Ir al contenido principal

TIC’s y Cohesión social


Hacia principios de 2011 revisando algunos apuntes sobre foquismo, se me ocurrió Foquismo y TICs, entonces algunas personas llamaron mi atención respecto de lo “poco representativo” que es el mundo de las redes sociales en México y la “inmensa polarización” que en ellas impera.  Verdaderamente íbamos a iniciar un proceso electoral y ya se percibía además de intolerancia, verdadera furia de parte de grupúsculos (seguramente pagados)

La cohesión social en México (definida simplemente como el grado de consenso que la población o grupos de población tienen hacia o respecto de la política gubernamental) está dramáticamente mermada, muy afectada y seriamente fragmentada, es más puedo decir que ya los grupos aquellos de polarización no existen, pues hay consenso respecto del fallido estado en que nos encontramos.

Es más tras el proceso electoral de 2006 hubo familias enteras que se disgregaron, que se enfrentaron por su posición ideológica, hoy esa polarización ya ha pasado y en grande grupos familiares, comunales, sociales e incluso en amplias capas de la población de centros urbanos, se nota un total desencanto respecto de la situación nacional.

Así, la opinión de esas capas poblacionales se manifiesta (expresa) a través de las redes sociales, la globalización (popularización y acceso) de amplias capas de población a estos circuitos de debate, discusión y análisis, las tecnologías de la información y las comunicaciones se han convertido de manera acelerada en una herramienta fundamental en el intercambio y difusión del conocimiento, pero también en un formador de capital social (materia prima de cohesión social) que puede revertir el fenómeno respecto de la “aprobación” de la política gubernamental.

Hace unas semanas, caminando por una de las capitales estatales (una muy conservadora respecto de la política gubernamental, me encontré con un grupo de personas (con edades muy variables quizá desde 16 hasta 60 años) que realizaban una “asamblea” en relación con un problema muy local (casi hasta personal), pero, me llamó la atención cuando una señora (como de 40 años) tras buscar en “internet” un video respecto de un bloqueo realizado por colonos de la delegación Tlalpan (unos días antes) habían logrado que se presentara el mismo delegado y ya estuviera resuelto su solicitud.

Empujó a los jóvenes a tomar la decisión de hacer algo drástico para que les resolvieran un asunto de agua que entonces tenía una semana sin haber sido atendido.

Las redes sociales, están llegando cada vez a más gente, están siendo cada vez mucho más usadas, sus contenidos han llegado incluso a rebasar las fronteras nacionales; hay ahora un mecanismo de transmisión cuasi inmediata de contenidos (relevantes o no) que en muchas ocasiones forja parte de la política editorial de medios (impresos y electrónicos) ya hay incluso algunos espacios noticiosos en radio que incluyen una sección sobre tendencias en internet o en redes sociales.

Hoy las redes forman parte del debate nacional y la “polarización” respecto de la opinión política nacional, ha disminuido de manera sensible, lo que haría posible la cohesión necesaria para despertar al México bronco.

SALUD

Te recomiendo:



Comentarios

Entradas más populares de este blog

millennials y milleniums

Me acuerdo de aquel mensaje de “esperanza e ilusiones” transmitido por un presidente nacional del PRI, en el que tras el caso de Ayotzinapa; me acordé de el “ya sé que no aplauden” o del “ya me cansé” o del “mal momento”; me acordé de la Casa Banca; de la señora martita; me acordé de tantos improperios cometidos por esos gobernantes en las últimas dos décadas.
Vino a mi memoria el pequeño hombrecito de caldeRon y su devastadora política de guerra; vinieron a mi memoria tantos momentos “ilustres” de la actuación de nuestro cartel político nacional.
El 19 de setiembre, apenas unas horas después del movimiento telúrico, un joven (de no más de 25 años de edad <gracias Bosco>) con traje, corbata y zapatos de marca dijo algo así como “yo si me voy a ayudar a esa gente”; me impactó una muchacha (casi una niña <gracias Lau>) que en una esquina muy transitada por gente con dinero, en el periférico pasaba a “platicar” con los automovilistas (de sexo masculino y de más de 35 años) para…

Inicia su “carrera” en la administración pública a nuestras costillas

Esta es la segunda entrega de la “vida impoluta” de Meade, la ascendencia familiar de tan “digno” personaje, José Antonio Meade Kuribreña, hijo de la impunidad.

En 1991 (recién egresado de Economía en el ITAM) cuando Banamex aún era parte del sistema bancario público y se estaba “pensando” la reprivatizado a favor de Alfredo Harp Helú y Roberto Hernández Ramírez (sus dueños desde 1971 y hasta la privatización en 1982) y un grupo de inversionistas agrupados en su entorno; fue colocado como “analista” por su padre que era parte de la dirección de Grupo Mexicano Somex.

Junto con un “equipo” de “ejecutivos” se encargó de generar la primeras “bases” para la reprivatización de esa institución de banca nacional (guiando el regreso de la misma a su previo dueño); así inicia su carrera profesional, entregando parte del patrimonio nacional a los dueños del poder real.

Sólo como dato para el anecdotario, es importante señalar que en marzo de 1994 el señor Harp Helú fue secuestrado (por quienes inte…

Un camino lleno de incógnitas o de corrupción

Esta es la tercera entrega de la “vida impoluta” de Meade, la ascendencia familiar de tan “digno” personaje, José Antonio Meade Kuribreña, hijo de la impunidad.
El uso de recursos públicos para la realización de sus estudios como abogado de la UNAM y su maestría en Yale, Inicia su “carrera” en la administración pública a nuestras costillas.

Pero siendo Secretario Adjunto, fue aprobada la Ley del IPAB y entonces (ante la “emergencia” le fueron asignadas funciones discrecionales para la cancelación de pasivos del Fobaproa y la transferencia como deuda pública al instituto, desde ahí sus “negociaciones” con las cabezas de las instituciones financieras nacionales, especialmente con las más emproblemadas durante el crack del 95-97 fueron muy discrecionales, beneficiando siempre a las que “aportaban” más al crecimiento nacional (o a las que prometían aportar más), a las que aportaban más “crédito” para actividades productivas (o decían que lo harían) pero sobre todo a las que “apoyaban” ciert…