “bases” para la reprivatización de esa institución de banca nacional (guiando el regreso de la misma a su previo dueño); así inicia su carrera profesional, entregando parte del patrimonio nacional a los dueños del poder real.

Sólo como dato para el anecdotario, es importante señalar que en marzo de 1994 el señor Harp Helú fue secuestrado (por quienes inte…

Un camino lleno de incógnitas o de corrupción

Esta es la tercera entrega de la “vida impoluta” de Meade, la ascendencia familiar de tan “digno” personaje, José Antonio Meade Kuribreña, hijo de la impunidad.
El uso de recursos públicos para la realización de sus estudios como abogado de la UNAM y su maestría en Yale, Inicia su “carrera” en la administración pública a nuestras costillas.

Pero siendo Secretario Adjunto, fue aprobada la Ley del IPAB y entonces (ante la “emergencia” le fueron asignadas funciones discrecionales para la cancelación de pasivos del Fobaproa y la transferencia como deuda pública al instituto, desde ahí sus “negociaciones” con las cabezas de las instituciones financieras nacionales, especialmente con las más emproblemadas durante el crack del 95-97 fueron muy discrecionales, beneficiando siempre a las que “aportaban” más al crecimiento nacional (o a las que prometían aportar más), a las que aportaban más “crédito” para actividades productivas (o decían que lo harían) pero sobre todo a las que “apoyaban” ciert…

Desastres naturales vs desastre gubernamental

Dos movimientos telúricos en un lapso de menos de 15 días el primero, el mayor que se haya sentido en México desde que se tiene registro de ellos y el segundo (cuando menos que yo recuerde) el primero con esa magnitud en tierra firme, uno as unos kilómetros de Chiapas y el otro en los límites de los territorios de Puebla y Morelos.
El primero día siete de septiembre, que actuó contra poblaciones del sur del país, causando el mayor daño en el Istmo de Tehuantepec, en una ya muy de por sí olvidada y depauperada zona; apenas habían reaccionado nuestros “ilustrísimos” personajes públicos y estaban realizando (o cuando menos eso decían) los censos de daños (como si un censo sirviera para algo) y un nuevo cataclismo que me hizo recordar (de manera vívida) una imagen satelital que mostraba la devastación causada en Managua por un sismo de 6.5 grados Richter a unos Kilómetros de esa capital Centroamericana en 1972 y pensar en la inmensa pérdida humana, material y financiera que podría ocasiona…