Ir al contenido principal

Unidad ante la delincuencia

Dice Cesar Camacho que “ante la violencia y a la delincuencia, los partidos políticos deben mantenerse unidos en un ambiente de entendimiento, concordia y respeto para combatirla” él casi un bicionario (así) está además de preocupado por la situación del PRI (al que dice dirigir) ante el nivel de descrédito público y el rechazo poblacional en que ha caído producto de dos años de “administración” peñista en los que se han observado muy pocos avances en relación con las expectativas generadas; sino por México que según el Banco central (contrario a su política de comunicación) dejó claro que “los recientes acontecimientos sociales en el país afecten las expectativas de los agentes económicos”.

Lo que pasó es que el señor Camacho no pudo o no quiso o no lo dejaron decir que se quería referir a esa violencia y pues tuvo que acomodarla. Pero aun leyendo literalmente su aseveración es muy preocupante, pues encierra tras sí una inmensa amenaza, la amenaza de seguir sangrando a los mexicanos en lugar de atender sus reclamos.

Desde hace ya un par de semanas, la SHCP ha venido trabajando (junto con la de Relaciones Exteriores) en actividades de “difusión” ante nuestros socios comerciales internacional respecto de que en México, las turbulencias sociales actuales además de ser pasajeras, no representan problema alguno para las “instituciones”  SALUD

En este empeño (que por cierto sus interlocutores lejos de tranquilizarse sólo se preocupan más, pues ante explicación no pedida, culpa aceptada) los políticos mexicanos ha tratado de señalar que son “hechos aislados” o que “se trata de grupos extremistas muy radicales” y que “su influencia se verá mermada al paso del tiempo” en realidad frases sueltas que ni a ellos convencen, palabrería hueca que poco se refleja en la realidad mexicana, en la multitudinarias manifestaciones de descontento observadas en diversas plazas nacionales.

Apenas hace 20 días el parlamento Europeo llamó a la “autoridad” mexicana a generar mejores prácticas de convivencia atendiendo a las causas profundas del conflicto y ofreciendo seguridad a los afectados respecto de la justicia.  SALUD

La semana pasada un vocero de la Casa Blanca (sin estar hablando a nombre del titular del poder ejecutivo de los Estados Unidos) expresó su preocupación por la violencia social resultante de la desaparición de los normalistas de Ayotzinapa y el máximo ministro de culto religioso se atrevió a manifestar la necesidad de orar por los estudiantes.

En México, el Consejo Coordinador Empresarial a través de un desplegado manifestó la necesidad de un nuevo pacto social para “concluir las reformasSALUD

Pero mientras la SHCP asegura en un “boletín de prensa” que todo está perfectamente y que ya estamos nuevamente tocando a las puertas del primer mundo.  SALUD

La preocupación del señor Camacho, y su llamado a la unidad de los partidos políticos (como si estos representaran aun a alguien) es en realidad un signo del pánico que tanto el PRI como otras “instituciones” políticas nacionales están sintiendo ante el despertar de conciencias nacionales, ante la movilización y organización social capaz de mostrar de manera clara y ordenada su descontento con la situación del país.

Ahora debemos mostrarles a los partidos, a sus representantes y al gobierno que estamos hartos de tanta impunidad y valemadrismo; de mostrar unidad ante la delincuencia partidista y gubernamental, que tanto daño han hecho a México durante tanto tiempo.
.
SALUD

Te recomiendo


Comentarios

Entradas más populares de este blog

millennials y milleniums

Me acuerdo de aquel mensaje de “esperanza e ilusiones” transmitido por un presidente nacional del PRI, en el que tras el caso de Ayotzinapa; me acordé de el “ya sé que no aplauden” o del “ya me cansé” o del “mal momento”; me acordé de la Casa Banca; de la señora martita; me acordé de tantos improperios cometidos por esos gobernantes en las últimas dos décadas.
Vino a mi memoria el pequeño hombrecito de caldeRon y su devastadora política de guerra; vinieron a mi memoria tantos momentos “ilustres” de la actuación de nuestro cartel político nacional.
El 19 de setiembre, apenas unas horas después del movimiento telúrico, un joven (de no más de 25 años de edad <gracias Bosco>) con traje, corbata y zapatos de marca dijo algo así como “yo si me voy a ayudar a esa gente”; me impactó una muchacha (casi una niña <gracias Lau>) que en una esquina muy transitada por gente con dinero, en el periférico pasaba a “platicar” con los automovilistas (de sexo masculino y de más de 35 años) para…

Inicia su “carrera” en la administración pública a nuestras costillas

Esta es la segunda entrega de la “vida impoluta” de Meade, la ascendencia familiar de tan “digno” personaje, José Antonio Meade Kuribreña, hijo de la impunidad.

En 1991 (recién egresado de Economía en el ITAM) cuando Banamex aún era parte del sistema bancario público y se estaba “pensando” la reprivatizado a favor de Alfredo Harp Helú y Roberto Hernández Ramírez (sus dueños desde 1971 y hasta la privatización en 1982) y un grupo de inversionistas agrupados en su entorno; fue colocado como “analista” por su padre que era parte de la dirección de Grupo Mexicano Somex.

Junto con un “equipo” de “ejecutivos” se encargó de generar la primeras “bases” para la reprivatización de esa institución de banca nacional (guiando el regreso de la misma a su previo dueño); así inicia su carrera profesional, entregando parte del patrimonio nacional a los dueños del poder real.

Sólo como dato para el anecdotario, es importante señalar que en marzo de 1994 el señor Harp Helú fue secuestrado (por quienes inte…

¿De qué se sorprenden?

Cuando Fox andaba de campaña, de manera campirana, de forma común, en un lenguaje entendible nos dijo que los hombres del gobierno no eran dioses, los llamó rateros, les dijo víboras, los comparó con tepocatas (que para los que no lo sepan son las crías del renacuajo); su florido lenguaje lo hizo ser gracioso y hasta le ganó adeptos, pero su suprema ignorancia de la historia y hasta de temas comunes, nos permitió a nosotros poder decirle estúpido; Fox al hacer descender a los otros se hizo vulnerable a él mismo.
Cuando formó el gabinetazo, había entre sus integrantes algunos que ni su nombre sabían escribir, les platico de un subsecretario que se llamaba Oscar (y cuando se lo pronuncié me dijo no: Óscar (pues entonces hay que ponerle acento) también de un Director General que sus apellidos eran Ortíz Ortíz y cuando le explicabas que no iban tildados, te respondía que no era ideota (así)
En 2004 una secretaria (de ese gabinetazo) se jactaba de haber permanecido toda la noche esperando…